Edición Impresa, Gremiales, Región

sueldo amarrado

Cumple una semana el paro en los puertos de la región


El paro por tiempo indeterminado que involucra más de 4 mil trabajadores tercerizados de las terminales portuarias del cordón industrial del Gran Rosario cumple hoy una semana sin que haya prosperado ninguna negociación sobre el reclamo de aumento salarial. “Nada. No hay nada”, marcó ayer el titular de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, desde la carpa que mantenían los trabajadores en huelga en Puerto Cabotaje, en la desembocadura del arroyo San Lorenzo en el río Paraná. En ese marco, una información que daba cuenta sobre un despliegue de efectivos de Gendarmería en proximidades de las instalaciones afectadas por la medida de fuerza fue rotundamente desmentida a este diario tanto por la fuerza de fronteras como por el propio dirigente cegetista. Al cierre de esta edición, a esa versión se sumaba otro trascendido por parte del portal PuntoBiz: que era inminente el dictado de la conciliación obligatoria por parte el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La medida de fuerza arrancó el pasado miércoles 13 en reclamo de una actualización del Convenio Copa, que establece el básico para trabajadores del Complejo Oleaginoso Portuario Agroexportador que están por fuera de la paritaria de los Aceiteros. El haber, que opera como un salario mínimo regional, está fijado en 19.000 pesos desde 2016, y el reclamo es llevarlo a 27.000, un 42 por ciento de suba.

La pelea salarial involucra a trabajadores de los gremios de Portuarios, Marina Mercante, Camioneros, Patrones y Oficiales Fluviales, Vigiladores, Recibidores de Granos, Carga y Descarga e incluso de Gastronómicos y Empleados de Comercio que prestan servicios en los 21 puertos y terminales entre San Lorenzo y Timbúes. Sin respuesta al reclamo ni contraoferta alguna por parte de las patronales, todos los gremios decidieron ir a la huelga cuando la oficina regional del Ministerio de Trabajo de la Nación se desentendió y giró las actuaciones a Buenos Aires, según marcaron fuentes gremiales.

Desde entonces, al menos 80 buques permanecen virtualmente inmovilizados en zonas de amarre en la región hasta el Río de la Plata, a la espera de poder ingresar a los puertos de carga. En ese marco, la versión sobre una movilización de fuerzas federales aparecía atada a la supuesta contratación de personal temporario para reactivar las operaciones portuarias. Pero desde Gendarmería la desmentida fue tajante: “No se enviaron refuerzos ni hay ningún despliegue especial. Los efectivos que cumplen funciones en el cordón industrial lo hacen en el marco del operativo Cosecha Segura”, explicó el jefe de la Región VIII de la fuerza, comandante Claudio Brillioni.

El programa al que hizo referencia se presentó el pasado 13 de abril, cuando la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, junto al ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, funcionarios de Transporte de ambas administraciones y mandos de Gendarmería Nacional y Prefectura Naval, dieron detalles sobre un diagrama para proteger a transportistas y camioneros de hechos delictivos y organizar la llegada de camiones a las terminales portuarias, que se transforma en un problema a escala regional cada año, después de la cosecha gruesa.

La misma percepción transmitieron a este diario fuentes gremiales, que destacaron que la medida de fuerza se cumplía en forma pacífica y sin ningún tipo de tensión con los uniformados.

Con todo, el conflicto ingresará ahora en una etapa diferente de confirmarse el dictado de la conciliación, que obligaría a miles de trabajadores a volver a sus puestos, si es acatada.

Comentarios