Mundo

Sangriento ataque

Cuatro muertos en un tiroteo en un banco en Estados Unidos

El alcalde de Cincinnati, John Cranley, dijo que el tiroteo podría haber dejado un saldo de víctimas "mucho peor" de no haber sido por la respuesta rápida de los agentes de policía en el área.


Foto: Voz de América

 

Cuatro personas, entre ellas el atacante, murieron este jueves en un tiroteo que se registró en un banco de Cincinnati, Ohio (norte de Estados Unidos), informó el jefe de policía de esa ciudad en conferencia de prensa.

“El atacante está muerto”, indicó Eliot Isaac, jefe de la policía de Cincinnati, precisando que el hombre ingresó al banco por el sector de entregas antes de penetrar al vestíbulo de entrada donde varios policías lo enfrentaron. Cinco personas resultaron heridas, de las cuales tres murieron, añadió.

El incidente ocurrió después de las 09H00 hora local (13H00 GMT) en el lobby y el muelle de carga del edificio de 30 pisos del Fifth Third Bank, en el distrito comercial del centro de la ciudad.

“Un individuo ingresó al área de carga, comenzó a disparar”, dijo Isaac.

“Al menos tres o cuatro de nuestros agentes se enfrentaron con el sospechoso”, añadió.

Tres personas murieron a causa de sus heridas y otras dos permanecen hospitalizadas.

La identidad o el motivo del tirador no fueron revelados.

El alcalde de Cincinnati, John Cranley, dijo que el tiroteo podría haber dejado un saldo de víctimas “mucho peor” de no haber sido por la respuesta rápida de los agentes de policía en el área.

“Aparentemente estaba disparando a víctimas inocentes”, dijo Cranley. “La policía estuvo allí en cuestión de segundos, literalmente”.

Un testigo no identificado, trabajador de la construcción, dijo a la señal de televisión WLWT que escuchó al menos seis disparos antes de que llegara la policía.

“Acabo de ver gente saliendo corriendo del edificio”, dijo el testigo. “Hay hombres vestidos con traje tirados en el suelo, escondidos detrás de macetas grandes”, precisó.

La torre de oficinas donde ocurrió el tiroteo permaneció cerrada más de una hora después del incidente, mientras la policía revisaba el edificio.

“Hubo un acto sin sentido de violencia armada en las calles de Cincinnati esta mañana”, escribió en Twitter el gobernador de Ohio, John Kasich.

“Felicito a las fuerzas del orden público, bomberos y personal de emergencias médicas que respondieron rápidamente y comparten mis más profundas condolencias con las víctimas inocentes de este ataque violento”, añadió.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios