Edición Impresa, Política

regreso esperado

Cristina lanzó su frente, pero no anunció si será candidata


zzzznacp2
NOTICIAS ARGENTINAS
BAIRES, JUNIO 20 : Con un acto en el estadio de Arsenal de Sarandí, en el partido de Avellaneda, la expresidenta Cristina Kirchner lanzaró formalmente este martes el frente Unidad Ciudadana. FOTO NA: DAMIAN DOPACIO.zzzz

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner lanzó ayer con un multitudinario acto en el estadio “Julio Humberto Grondona” de Sarandí el frente Unidad Ciudadana, el espacio político que ella conformó y conduce, y al pronunciar un discurso de campaña convocó a sumarse para “ponerle un límite a este gobierno en las próximas elecciones”, aunque no confirmó si será candidata a senadora nacional.

La ex jefa del Estado fue la única oradora en el acto que, en coincidencia con el Día de la Bandera, se desarrolló en la cancha del club Arsenal, donde el público le pidió que sea candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires.

“He tenido todos los honores y todos los cargos que ustedes me han dado. Vengo ahora a sumarme como una más, a poner el cuerpo”, gambeteó la ex mandataria ante el insistente clamor de la militancia, que deberá esperar hasta el próximo sábado, la fecha tope para el cierre de listas, para conocer la decisión.

En un pasaje del discurso que inquietó a los simpatizantes kirchneristas que piden su candidatura, la dirigente expresó: “Ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo. Los años pasan para todos”.

“Yo quiero volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo, los que sufren, los que necesitan, los comerciantes que tienen que levantar la persiana, los empresarios que dan trabajo. Esta es la Argentina que queremos, esto es Unidad Ciudadana, para que lo entiendan todos y todas”, dijo la ex presidenta al presentar en sociedad el Frente Unidad Ciudadana.

Cristina comenzó su discurso poco después de las 15 en una tarima que se colocó cerca del centro del campo de juego de la cancha de Arsenal, para permitir que el público, que colmó el estadio, pudiera rodear el estrado.

“Unamos, porque lo que necesitamos es ponerle un límite a este gobierno en las próximas elecciones para frenar el ajuste”, convocó la ex jefa del Estado.

En un acto que se caracterizó por la ausencia de liturgia peronista y que, por el contrario, buscó unificar bajo la consigna de exhibir únicamente los colores de la bandera, Cristina Kirchner criticó la “endogamia de los partidos” que lleva a que “los dirigentes terminen sintiéndose más importantes que la sociedad”.

“Esta etapa histórica de agresión neoliberal no es una cuestión de partidos políticos”, sentenció, y señaló que por ejemplo, “las tarifas de servicios no vienen con el escudo del PJ, UCR o el Partido Comunista sino con el logo de Edenor, Edesur y las empresas que ya conocemos”.

La ex mandataria, que fue dos veces presidenta con el Frente para la Victoria, herramienta electoral hoy extinta, se refirió a la gente que la escuchaba como “compatriota” –en una clara diferenciación de la categoría “compañero”, tan afín al peronismo– y en todo momento habló de “unidad de todos los argentinos y argentinas” sin banderas políticas.

En la segunda mitad del discurso, Cristina invitó uno a uno a más de dos decenas de personas a las que convocó a la tarima llamándolos por su nombre, y contando luego el problema puntual que cada uno tenía, producto “de las políticas del gobierno” macrista.

“No invitamos a silbar, venimos a ayudar a construir, a organizar y a movilizar a esta sociedad”, dijo la ex mandataria cada vez que se escucharon silbidos o expresiones agresivas hacia el actual gobierno desde el campo de juego de la cancha de Arsenal, donde estaba la gente y donde también se vio a su hijo Máximo Kirchner, al ex ministro de Economía Axel Kiciloff, al ex gobernador de la provincia de Buenos Aires Daniel Scioli y al diputado Héctor Recalde, entre otros.

Un rato antes, a los cánticos de “Cristina senadora” se sumaron los de “Cristina Presidente”, a lo que ella respondió que lo importante no era que “un dirigente llegue al 2019” (elecciones presidenciales), sino que “los argentinos lleguen” a esa fecha.

En una crítica más al gobierno, la ex mandataria dijo que el problema en la Argentina es “matemático”, y que lo tiene el país, “pero también cada argentino en su casa”.

Comentarios