Ciudad, Edición Impresa

Acumulado

De basural a nuevo espacio verde

El municipio y los vecinos del barrio San Martín A, en la zona sur, limpiaron y hermosearon un terreno de 70 metros que era mal usado para tirar desperdicios que complicaban la circulación y tapaban los desagües cuando llovía.


Esta semana la comunidad del barrio San Martín A, en la zona sur de la ciudad, celebró la recuperación de un espacio público que era usado como basural. En cambio, desde hace semanas que sirve como lugar de ensayo para la comparsa del barrio, la Rosario Do Samba, que este domingo fue anfitriona del Carnaval barrial 2017. Entre la vecinal, el municipio y hasta los alumnos de la escuela lindera al predio pusieron en valor el terreno. En 2016 se lograron recuperar 7.500 metros cuadrados de espacio público en 39 lugares antes destinados a arrojar desperdicios indiscriminadamente. En total, se retiraron 1.762 metros cúbicos de basura.

Basura en colores

Vanina Morales es una de las directoras de la comparsa Rosario Do Samba, que tiene 90 integrantes y defenderá esta temporada estival el “campeonato” ganado en los concursos del 2016. Hace 7 años que trabajan en producir los atuendos, armar las coreografías y poner a tono los ritmos para desfilar. En las últimas semanas los murgueros tomaron al terreno de 70 metros de la esquina de España y Piedras para ensayar. “La idea es sumar a toda la familia, desde los más niños hasta los más grandes, cada uno desde su lugar”, explicó Morales mientras daba inicio a la práctica. Lo cierto es que a mitad del año pasado hubiera sido imposible disfrutar de ese espacio ya que, según contaron los vecinos, no se podía caminar por la basura que había. Acumulada hasta complicaba inundando la calle al tapar los desagües. “Los esperamos a todos en el barrio”, invitó Vanina a la jornada de Carnaval barrial 2017 que se celebró ayer. En los planes del conjunto está presentarse en Bigand, Villa Amelia, Roldán, y poder soñar con llegar hasta Rafaela o Corrientes.

Detrás de donde ensaya la comparsa está el mural pintado por los alumnos de la Escuela Nº 1.172 Paul Harris, que está al lado del terreno. En diciembre, y como final de las jornadas de limpieza que permitieron la recuperación de ese espacio público, metieron diseño, pintura y broche a las paredes. “La experiencia con los chicos fue muy buena y se vincula con los proyectos que tiene la escuela en el barrio. Esperamos que repercuta en la gente y podamos cuidar el lugar entre todos”, contó Beatriz Orlandini, vicedirectora de la institución.

Ejemplar

“Esperamos que esta sea una experiencia que se pueda replicar en otros lugares, en el resto de la ciudad”, explicó Juan Pablo Mancini, presidente de la Asociación Vecinal San Martín A. El vecinalista se refirió a los trabajos en conjunto con la comunidad que tuvieron el apoyo logístico de la Dirección de Higiene Urbana, el Área de Servicios Urbanos del Distrito Sudoeste y la coordinación de la Dirección de Educación Ambiental en las actividades con los alumnos de la escuela.

Una política ambiental sostenida

Según afirmaron desde la Municipalidad de Rosario, la erradicación de basurales y minibasurales es uno de los ejes de acción de la Secretaría de Ambiente y Espacio Público. En 2016 se lograron recuperar 7.500 metros cuadrados de espacio público. En total, fueron 39 los puntos que se lograron limpiar para poner a disposición de los vecinos, de los que se retiraron 1.762 metros cúbicos de basura. La secretaría de Ambiente y Espacio Público sostuvo: “En este proceso trabajamos y conversamos junto a los vecinos para cuidar estos espacios públicos que se ponen nuevamente en valor. Es muy importante su colaboración para evitar la formación de estos minibasurales”.

La provincia busca armar consorcios para evitar los basurales a cielo abierto

La erradicación de los basurales a cielo abierto, particularmente aquellos que se encuentran a la vera de la autopista Rosario-Santa Fe, es uno de los objetivos del gobierno de la provincia. En este sentido, la creación de consorcios regionales de gestión de residuos tiene como fin que las localidades trabajen en conjunto para la correcta disposición de la basura. Hasta el momento se han conformado 22 consorcios regionales de gestión integral de residuos. Además, durante 2016 se produjo el cierre y saneamiento de cuatro basurales a cielo abierto en todo el territorio provincial: Desvío Arijón, Maciel, Monje y Sauce Viejo.

Los basurales no sólo representan un riesgo de contaminación de las aguas subterráneas y superficiales, sino que los incendios que se generan en dichos lugares, además de la contaminación del aire, pueden ocasionar peligro de accidentes en las rutas. En Santa Fe está en vigencia la Ley provincial Nº 13.055, que prohíbe tanto la existencia de basurales a cielo abierto como la quema de residuos. El ministro de Medio Ambiente, Jacinto Speranza, indicó: “No es una cuestión fácil de resolver. Para solucionarla se debe trabajar junto a las localidades para encontrar soluciones a los inconvenientes que se plantean y la conformación de los consorcios resulta indispensable para lograr los objetivos”.

“Al problema de los residuos lo debemos resolver. Es necesario llevar adelante un proyecto que llegue a la gente y desarrollarlo con acciones en conjunto con la comunidad”, finalizó Speranza.

El subsecretario de Gestión Ambiental, Edgardo Seguro, afirmó que “si bien la eliminación de los basurales a cielo abierto es una determinación extrema ante la falta de respuesta de los gobiernos locales, la provincia lleva adelante un programa de inversiones, capacitaciones y asistencia técnica a los consorcios de Gestión Integral de Residuos (Girsu) ya conformados”. Según lo establecido en la Ley Nº 13.055, este programa apunta a la erradicación definitiva de basurales a cielo abierto por medio de la puesta en marcha de técnicas adecuadas de ubicación de residuos, y de la creación de instancias de capacitación y sensibilización en la temática ambiental.

“Los basurales a cielo abierto se encuentran al margen de la legislación ambiental y constituyen un grave riesgo vial para quienes transitan por la autopista. La gente ha tomado como práctica la quema de los residuos depositados para su reducción. Durante la noche y en combinación con bancos de nieblas, la situación se agrava”, expresó Seguro.

Comentarios