Política

"bloqueo" yanqui de exportaciones argentinas

Biodiésel: Lifschitz busca alternativas; aceiteros advierten caída en demanda

El gobernador y el ministro de Agroindustria de la Nación analizaron, junto con empresarios del sector, posibles acciones y soluciones para la crisis generada ante la decisión del gobierno de Estados Unidos de elevar los aranceles a la importación de biodiésel.


El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, analizaron este miércoles junto con representantes de las cámaras empresarias del sector posibles acciones y soluciones para la crisis generada ante la decisión del gobierno de Estados Unidos de elevar los aranceles a la importación de biodiésel.

“Repasamos la situación general a partir de la decisión unilateral de Estados Unidos de elevar los aranceles para la importación de biodiesel argentino, llevándolo al 59 por ciento, lo que hace prácticamente prohibitiva la posibilidad de nuestras exportaciones. Esto, obviamente, afecta a muchísimas empresas y trabajadores en nuestra provincia, y en Córdoba y Entre Ríos, en menor proporción”, indicó el gobernador luego del encuentro que se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires.

“Hemos estado analizando alternativas. Por un lado negociaciones que está realizando el propio presidente de la Nación con el gobierno de Estados Unidos, buscando un ámbito de negociación que permita volver a discutir la situación”.

Además, señaló que se “agilizan las gestiones con la Unión Europea para lograr que se abra el mercado de ese continente, que sería una alternativa de solución muy importante. Esta situación pareciera estar bastante próxima”, sostuvo.

“Se están estudiando alternativas también para incrementar el mercado interno, ver cómo podemos lograr que un volumen mayor de biodiesel pueda destinarse al consumo y al mercado interno de combustibles, esto implica gestiones con el Ministerio de Energía y para eso se planteó una mesa de biocombustibles en conjunto con esta cartera”.

“Fue una reunión positiva que nos permite avizorar algunas alternativas para paliar o resolver el problema que se nos ha planteado”, concluyó Lifschitz.

Preocupación aceitera

La Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) denunció una “drástica e inesperada” caída de la demanda de aceite de soja a raíz del “arbitrario e injustificado bloqueo impuesto por Estados Unidos a las exportaciones argentinas de biodiésel”.

“Dado que el principal insumo para la elaboración del biodiésel exportado es el aceite de soja, producto de la molienda del poroto de soja, resulta en un importante perjuicio para toda la cadena de valor, que se inicia con el cultivo de la oleaginosa, por cuanto se prevé una reducción relativa de precios por el exceso de oferta de la Argentina”, advirtió Ciara en un comunicado.

La entidad explicó que “el impacto negativo en la producción de aceite de soja por el bloqueo al biodiésel argentino surge de que el año pasado las exportaciones a Estados Unidos demandaron alrededor de 1,5 millones de toneladas de aceite de soja”.

No obstante, alertaron que “probablemente el efecto más pernicioso se producirá en una baja del precio del poroto de soja”.

Ciara recordó que en 2016 “el aceite de soja que insumió el biodiésel enviado al mercado norteamericano requirió aproximadamente 7,5 millones de toneladas de poroto de soja”.

Si te gustó esta nota, compartila