Policiales

Violencia institucional

Cuatro Plazas: caen ocho policías por apremios

La Fiscalía ordenó detener a uniformados de la Policía de Acción Táctica y del Comando Radioeléctrico por el caso de los siete jóvenes golpeados el viernes pasado en barrio Belgrano.


La fiscal de la Unidad de Violencia Institucional Karina Bartocci dispuso este miércoles la detención de ocho uniformados de la Policía de Acción Táctica (PAT) y del Comando Radioeléctrico, quienes fueron identificados tras participar en la detención, las lesiones y los vejámenes que sufrieron el fin de semana siete amigos que estaban reunidos en las Cuatro Plazas (Mendoza y Provincias Unidas), en barrio Belgrano. Voceros judiciales indicaron que aún falta apresar a una policía de la PAT y agregaron que este jueves los siete uniformados –entre los que se encuentra una mujer– tendrán la audiencia imputativa por los delitos de apremios ilegales, falsificación de acta, incumplimiento de deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

El viernes pasado a las 4 de la madrugada, siete amigos vivieron una pesadilla cuando la Policía los detuvo sin causa en las Cuatro Plazas, donde estaban sentados después de comer un asado. La peor parte se la llevó un técnico electrónico de 22 años, a quien lo golpearon hasta desfigurarlo, le cortaron las rastas que tenía hasta la cintura con un cuchillo y le dispararon con munición antitumulto en las pantorrillas cuando intentó escapar de los golpes y los culatazos. También uno de los policías le apuntó con su arma reglamentaria, pero se frenó ante los gritos del resto de los pibes, quienes también recibieron golpes.

A la única chica que había en el grupo le dijeron que era la puta del barrio, la insultaron hasta cansarse haciendo gala de su capacitación en género.  Los jóvenes estuvieron desde las 4 de la madrugada hasta las ocho de la noche del viernes esposados en la comisaría 14ª. La detención cesó cuando la defensora oficial Maricel Palais llamó al fiscal Fernando Dalmau, quien en ese momento intervino.

Voceros judiciales indicaron que el fiscal recibió la notificación de la detención de los jóvenes a las 9 de mañana por resistencia a la autoridad, o sea cinco horas después de producida. Dalmau ordenó la averiguación de antecedentes. “Cerca de las 14, el fiscal recibió la información por parte del Servicio Público de la Defensa que los jóvenes habían sido golpeados y que hacía tiempo estaban detenidos –desde las 4 de la madrugada–. Ante esta situación, dio intervención a Asuntos Internos y puso en conocimiento a su par Karina Bartocci”, describieron fuentes de Fiscalía.

En ese momento, Bartocci ordenó el secuestro de documentación, libro de guardia de la comisaría 14ª de Marcos Paz 6650, identificación del personal de la seccional que intervino en el hecho y los uniformados que estaban en la seccional en ese momento, señalaron las fuentes, para agregar: “Una vez que fueron constatadas las lesiones se les otorgó la libertad”.

El viernes, los jóvenes hicieron una presentación en un Centro Territorial de Denuncias (CTD) por las lesiones. También intervino la abogada de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos Julia Giordano, quien acompañó las denuncias en Asuntos Internos. Y el sábado por la mañana, las víctimas fueron al Instituto Médico Legal, donde les constataron las lesiones. “Estaban todos golpeados y con las marcas de las esposas en las muñecas”, aseguró entonces Giordano.

Este miércoles al mediodía, las víctimas declararon en ante la titular de la Unidad de Violencia Institucional. Tras el relevamiento de los testimonios, Bartocci dispuso la detención inmediata de los ocho efectivos, indicaron desde Fiscalía.

Estos voceros judiciales aclararon que los resultados de las medidas ordenadas de la fiscal no arrojaron la identificación de personal de la seccional 14ª como responsables de los apremios sobre los jóvenes. Aunque aclararon que “hay medidas en reserva en desarrollo para corroborar el rol del personal de la comisaría en el hecho”.

Los policías detenidos, al cierre de esta edición, eran siete. Tres son agentes del Comando – entre los que se encuentra una mujer– y cuatro uniformados que desempeñan funciones en la PAT. “Una mujer de Acción Táctica resta ubicar su paradero y proceder a su detención”, señalaron fuentes judiciales para agregar que la imputación se llevará adelante este jueves, por los delitos de apremios ilegales, falsedad ideológica, incumplimiento de deberes y abuso de autoridad.

Si te gustó esta nota, compartila