Ciudad

El próximo es el 21 de agosto

De Copas y Brochas: llegaron a la ciudad los encuentros de arte para no artistas

Se trata de una propuesta que nació en Buenos Aires, siguió en Córdoba y este año llego a la ciudad y también a Neuquén. La idea es simple y llamativa: ir a un bar, tomar una copa de vino, escuchar a un artista y ponerse a pintar


Agregar una actividad artística a la clásica salida a un bar con amigos: así nació la propuesta De Copas y Brochas que llega a Rosario, una vez más, el próximo 21 de agosto. Se trata de encuentros de arte “para no artistas” en los que los participantes toman una copa de vino mientras un pintor invitado da una clase magistral. Lo mejor está después: los asistentes son alentados a generar sus propias creaciones plásticas.

Será el tercer encuentro de este tipo que se hace en Rosario, y este año el anfitrión es Belgrano Café. Allí estará el artista plástico, arquitecto y muralista Feli Punch. El ingreso es con cupo limitado, porque la capacidad del local es de entre 30 y 40 personas.

Los encuentros De Copas y Brochas arrancaron hace tres años en Buenos Aires. Se invita a un bar y mientras los interesados disfrutan de una copa de vino, un pintor invitado ofrece claves sobre su arte. La segunda edición tuvo a Córdoba por sede, y en este 2019 serán dos las ciudades que alojan la propuesta: además de Rosario, Neuquén.

De la mano de dos amigas, la artista Anne Gabillot y la arquitecta Belén Casiello, los encuentros comenzaron a realizarse en la ciudad. “El eslogan es un encuentro de arte para no artistas, puede asistir cualquier persona que quiera pasar un rato diferente a hacer algo que nunca hizo, como por ejemplo pintar”, contó Anne.

El evento se realiza principalmente en bares. Dura tres horas y hay que abonar 900 pesos con los que se cubre la master class, la copa de vino y los materiales para la propia obra: atril, bastidor, paleta de pintura, camisa de pintor, lápices y fibrones, entre otros insumos.

“Le damos todos los materiales y una copa de vino. El artista invitado propone una consigna y cada uno de los asistentes produce una obra propia”, resumió la joven artista rosarina.

Una salida diferente

La propuesta se muestra como algo innovador que suma adeptos y ahora llega a Rosario. En lugar de ir a una muestra donde hay una distancia entre el artista y su obra, es un espacio que se ofrece más cercano. “Es un ambiente súper informal, la dinámica es muy buena y relajada. Va gente que sabe pintar y gente que nunca en su vida agarró un pincel”, aclaró Gabillot y siguió: “El artista ayuda a romper con la hoja en blanco, da algunas herramientas para animarse y comenzar a pintar”.

Sobre Anne Gabillot

Anne es rosarina, tiene 29 años y es diseñadora gráfica y licenciada en diseño de comunicación visual.

Desde hace muchos años que pinta y comenzó a generar sus propios contenidos  y sus proyectos.  Además de la realización de cuadros se animó a los murales. “Es un desafío muy grande de pasar de la hoja a la pared, pero me interesa mucho los espacios enteros con mi obra”, reconoció.

En 2018 realizó una intervención en el Pasaje Pan ubicado en Córdoba al 900 llamado “Los jardines nos miran”. Una obra que se puede apreciar desde planta baja como desde el primer piso. Este año participó del Festival Triángulo en Rouillón y bulevar Seguí donde con ayuda de un asistente crearon un mural de 13 por 8.5 metros. Además ha realizado trabajos de murales para empresas privadas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios