Mundo

Brasil

Cruento enfrentamiento entre el ejército y narcotraficantes

El ejército estuvo al frente de los enfrentamientos en las favelas de Rio y en la vecina Niteroi. El espectacular operativo contó con más de 4.200 militares, que tuvo su primer baja desde que intervinieron en febrero de este año el estado carioca, y 70 policías.


Las operaciones militares y policiales en contra del narcotráfico en Rio de Janeiro dejaron este lunes al menos doce muertos, entre ellos un soldado, el primero que cae desde el inicio de la intervención militar en febrero pasado de este estado brasileño.

Cinco personas fueron abatidas en las favelas del Complejo de Alemao, la Maré y en el cercano barrio de Penha, en la violenta zona norte de la ciudad, durante una operación de 4.200 soldados, apoyados por 70 policías, informó el Comando Militar.

Entre el vaivén de comunicados, el comando confirmó que un militar del Ejército falleció “por heridas producidas por armas de fuego” en ese operativo y que otro fue hospitalizado “sin mayor gravedad”, mientras que una averiguación policial será abierta “para investigar las circunstancias”.

Este es el primer soldado que muere desde que el presidente Michel Temer decretó la polémica intervención militar del área de seguridad de Rio, que vive una ola de violencia desatada después de los Juegos Olímpicos de 2016, con tiroteos constantes entre facciones de narcotraficantes y choques entre éstos y la policía en las empobrecidas favelas.

Otros seis presuntos delincuentes fueron abatidos por la policía en la zona metropolitana de Niteroi, ubicada del otro lado de la bahía de Guanabara y unida a Rio de Janeiro por el famoso puente Rio-Niteroi, de 14 kilómetros de extensión.

Aparentemente, supuestos traficantes estaban regresando en dos autos robados de una fiesta en una de las favelas de la región, cuando decidieron robar otro vehículo, reportó la estatal Agencia Brasil.

La policía los cercó con un carro blindado en uno de los accesos del puente que conecta Río con Niteroi, donde hubo un intenso tiroteo que incluso alcanzó a un colectivo de pasajeros.

El Comando Militar a cargo de la seguridad de la segunda mayor ciudad de Brasil había informado más temprano que el objetivo del operativo era cercar las comunidades, quitar barricadas en las calles habitualmente colocadas por los traficantes, controlar vehículos y vecinos y atender denuncias especialmente sobre los grupos de narcotraficantes.

Analistas se vieron sorprendidos por la contundencia del operativo militar, ya que los soldados no suelen estar en primera línea de combate, sino apoyando a la policía.

“Es muy grave. Si hubiera confirmación de que las muertes fueron ejecutadas por agentes de las Fuerzas Armadas será un cambio preocupante en relación a lo que venía ocurriendo hasta ahora desde el inicio de la intervención”, dijo a la AFP la socióloga Silvia Ramos, coordinadora del llamado Observatorio de la Intervención del Centro de Estudios de Seguridad y Ciudadanía de la Universidad Candido Mendes.

“Los soldados del Ejército hacían parte de las operaciones, pero se cuidaban para no tener enfrentamientos directos y no haber bajas. Las Fuerzas Armadas no pueden entrar en esa lógica de los choques inútiles y las muertes inaceptables que dominan las prácticas de las policías de Rio”, manifestó Ramos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios