El Hincha, Rosario Central

Panorama auriazul

“Cuando ellos decidan si quieren que siga siendo el técnico, nos sentaremos a charlar condiciones”

El Kily González auriazul negó la versión sobre una supuesta negociación con la dirigencia por la renovación de su contrato como entrenador, que finaliza el próximo 31 de diciembre. Y sin que fuera la intención, puso en duda su continuidad en el cargo


No ocultó su enojo. Todo lo contrario. Cristian González hizo una fuerte autocrítica tras la derrota sufrida el domingo último ante Unión en Santa Fe. El técnico de Rosario Central, que este martes charló con la prensa en conferencia de manera presencial en Arroyo Seco, calificó el traspié ante los tatengues como “una de las peores presentaciones” de su ciclo en el club de Arroyito, que ya acumula 55 encuentros.

Además, durante la extensa charla con los periodistas, el Kily mostró preocupación por los reiterados errores defensivos que viene cometiendo su equipo. Y también, aunque tal vez sin que fuera la intención, puso en duda su continuidad en el cargo al señalar en reiteradas oportunidades la frase: “Si me tengo que ir de Central, me iré”.

El DT auriazul también aprovechó la oportunidad para negar una versión periodística sobre una supuesta negociación con la dirigencia por la renovación de su contrato como entrenador, pero condicionada al rearmado de su cuerpo técnico. El vínculo de Kily con Central finaliza el próximo 31 de diciembre. Y hasta ahora solo hubo contactos informales por una posible continuidad en el cargo.

-¿Qué autocritica haces del desempeño que tuvieron el domingo en la derrota ante Unión?

-Ante Unión el equipo no estuvo bien, jugamos uno de los peores partidos de mi etapa como entrenador, ya lo charlé con los jugadores y se hizo mucha autocrítica. Fue una charla hermosa, no hay nada más lindo que hablar cara a cara con los jugadores. Pero esto es fútbol y tenemos que seguir, hay que tratar de corregir errores que se vienen repitiendo, levantar la cabeza, y prepararnos para jugar el viernes contra Defensa y Justicia. No nos salió nada. Nos hicieron un gol a los 20 segundos y eso cambió todo lo que habíamos planificado. El equipo no jugó bien en ningún sentido.

-Se te nota muy molesto, caliente.

-Es que no me gusta perder, y menos de la forma en que se dio ante Unión. Yo no dibujo situaciones, reconozco que se jugó mal y me hago cargo. Nos superaron prácticamente en todo y es algo que no puede volver a suceder. Pero acá no hay excusas. Este club obliga a muchas cosas, y hay que asumir el reto de ser protagonista donde sea. Ante Unión no estuvimos a la altura de lo que hacía falta para ese partido. Lo que hicimos fue malísimo. Pero eso no quiere decir que todo lo que habíamos hecho antes no sirve. Tampoco es así.

-¿Es cierto que estás negociando la renovación de tu contrato con algunas condiciones de rearmado del cuerpo técnico?

-No, no es totalmente mentira. Ese es otro tema que me molesta, cosas que pasan sólo en este club. En Central no se puede vivir sin que haya problemas, y uno lo sabe porque nació y creció acá. El plantel está comprometido con la idea de este cuerpo técnico. Ponen la cabeza por nosotros. Y eso es lo que me deja tranquilo. Ya me quisieron echar cuatro o cinco veces, a mí no me cambia nada lo que pase en el futuro. Si me toca irme, me iré. Y seguramente me dolerá porque amo esta camiseta y doy la vida por lo que hago, lo mismo que la gente que colabora conmigo. Por eso digo que como grupo estamos más fuertes que nunca. Es fácil tirar mierda desde afuera. Pero eso no nos afecta. Esta es mi casa y me juego muchas cosas acá. Estoy haciendo lo imposible por el bien del club. Y no me gusta que se digan cosas, con nombre y apellido, de los miembros de mi cuerpo técnico. Somos gente del club y amamos la camiseta de Central. No inventemos cosas que no son.

-Para renovar contrato como entrenador, ¿pondrías como condición que mantengan a tu actual cuerpo técnico?

-No voy a hablar de suposiciones. No hay nada concreto todavía. Cuando nos sentemos a charlar del tema con los dirigentes, plantearé las cosas que quiero. Cuando ellos decidan si quieren que siga siendo el técnico, nos sentaremos a charlar condiciones. Mientras tanto, no quiero hablar del futuro porque hoy no se sabe qué va a pasar.

Comentarios