Ciudad, Edición Impresa

En alerta

Cuidados extremos

Desde Salud admitieron que la provincia atraviesa en este momento por el período de máxima circulación de infecciones respiratorias.


El Ministerio de Salud de Santa Fe informó que la provincia está atravesando el período de máxima circulación de infecciones respiratorias en alta demanda y con incremento en consultas e internación en los centros de salud. Así lo destacó la directora de Promoción y Prevención, Andrea Uboldi, al indicar que “en niños pequeños, las infecciones más frecuentes son producidas por virus sincitial respiratorio (VSR), adenovirus e influenza y gripe en una de sus tres variedades: gripe A, mientras que en niños mayores, adolescentes y adultos ambulatorios, internados graves y/o fallecidos con cuadro compatible con gripe, es semejante a A”.

Con respecto a influenza o gripe, recordó que “produce un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que en algunas personas con factores de riesgo puede motivar internación y gravedad, teniendo en cuenta que los pacientes que han fallecido pertenecían a grupos de riesgo y no estaban vacunados”.

Desde la cartera sanitaria se solicita a la población que “si la persona es sana, no concurra a vacunarse a efectores públicos para posibilitar que los grupos de riesgo reciban la vacuna antigripal para ayudarlos a estar más protegidos”.

Las siguientes recomendaciones deben ser tenidas en cuenta si alguien en la casa, escuela o trabajo estuvo en contacto con alguien que ya fue diagnosticado:

Evitar estar cara a cara con la persona enferma. Cuando cargue un niño pequeño que está enfermo, ponga el mentón del niño sobre su hombro para que no tosa en su cara.

Consultar al equipo de salud que asiste al paciente sobre cualquier cuidado que pueda ser necesario, especialmente si la persona está embarazada o tiene una afección médica crónica (diabetes, enfermedades cardíacas, asma, trastornos de las defensas).

Mantener a la persona enferma alejada de otras tanto como sea posible, especialmente de aquellas que tienen alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.

Asegurar de que todos los miembros del hogar se laven las manos con frecuencia, utilizando agua y jabón o algún desinfectante para manos a base de alcohol.

Revisar que aquellos que pueden padecer complicaciones por pertenecer a grupos de riesgo hayan recibido este año la vacuna antigripal.

Comentarios