Edición Impresa, El Hincha, Newell's Old Boys

Postura firme

Crisis en el Parque: otra vez paro

La medida de fuerza ahora responde al despido de tres empleados.


La calma en el Parque duró poco. Tras dos semanas de paro por atraso en el pago de haberes de los empleados, ayer apareció un nuevo conflicto, aunque esta vez no tiene que ver con un tema financiero, sino más bien una cuestión política-institucional.

Todo explotó por la mañana, cuando se le impidió el ingreso al club a tres empleados: Matías Lopez, Adrián Rivadero y Sebastián Sosa. ¿El motivo? “Incumplimiento en sus tareas”, informó el secretario leproso, José Menchón.

Obviamente esta respuesta no fue aceptada por los delegados y enseguida decidieron comenzar un paro de actividades hasta que se reincorporen a los tres trabajadores despedidos.

“Tres personas no pudieron ingresar al club a trabajar, dos en el estadio y uno en Bella Vista. No recibieron ningún telegrama de despido, creemos que es una represalia a la medida de fuerza de los otros días”, manifestó Mauro Litrenta, delegado de los empleados.

Cerca del mediodía los delegados se juntaron con Eduardo Bermúdez, José Menchón y los abogados del club y las posturas se mantuvieron firmes de uno y otro lado.

“Sigue el paro”, confió Litrenta. “Esto no tiene que ver con ninguna represalia. Los empleados se equivocan al hacer paro”, respondió Menchón.

Y un rato más tarde la dirigencia se puso más firme en su postura con un comunicado oficial donde informa que la desvinculación fue “con causa”. “Un grupo de trabajadores ha decidido realizar un paro de manera indeterminada pretendiendo la reincorporación de los mismos y alegando que fue en represalia a las recientes medidas de fuerza. Las causas de los despidos ya fueron informadas a los empleados cesanteados como así también a sus respectivos delegados en el ámbito privado”, reza el comunicado.

Y agrega: “La Comisión Directiva invita a todos los trabajadores a cumplir con sus funciones como corresponde a los efectos de que no sufran los correspondientes descuentos por los días no trabajados”.

La postura de la dirigencia de  Newell’s es clara, no justifica el paro, amenaza con descontar los días si la medida de fuerza continúa y no habrá vuelta atrás con el despido de los empleados.

“Según el sindicato, la medida es indeclinable. No tengo dudas que es una represalia por la medida de fuerza de la semana pasada”, confirmó Matías López, uno de los despedidos.

Hoy  los delegados se reunirán nuevamente con los directivos, aunque el paro por ahora continúa y ayer hubo un “duro” comunicado de los empleados y Utedyc contra la dirigencia.

Y los directivos anunciaron que a pesar de la medida de fuerza se cobrará cuotas en Atención al Socio y en las tiendas oficiales, que excepcionalmente tendrán una persona abocada al tema.

Lo que está claro es que esta situación enrareció aún más el clima entre directivos y empleados, que en el inicio de la próxima semana deberán cobrar sus haberes, caso contrario podrían endurecer su postura de paro nada más y nada menos que en la semana del Clásico.

La mira leprosa está puesta en el Rojo

Newell’s arrancó la semana de trabajo de cara al cotejo del próximo domingo a las 20.15 ante Independiente en el Coloso y el cuerpo técnico decidió hacer un rato de trabajos físicos y otro con pelota.

Sin lesionados, sin suspendidos y con la seguridad que podrá pedir el artículo 225 en caso de que Ignacio Scocco llegue a la quinta amarilla, Diego Osella tiene todo su favor a la hora de definir el equipo, donde la única variante posible sería el ingreso de Jacobo Mansilla por Joel Amoroso, aunque el entrenador le ratificaría un poco más la confianza al ex Olimpo.

El que se sumó ayer a los trabajos fue Mauricio Tevez, quien se recuperó de una fractura en el pie derecho. El delantero tiene el alta médica y ahora Osella definirá con Juan Pablo Vojvoda darle algunos partidos en reserva para ponerlo en forma futbolística.

Si bien Newell’s había pedido un tercer cupo de refuerzo por la lesión de Tevez, y lo utilizó con Jacobo Mansilla, como finalmente no incorporó tres jugadores, no habría problemas en utilizar a Tevez y a Mansilla.

Comentarios