Edición Impresa, Política

Por supuestas versiones

Cristina: “Es un disparate acusarnos en el caso del fiscal Nisman”

La ex mandataria dijo que el acuerdo con Irán “era la única manera de que declaren los presuntos autores del atentado a la Amia”.


La ex presidenta Cristina Kirchner calificó ayer como un “disparate” las versiones sobre la supuesta responsabilidad de su gobierno en la muerte del fiscal

Alberto Nisman y remarcó que “todavía no hay ningún informe concluyente” sobre el hecho, en una entrevista que concedió a Infobae y en la que no eludió responder ninguna pregunta que se le formuló.

“Todos saben que eso es un inmenso disparate, es una acusación sin fundamentos. No lo creen ni quienes lo formulan.

Nosotros no teníamos ningún motivo; hicieron venir al fiscal de Europa en medio de sus vacaciones”, señaló la ex mandataria al ser consultada sobre quienes piensan que se trató de un homicidio y que su gobierno estuvo detrás del crimen.

En este sentido, la candidata a senadora nacional en la provincia de Buenos Aires enumeró cuatro hechos para sostener su teoría: recordó que se conoce el arma que usó, quién se la entregó y en qué circunstancias, al tiempo que se refirió al vínculo entre Nisman y el perito informático Diego Lagomarsino.

“Se conoce cuál es el arma que provocó la muerte; de quién era esa arma y la circunstancia en la que le fue entregada; el asistente informático que fue a su casa y la última persona que lo vio con vida, una persona que tenía cierta vinculación, porque tenían una cuenta en Nueva York no declarada, que además era un furibundo opositor a nuestro gobierno”, apuntó la referente de Unidad Ciudadana.

“Di mi hipótesis y la sigo sosteniendo. Lo hice cuando era mi responsabilidad hacerlo. Mencioné la posibilidad de que la muerte no fuera voluntaria”, insistió y remarcó que –tal como informó ayer la Gendarmería–

“todavía no hay ningún informe concluyente” respecto a si se trató de un suicidio o un homicidio.

“Cuando fui presidenta y sucedió lo de Nisman, hice lo que corresponde ante un hecho de esta trascendencia: hablé por cadena nacional. Es impensable que ante un hecho conmocionante de la sociedad el presidente haga silencio y no dé su opinión”, dijo.

Memorándum con Irán Respecto del memorándum de entendimiento con Irán, por el cual fue denunciada por Nisman cuatro días antes de su muerte, Cristina destacó que fueron ella y su marido, Néstor Kirchner, los únicos presidentes que acusaron al país islámico por el atentado a la Amia y reclamaron su “cooperación” en la causa.

“Era el único instrumento para poder lograr que declararan los acusados, y poder destrabar y conocer la verdad. Nuestro país no permite el juicio en ausencia.

Es anticonstitucional. Era lo que debíamos hacer para lograr memoria, verdad y justicia”, insistió.

Además, sugirió que al firmarloTeherán reconoció que “tuvo algo que ver” con el ataque a la mutual judía y cuestionó la causa en su contra por presunta “traición a la Patria”, al advertir que “no tiene pies ni cabeza” y forma parte de una “persecución judicial”.

“Es la primera vez que Irán acepta un memorándum ratificado por un parlamento. Si vos representas un país que no tiene nada que ver con un atentado del que se lo acusa ¿aceptarías firmar un acuerdo en el que aceptás implícitamente que algo tenés que ver?”, preguntó.

“Sentí odio hacia José López”

Cristina expresó ayer que “odió” al ex secretario José López en medio del escándalo con los bolsos con dólares, sostuvo que es “inaceptable que la Justicia no haya podido identificar quién le dio ese dinero” y opinó que el ex ministro Julio de Vido “no sabía” de las irregularidades en su gestión.

“Lo odié a José López en ese momento, como pocas veces he  odiado en la vida”, sostuvo la ex mandataria entre lágrimas en la entrevista a Infobae.

“Tuve una gran indignación y enojo. Después me vino una gran tristeza y angustia. Pensé en los miles y miles de pibes que nosotros habíamos incorporado a la política. Para mí fue brutal y terrible”, remarcó.

La candidata a senadora se refirió así al escándalo por la detención del ex secretario de Obras Públicas el 14 de junio de 2016, cuando fue descubierto tratando de ocultar bolsos dentro del monasterio

“Nuestra Señora de Fátima” en el partido bonaerense de General Rodríguez, con varios millones de dólares, euros y pesos argentinos.

“No seré obstáculo”

La ex presidenta Cristina Kirchner afirmó ayer que si en las elecciones de 2019 su figura llega a ser un “obstáculo” para la unidad y la victoria del Partido Justicialista, se excluirá de participar. Al dejar abierta la posibilidad de competir en los comicios presidenciales de 2019, la ex mandataria señaló: “Si en 2019 soy un impedimento para las elecciones, yo no voy a ser ningún obstáculo”. Consultada puntualmente sobre si se excluiría de la competencia para favorecer al partido, Cristina Kirchner respondió: “Si esto impide la unidad y ganar, no tengas dudas”.

Procesamiento

La Sala I de la Cámara Federal confirmó ayer el procesamiento de Cristina

Kirchner por considerarla jefa de una asociación ilícita en el marco de la causa por presunto fraude y direccionamiento en la obra pública durante su gobierno a favor del empresario Lázaro Báez. El tribunal también ratificó los procesamientos de Báez, del ex ministro de Planificación Julio De Vido; del ex secretario de Obras Públicas José López; del ex director de Vialidad Nelson Periotti; y de Carlos Kirchner, primo de Néstor Kirchner.

El embargo, confirmado por los camaristas, sobre cada acusado es de 10.000 millones de pesos.