El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Cristian D’Amico: “Trabajamos para que nuestro club esté lo mejor posible día a día”

El vicepresidente rojinegro no esquivó nada y habló de todos los temas referidos al momento leproso. Aseguró que “hay gestiones avanzadas y confiamos que esta semana puedan sumarse jugadores que el DT pretende”. Y tildó a la oposición de “muy agresiva” y que “habla poco de proyectos”


Newell’s vivió una semana movida desde lo institucional. La Asamblea que aprobó Balance, Presupuesto, compra de terrenos en Bella Vista y conformó la Comisión Electoral fue un espaldarazo para el oficialismo, pero en la semana renunció Ricardo Ansaldi y generó controversia, a partir de una Comisión Directiva que quedará con siete miembros, aunque con los cargos más importantes en vigencia.

En este contexto, el vice Cristian D’Amico habló en el programa Sello de Fútbol y dejó su punto de vista sobre el momento que vive el club. Una vez más ponderó el orden económico de los últimos años; se mostró molesto por la salida de Juan José Concina con críticas hacia la gestión; cuestionó a la oposición por intentar poner trabas y no proyectos; y aseguró estar consciente de que será muy importante no fallar en lo deportivo en un semestre con mucha competencia: Copa Sudamericana, torneo local y Copa Argentina.

“La Asamblea fue un éxito, porque en medio de la pandemia pudimos cumplir con un paso clave para tener elecciones. Que todo se haya aprobado muestra que los socios entienden el difícil momento y cómo se está manejando el club, incluso con la compra de esos terrenos linderos al predio Griffa que significa un paso muy importante desde lo patrimonial y social. No creo que haga falta entrar en polémica o contestar a los cuestionamientos de la oposición. Nosotros trabajamos para que nuestro club esté lo mejor posible día a día”, comentó el directivo.

—¿Cómo tomás las críticas de Newell’s de la oposición?

—La oposición está muy agresiva, se habla poco de proyecto, se piensa más en agredir por redes sociales. Creo que el socio juzga por lo que ve, y en nuestro caso estamos abocados a la gestión del club, no a discutir o agredir. Tenemos que llegar bien a las elecciones porque una institución como Newell’s merece que estemos a la altura.

—¿Cómo tomaste la renuncia de Juanjo Concina y sus dichos sobre la gestión de la que él participó?

—Lo aprecio mucho a Juanjo, los dos pusimos el hombro en un momento difícil, tanto en el inicio de esta gestión, como en el reordenamiento que hicimos hace más de dos años. Personalmente no diría lo que dijo de mí, mucho menos por un papel. Me cuesta creer que él haya escrito esa frase, porque lo conozco y fue parte de esta gestión. Si es lo que piensa, hubiera preferido que me lo diga personalmente, creo que su decisión tiene un tono político claro. Pero ya está.

—¿Creés que podrían hablar?

—Siempre hablamos, por eso me sorprende lo que dijo y que lo haya hecho con una nota escrita. Lo que sí puedo afirmar es que a Concina nunca nadie lo amenazó para que ponga una firma al igual que a Eduardo (Bermúdez), son dos firmas importantes del club y han firmado a gusto y conformes siempre, por eso me duele la forma como manejó su salida.

 —Esta semana también renunció Ricardo Ansaldi, ¿te sorprendió?

—Si tomo en cuenta la renuncia de Juanjo, no debería sorprenderme lo de Ansaldi. No se va a sentir demasiado su ausencia porque no era un miembro de comisión que estuviera muy activo o dedicara tiempo a Newell’s. Desde la gestión no cambia nada. Lo que sí está claro es quiénes ponemos el hombro cada día en el club, y quiénes prefieren pensar en sus intereses personales o políticos. Pero es lógico que en tiempos electorales, los que no tienen cabida en un proyecto, buscan posicionarse en otro lado.

—¿Que queden siete miembros de la CD puede afectar el funcionamiento del club?

—Nada cambia. El Estatuto prevé que si pasa algo así se debe convocar a elecciones en el plazo de 30 días para cubrir los puestos vacantes, y hay un proceso eleccionario en marcha, por lo cual el club puede seguir funcionando igual hasta los comicios del 25 de abril.

—Faltan dos semanas para el inicio del torneo, ¿qué pasa con los refuerzos?

—Kudelka pidió los refuerzos que nosotros como dirigentes y Seba Peratta creemos deben venir, y creo que también coincidirían en este pedido los socios. La idea es terminar de armar un plantel más competitivo aún, de cara a los tres torneos que tenemos este año y las expectativas que son altas. Peratta está trabajando en refuerzos desde hace meses, no crean que se empieza cuando el torneo termina. El tema es que muchos jugadores de jerarquía, como los que buscamos, esperan ofertas del exterior en dólar billete, con eso no se puede competir. Pero hay gestiones avanzadas y confiamos que esta semana puedan sumarse jugadores que el DT pretende.

—Se habla de Yonathan Cabral, Lucas Melano, Germán Conti, de comprar a Macagno, ¿están cerca?

—Son nombres que se están gestionando. Los puestos a reforzar los sabemos todos, dos marcadores centrales y tres delanteros, más un arquero, que estamos cerca de cerrar con Atlético Rafaela por la compra de Macagno, que era una apuesta que se hizo hace un tiempo y al final quedó claro que estaba bien orientada.

—¿Retener a Palacios es imposible?

—Hace un tiempo venimos hablando con Independiente por Palacios. Obviamente ellos quieren venderlo. Nosotros pagamos mucho dinero (200 mil dólares) por un jugador que lamentablemente sólo pudo jugar cuatro meses. Pero la intención está, dependerá de Independiente. Lo que debe quedar claro es que los jugadores apuntados para traer están trabajando en sus clubes, no es que van a venir sin ninguna preparación. Uno quiere que estén antes, pero también hay que entender que el mercado cambió.

—¿No vender un jugador en todo el año es un problema?

—Tenemos que ser cautos, venimos en una recuperación económica muy importante, falta la última parte, la más difícil, cumplir en marzo con la última cuota del fideicomiso generado de la duda de López, que son entre 600 y 800 mil dólares. Newell’s no ha vendido, la pandemia fue un problema en ese sentido. Y nadie debe olvidarse que el club lleva 20 años concursado, no escucho que se diga mucho eso. En esta gestión vamos a salir de esa situación judicial que nadie quiere estar.

—¿En cuánto influyó lo económico en algunas decisiones deportivas erróneas?

—Muchas veces esta CD no ha podido armar los equipos que pretendíamos porque había que cumplir obligaciones, especialmente judiciales, o pago de empleados y del plantel. De no haberlo hecho hoy podríamos haber estado intervenidos. Cuando asumimos (2016), esto era un caos económico, institucional y deportivo. Elecciones anticipadas con seis listas. Sólo el 30 % del plantel era del club y no jugaban. Hoy el 70 % son de Newell’s y tenemos muchos juveniles que miran de Europa.

—¿Hoy se puede pensar en refuerzos para pelear cosas importantes?

—Todo es producto de la gestión, que futbolísticamente comanda Peratta. Tenemos mucho por mejorar. Queríamos un club serio y pagador, y eso se ha logrado. Nos queda mejorar aún más lo deportivo, para hacerlo hay que estar saneados. Y tenemos un plantel importante, al inicio del torneo todos ponían a Newell’s como candidato. Volvieron Pablo Pérez y Nacho, retuvimos a Gentiletti y Bíttolo, Palacios demostró que el esfuerzo económico que hicimos por él estaba bien. Después, esto es fútbol. Y no siempre las cosas salen como uno cree. Somos conscientes de la demanda del hincha. Y también sabemos cuando nos equivocamos en la llegada de un jugador. Pero sin orden económico es imposible tener un equipo competitivo.

—¿Creés que es injusto cuando un refuerzo como Guanini no rinde y toda la gestión se resume a esa crítica?

—Sabemos vinieron jugadores que no rindieron, pero pasa en todos los clubes. No es fácil ni siquiera con billetera. Pero también hubo jugadores que llegaron y rindieron, Palacios, Julián Fernández, Gentiletti…. Lo que puedo asegurar es tenemos metas deportivas altas y vamos a hacer todo lo posible para cumplirlas.

—¿La prioridad es la Sudamericana?

—Newell’s tiene que pelear todo lo que juega. Obviamente la Sudamericana es un torneo internacional y eso da prestigio, pero también queremos apuntar a la Copa Argentina, que es una deuda pendiente que tenemos. Es un torneo complicado, hay equipos de ascenso que golean a uno de Primera, no te podés confiar. Pero es un torneo que también vamos a afrontar con seriedad.

—¿Creés que el clima político puede atentar contra lo deportivo?

—Desde nuestro lugar seguiremos trabajando día a día para que a Newell’s le vaya como todos queremos. Yo dejo muchas horas de mi día en el club, postergando familia y mi propio negocio. Espero que todos entiendan lo mismo, Newell’s debe estar por encima de cualquier interés personal o político.

Comentarios