Política

Otra campana

Cristina, Dilma y Pepe desafían al G-20

Desde el 19 de noviembre, los ex presidentes de Argentina, Brasil y Uruguay realizarán una contracumbre en el estadio de Ferrocarril Oeste. También participarán el español Pablo Iglesias, de Podemos, el ex juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni y la titular de Abuelas Estela de Carlotto


La ex presidenta Cristina Kirchner encabezará a partir del próximo 19 de noviembre una “contracumbre” al G20, la cual fue lanzada formalmente ayer en el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso). También participarán los ex mandatarios de Brasil y Uruguay, Dilma Rousseff y José Mujica.

Serán parte de la convocatoria, además de los ex mandatarios de la Argentina, Brasil y Uruguay, el líder del partido español Podemos, Pablo Iglesias, el ex juez de la Corte Suprema Raúl Zaffaroni y la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, entre otros.

El evento se realizará en el estadio Ferrocarril Oeste, en el barrio porteño de Caballito, a partir del próximo 19 de noviembre y se extenderá por cinco jornadas, días antes de la cumbre del G20 que comenzará el 30.

En los paneles de debate estarán también dirigentes de algunos espacios de izquierda, autoridades de varias universidades y referentes de organizaciones civiles y de derechos humanos.

“Correspondía hacer este encuentro a esta altura del año y consideramos que Buenos Aires era el lugar más adecuado para hacerlo”, explicó el secretario adjunto del Clacso, Pablo Gentili.

Durante las jornadas de trabajo se hablarán sobre “las principales preocupaciones actuales” como el cambio climático, la violencia, el racismo y la discriminación.

“Nos vamos a encontrar para buscar soluciones a estos problemas, porque las hay. No vamos a preocuparnos por cosas que todavía no pasaron, como ocurre en el G2O que tiene como eje principal el futuro internacional”, precisó Gentili.

Es la primera vez que el Clacso realiza el denominado “Foro Mundial de Pensamiento Crítico”, que viene a ser una continuación de las Conferencias Latinoamericanas y Caribeñas de Ciencias Sociales, que ya organiza hace varios años.

A diferencia de lo que ocurre con la cumbre que encabezan los representantes del G20, de estas reuniones no saldrá un documento final.

“Quizás, la única manera de que los presidentes se pongan de acuerdo y firmen algo es debatiendo cosas que no son trascendentes, a nosotros no nos importa ponernos de acuerdo, queremos discutir”, señaló Gentili.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios