Ciudad, Edición Impresa

CENTRO DE ASESORAMIENTO SOCIAL

Cuando no hay otra opción que endeudarse para poder alquilar

El 40% de las consultas en la oficina local del inquilino está vinculado con los créditos que otorga el Banco Municipal.


La nueva oficina municipal de atención al inquilino recibió más de 5 mil consultas en los primeros cuatro meses de funcionamiento. En ese marco, el dato más saliente es que el 40 por ciento se acercó para informarse sobre los trámites de acceso a los créditos que otorga el Banco Municipal, lo que deja al descubierto las dificultades y el alto costo que existe a la hora de salir a rentar o renovar un inmueble. Según la Cámara de Empresas Inmobiliarias de Rosario (Cadeiros), un tercio de la población vive en casa que no le pertenece.

El Centro de Asesoramiento Social en Alquileres funciona en Paraguay 156 desde fines de septiembre, bajo la órbita del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat (SPVyH).

Según el municipio, ya se atendió a más de 5.400 personas en el lugar.

“Las consultas son de gente que se acerca hasta las oficinas; otras lo hacen a través del teléfono –muchas veces son citadas y entrevistadas luego en el propio centro– y también recibimos correos electrónicos”, sostuvo Gustavo Álvarez, responsable del organismo.

El funcionario indicó que el 40% de las visitas están relacionadas con los créditos que hace meses comenzó a otorgar el Banco Municipal a través del programa Hoy Alquilo. La flamante iniciativa ofrece una financiación de hasta 25.000 pesos a pagar en 12 cuotas a tasa subsidiada a través de la entidad crediticia  estatal.

El banco ofrece hasta 25 mil pesos en 12 cuotas.

En el municipio admitieron que el dato deja en total evidencia  las dificultades y el alto costo que hay que abonar a la hora de salir a rentar o renovar un inmueble en un vasto sector de la población local.

“Muchas de las consultas son de personas que no tienen facilidad para contar con el dinero necesario para afrontar todos los gastos que devienen de un contrato de alquiler, o renovación, que van desde el depósito, el pago de la comisión, el canon por averiguación de garantías, sellados y la propia mudanza”, comentó Álvarez

Según un reciente informe realizado por la Concejalía Popular, para ingresar a vivir a un departamento de un dormitorio hay que contar, por lo menos, con 14 mil pesos en la mano.

El trabajo tomó como eje un alquiler de 3.800 pesos mensuales. A ese número hay que sumarle un 5% de comisión de la inmobiliaria al inicio del contrato y sobre el volumen total del mismo (24 meses), más IVA, lo que equivale a $5.500; $3.800 del depósito de garantía (equivalente a un mes de renta); $1.000 de sellado; y los $3.800 del primer mes de alquiler.

Las otras consultas

A la par, el municipio reveló que un 35% de las consultas en la oficina ubicada en calle Paraguay tiene que ver con dudas jurídicas, por los cuales se brinda asesoramiento de manera gratuita. Y el resto es en relación con las garantías para presentar a la hora de alquilar, algo que también ofrece el Banco Municipal de Rosario.

“Hay que destacar el sostenido crecimiento de las consultas en el poco tiempo que tenemos funcionamiento”, remarcó Álvarez. Y, en ese sentido, valoró que son muchos los inquilinos que se acercan para evacuar dudas relacionadas con los contratos de alquiler. “La mayoría de esas visitas se hace antes de renovar o de firmar un contrato, lo que demuestra una valoración de este espacio”, sostuvo.

En torno de cómo fueron evolucionado las consultas, Álvarez  mencionó que las primeras semanas de atención estuvieron más vinculadas con los créditos que otorga el Banco Municipal, pero con el correr de los meses se multiplicaron los planteos sobre temas relacionados con garantías y asesoramiento legal.

“En este espacio se brinda asesoramiento y asistencia. Mucha gente viene con preguntas vinculadas con la redacción de los contratos, cláusulas no muy claras o que podrían perjudicar al inquilino (algunos de ellos de vieja data). Luego de hacer las correcciones suele darse que vuelven con otras dudas o para contar cómo les fue”, relató el titular de la oficina local.

Tasa al ocioso

Sebastián Artola, titular de la Defensoría del Inquilino y autor de proyectos de ordenanzas locales para crear una “defensoría pública del inquilino” y una “tasa al inmueble ocioso”, cuestionó a la nueva oficina municipal “por no pasar del plano del asesoramiento”. Según Artola –en base a relevamientos propios–, los principales problemas que deben afrontar hoy los inquilinos son el mal estado en que se encuentran los inmuebles, el constante incremento en los alquileres y las dificultades para acceder a las garantías propietarias.

Para tener en cuenta

En base a las consultas recibidas en estos cuatro meses, desde el Centro de Asesoramiento Social en Alquileres recomiendan a los inquilinos leer con detenimiento los contratos; no firmar documento alguno sin leer, por más que sea una renovación y en apariencia sea el mismo contrato que el anterior; no quedarse con dudas; consultar con algún profesional o acercarse hasta las oficinas ubicadas en Paraguay 156. Y una vez que se ocupe la vivienda, controlar si está todo en orden y, en caso que no sea así, registrar los inconvenientes y hacer el reclamo correspondiente en el menor tiempo posible.

“Si bien los contratos son entre privados y la Municipalidad no puede regular el mercado inmobiliario, sí puede darle una mano a quien quiere alquilar”, manifestó Álvarez.

Comentarios