Policiales

Guerra territorial y muerte

Cuatro condenados por el crimen de un albañil a quien le robaron el auto para atacar un búnker rival

En una lucha territorial por el control del narcomenudeo en Villa Gobernador Gálvez se produjo un robo de un auto. Una de las víctimas intentó evitar que se lo llevaran y recibió un tiro en el abdomen y lo mataron

Fiscal del caso Marisol Fabbro

Cuatro hombres, entre ellos Daniel “Gordo” Noguera, fueron condenados tras un juicio oral y público por un robo planificado desde la cárcel que terminó en el crimen de Cristian Martín Gómez, cometido en mayo del 2019. El objetivo del grupo era conseguir un auto para atacar un bunker de su rival Ariel “Jerry” Gaeta, en el marco de una lucha territorial. El tribunal que presidió el debate a cargo de Román Lanzón, Nicolás Vico Gimena y Gustavo Pérez de Urrechu resolvió condenar a prisión perpetua a los autores del atraco que terminaron en el homicidio de la víctima que intentó evitar que se llevaran el auto y 15 años de cárcel para los instigadores del robo, quienes tenían como objetivo ser utilizado en un ataque armado contra una banda rival.

Según la teoría fiscal, Fernando Gómez Miqueas estaba detenido en la Unidad Penal 11 de Piñero y se comunicaba telefónicamente con Héctor Daniel “Gordo” Noguera, domiciliado en Villa Gobernador Gálvez, para cometer otro delito contra una banda rival. El objetivo era atacar a tiros un lugar de venta de drogas que pertenecía a Jerry Gaeta, luego asesinado, para lo que necesitaban un auto.

Para las fiscales Mariangeles Legar y Marisol Fabbro estos dos hombres  fueron los instigadores del robo que fue perpetrado por tres personas, uno de ellos menor de edad que terminó condenado en el fuero de menores por el hecho. A estas personas, Gómez Miqueas les ofreció entre 9 y 10 mil pesos para comprarle el auto robado y el Gordo Dany les dio las armas para que lo llevaran a cabo, contaron.

El Gordo Dani sumó otra imputación como instigador en el marco del crimen de Cristian Gómez

El crimen

El 24 de mayo de 2019 Cristian Gómez  junto a su hijo Facundo y su cuñado Silvio G., descargaban bolsas de cemento de su auto Fiat Palio gris en la puerta de la casa ubicada en Edison al 200, de Villa Gobernador Gálvez. Los asaltantes los sorprendieron y los amenazaron. Una de las víctimas recibió un disparo y quedó tendido en el lugar.

Los ladrones exigieron la entrega de la llave del Fiat Palio, se subieron y arrancaron. Cristian Gómez los corrió intentando evitar que se llevaran el coche y le pegaron un tiro que le impactó en el abdomen. Murió poco después en el hospital Provincial mientras que su cuñado fue internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y logró recuperarse.

Tras el hecho los instigadores del robo del auto dieron directivas a los ladrones para entregar el Palio en Pérez y esconderse. El coche fue detectado las madrugada siguiente, unas seis horas después, en avenida Francia y Uriburu y se inició una persecución que terminó con el abandono del auto en avenida Circunvalación, en su interior había un arma de fuego calibre 9 milímetros que se determinó luego, a través de peritajes, que fue la utilizada en el crimen de Gómez.

El cuarteto terminó imputado por el hecho y este mes fueron sometidos a un juicio oral y público. Héctor Daniel “Gordo” Noguera y Fernando Gómez Miqueas fueron condenados a 15 años de prisión por el delito de robo calificado en calidad de instigador. A este último se le unificó la sentencia con una condena previa del fuero federal por lo que deberá purgar 20 años de cárcel y pagar una multa.

Mientras que Leandro Gutiérrez y Rodrigo Cresta fueron condenados a prisión perpetua por homicidio criminis causa agravado por uso de arma de fuego tentado y consumado, robo calificado por arma de fuego y  portación.

Tras conocerse las condenas, la fiscal Fabbro brindó declaraciones a la prensa y explicó que el robo del auto que terminó con el crimen de Cristian Gómez fue la antesala del homicidio de Jerry Gaeta. Dijo que los acusados son gente que se dedican a la venta de estupefacientes en la zona de Villa Gobernador Gálvez, grupo enfrentado al de Jerry Gaeta, quien fue asesinado junto a su cuñado en agosto de 2020. En esa investigación se acreditó, incluso por el testimonio de su propia hija, que este hombre se dedicaba a la venta ilegal de estupefacientes, dijo la fiscal.

Una treintena de allanamientos y cuatro demorados por el crimen de Jerry Gaeta

Fabbro explicó que desentrañó el crimen de Gómez porque uno de los ahora condenados tenía la línea de teléfono intervenida diez días antes, tras el pedido de tres fiscales. Cresta era investigado por una cantidad de fotos que subía a las red social Facebook portando armas de fuego y estaban determinando si había participado en distintas balaceras que se venían cometiendo en aquel momento.

De esa evidencia surgen las conversaciones entre Noguera y Gómez, quienes le encargaron a un menor de edad, Natanael que fue condenado por la Justicia de Menores,  a Gutiérrez y a Cresta el robo de un vehículo para tirotear el búnker de Jerry.

Comentarios