Ciudad, Edición Impresa

El joven condujo ebrio y mató

Críticas a la Justicia por dejar en libertad al ex jugador de Colón

El director de Tránsito del municipio y la titular de la ONG Compromiso Vial cuestionaron el abreviado para González Riaño.


Mónica Gangemi, titular de la Asociación Civil Compromiso Vial y el director de Tránsito, Gustavo Adda, cuestionaron el procedimiento abreviado del caso de Lautaro González Riaño, ex jugador de Colón, quien se fue libre tras aceptar condena a tres años de prisión. El muchacho manejaba borracho, evadió un control de alcoholemia, pasó un semáforo en rojo, y atropelló y mató a un joven de 20 años, Diego Torres, que iba en una moto, en agosto de 2016. Gangemi, mamá de Úrsula Notz, lo considera como “un fallo calamitoso” y además advirtió que la Justicia va en contra del trabajo cotidiano que realizan diariamente en seguridad vial desde la ONG que preside. En tanto, Adda aseguró: “No nos importa el otro y hay que revisar las cuestiones relacionadas con la reeducación vial”.

“La hipótesis es que la Justicia santafesina no quiere dejar establecida jurisprudencia de una condena efectiva para los homicidios de siniestros viales. En la causa de la muerte de mi hija (Úrsula Notz, que murió mientras viajaba con Matías Capozucca, en el caso conocido como Tragedia de Parque Norte) hicieron lo mismo. La fiscal Valeria Piazza (quien no estuvo de acuerdo con el abreviado) tenía en este caso todas las pruebas necesarias para abrir una causa donde fuera nominada como homicidio con dolo eventual. Tendría que estar preso porque se escapó de un control de tránsito, tenía alcohol en sangre, tenía todos los agravantes”, se lamentó la mamá de Úrsula.

Gangemi aseguró que la familia de la víctima, entre el dolor y la tristeza, ni siquiera entiende lo que termina pasando: “Es una familia que va directo al arrepentimiento cercano por el mal asesoramiento. Los actores judiciales fallaron, el fiscal regional Jorge Baclini, por no escuchar a la fiscal Valeria Piazza, la jueza por firmar la posibilidad de un juicio abreviado, cuando es un dolo eventual y los dos abogados. Esto significa revictimizar a las víctimas y que no descansen en paz”.

Gangemi advirtió que siguen sin tener en cuenta que los jóvenes se mueren por siniestros viales y además dejan a los delincuentes libres. “Hacemos permanentemente campañas de concientización y controles para que la Justicia tenga este tipo de sanción. Va en contra del trabajo cotidiano de los que nos ocupamos de la seguridad vial. Estoy muy apenada, no tengo ni bronca y me da hasta miedo. Cuando se nos muere alguien pedimos justicia porque puede llegar a reparar algo, y lo único que nos devuelven es desconsuelo”, concluyó.

En referencia al caso, Adda aseguró que hay que sentarse a debatir sobre lo que está sucediendo. “Una persona que conduce alcoholizada, cruza un control sin detenerse bajo la autoridad competente, cruza el semáforo en rojo, mata a una persona y queda en libertad, es un hecho gravísimo”, subrayó el director de Tránsito. El funcionario municipal detalló que mueren más personas (menores de 39 años) por siniestros viales que por cáncer. “Hay que tomarse tiempo para analizar las conductas que vamos a tener después de esto. No es el primer caso ni lamentablemente va a ser el último”.

Y finalizó: “Dudo que esta persona haya querido matar pero si tomamos una actitud desaprensiva con la norma, nos resistimos a lo que tenemos que hacer, algo no nos está importando y eso que no nos importa es el otro”.

Comentarios