Coronavirus, País

Sin producción esencial

Dánica cerró las puertas de su planta en Lavallol para no reincorporar a trabajadores despedidos

El Ministerio de Trabajo había dictado la conciliación obligatoria luego de que despidieran a cinco trabajadores. Este lunes se encontraron con las persianas bajas y un cartel que informaba el cierre "hasta nuevo aviso"


La firma Beltrán decidió cerrar “hasta nuevo aviso” su planta de Dánica en Lavallol luego de despedir a cinco empleados la semana pasada. Lejos de acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, decidieron iniciar un lock out patronal bajando las persianas.

“El lunes llegamos a la planta y nos encontramos con un candado en la puerta y un papel pegado que decía que cerraban hasta nuevo aviso. Esto no tiene sentido, porque esta es una empresa de producción esencial”, afirmó a radio El Destape el trabajador de Dánica y secretario de acta de Sindicato de Aceiteros de Capital, Carlos Brito.

Según indican los empleados, la empresa adeuda el pago de un bono de 52 mil pesos, recomposiciones salariales y aportes previsionales. Esta nueva tanda de despidos es la continuidad de un conflicto laboral que comenzó en mayo de 2019.

Después de los últimos cinco despidos, el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires tomó cartas en el asunto y dictó la conciliación obligatoria. De esta manera Avex Dánica Llavallol debía reincorporar a esos trabajadores a sus tareas habituales previas al conflicto colectivo.

Pese a esto, los propietarios de la planta decidieron cerrar sin previa comunicación a sus trabajadores. Para esta determinación tampoco tuvieron en cuenta que el rubro fue declarado esencial durante el aislamiento preventivo y obligatorio por coronavirus en Argentina.

A través de un comunicado de prensa, el Sindicato de Aceiteros, que representa a los trabajadores de la planta Dánica, manifestaron: “Mientras somos millones de argentinas y argentinos los que estamos realizando enormes esfuerzos solidarios para combatir una pandemia global y defender la salud y la vida, el Grupo Beltrán pone en riesgo a los trabajadores al incumplir los protocolos de la Emergencia Sanitaria, ignora la vigencia del Decreto 329/2020 que prohíbe despidos y suspensiones por 60 días e incumple con un Lockout la Conciliación Obligatoria del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, burlándose del sacrificio de todo el pueblo argentino”.

Por último, desde el gremio concluyeron: “Las autoridades competentes deben arbitrar por los medios necesarios el cese del accionar ilegal de la patronal, garantizar la reincorporación de los trabajadores despedidos, la plena vigencia de los derechos laborales y el resguardo de la integridad psicofísica y la vida de las trabajadoras y trabajadores”

Comentarios