Edición Impresa, Política

Lesa humanidad

DD.HH: Rosario prepara para marzo un nuevo juicio oral

El jurado que dictará sentencia está integrado por Lilia Graciela Carnero, Francisco Miño y Carlos Villafuerte Ruzo.


Volver a empezar. El próximo 16 de marzo ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario comenzará un nuevo juicio oral por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. El Centro de Información Judicial transmitirá en vivo por internet.

En este marco, el tribunal que dictará sentencia está integrado por los jueces Lilia Graciela Carnero, Francisco Miño y Carlos Villafuerte Ruzo.

En tato, los imputados son Carlos Ulpiano Altamirano, Eduardo Dugour, Julio Héctor Fermoselle, Héctor Oscar Gianola, Daniel González, Ramón Telmo Alcides Ibarra, José Rubén Lo Fiego, Mario Alfredo Marcote, Lulio César Nast, Ovidio Marcelo Olazagoitía, José Carlos Antonio Scortechini, Ernesto Vallejo, Ramón Vergara y Eugenio Zitelli.

En el proceso se investigan los delitos de homicidio, privación ilegal libertad, torturas, abuso sexual y asociación ilícita, cometidos en perjuicio de 155 víctimas.

En este contexto, es preciso recordar que en julio pasado y reiterado en octubre, las abogadas de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Gabriela Durruty y Jesica Pellegrini, presentaron ante la justicia federal de Rosario un nuevo pedido de indagatoria y de detención para el ex capellán de la policía santafesina Eugenio Zitelli. Tras la recopilación de nuevos testimonios, la medida se extendió para otros 15 imputados en el marco del tercer tramo de la megacausa Feced (Feced III).

Como sea, esta causa, que en su momento fue elevada a juicio oral y no tenía fecha de inicio, ayer se confirmó que comienza el próximo 16 de marzo a las 9.

Aquella presentación intentaba acelerar los tiempos judiciales, que a luz de hechos logró: ponía de manifiesto cierta “demora preocupante”, según manifestaron las organizaciones de derechos humanos, de los juicios pendientes de lesa humanidad.

En su oportunidad, las abogadas querellantes, tras las declaraciones testimoniales brindadas por Enrique Grigioni, Martín Grigioni y Gustavo Actis entre diciembre de 2015 y mayo de 2016  dijeron: “los imputados en la causa deben ser indagados por los delitos sufridos por los nombrados”.

Con todo, el listado presentado por las querellantes está compuesto por 16 acusados, en tanto, el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Rosario reconoce 14. Es decir, Ricardo José Torres y Pedro Travagliante no figuran en el próximo juicio por privación ilegal de la libertad agravada por mediar violencia y amenazas, en concurso real con el delito de tormentos.

Para fundamentar el pedido de juicio, las abogadas Durruty y Pellegrini consideraron que es evidente la responsabilidad de los integrantes hasta ahora identificados de la denominada patota de Feced en sus respectivos cautiverios.

“En muchos de los casos identificados directamente por las víctimas mediante los alias utilizados en el centro clandestino, probados todos ellos por numerosísimos testimonios brindados durante los 122 cuerpos de la causa”, afirmaron las letradas.

Si embargo, el caso más brutal es de Zitelli, el capellán de la policía entre 1964 y 1983.

En efecto, muchas de las víctimas del terrorismo de Estado que pasaron por el Servicio de Informaciones de la Jefatura de Policía de Rosario aseguraron que visitaba periódicamente el centro clandestino de detención que funcionó en el centro rosarino. En ese lugar ofrecía misa, confesiones y también entrevistaba a los detenidos.

El 8 de noviembre de 2011 Zitelli fue detenido, pero con la modalidad de prisión domiciliaria. El 11 de abril de 2012 recuperó su libertad previo pago de 50 mil pesos de fianza.

Según un informe de la querella, basado en testimonios de las víctimas, el ex capellán fue visto por víctimas alojadas en el Servicio de Informaciones con las que también mantuvo contacto.

En la presentación de las abogadas, le dedican un apartado al caso de Zitelli por su particular rol en la asociación ilícita dada su condición de sacerdote de la Iglesia católica.

También citan jurisprudencia en la materia la condena dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata en la causa Nº 2506/07 contra Christian Federico Von Wernich, en la que se brindaron valiosos elementos a fin de ponderar la responsabilidad que le cupo al ex capellán como miembro del aparato represivo y que resultan a todas luces enriquecedores en este caso.

Gils Garbó inaugurará la Delegación Rosario de la Procunar

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, inaugurará este jueves, como estaba previsto, la Delegación Rosario de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

La sede local de la Procunar es parte del trabajo articulado de la política criminal entre el Ministerio Público Fiscal (MPF) de la Nación, la Gobernación de la provincia de Santa Fe y el Ministerio Público de la Acusación santafesina, se informó.

La entrega de llaves, de las autoridades nacionales, se realizará a partir de las 12.30 en Corrientes 1672, 2° piso, donde funcionará la nueva dependencia judicial.

El acto contará con la participación del gobernador Miguel Lifschitz; del fiscal general Julio Alberto de Olazábal; de la fiscal coordinadora del distrito Santa Fe, Adriana Saccone; del titular de la Procunar, Diego Iglesias, y de magistrados y funcionarios federales del MPF.

La Delegación Rosario de la Procunar fue creada en octubre del año pasado por la procuradora Gils Carbó, el gobernador Lifschitz y el fiscal general De Olazábal durante una prolongada reunión concretada en la sede que el Gobierno de la provincia de Santa Fe cuenta en Rosario.

Allí, la titular del MPF recordó que desde el inicio de su gestión impulsó un proceso de modernización del organismo tendiente a mejorar la persecución penal y que aborde de una manera inteligente los obstáculos “que impone la ley cuando asigna jurisdicciones y que en algunos casos la realidad no respeta”.

Comentarios