Edición Impresa, Policiales

homicidio en zona sur

Crimen en ocasión de robo a ciruja: piden 20 años

Fiscal Moreno solicitó la pena contra un imputado por el asesinato de un discapacitado que se ganaba la vida como ciruja. El restante encausado fue desvinculado del hecho y quedará en libertad tras firmar abreviado por sustraer una billetera.


Un joven de 21 años fue condenado, a través de un juicio abreviado, a la pena de 3 años de prisión por el robo de una billetera. En dicha audiencia, el fiscal Miguel Moreno refirió que el Ministerio de la Acusación no lo requiere en otra investigación, en referencia al homicidio de José Alberto Aranda, ocurrido en julio de 2016. Por lo que, tras el consentimiento del acusado al acuerdo abreviado que su defensora Patricia Guzmán arribó con el defensor, la jueza Hebe Marcogliese dispuso el cese de prisión y ordenó la libertad del muchacho en forma inmediata. Por su parte, el fiscal presentó acusación por el crimen de Aranda contra Luis Alberto A. Para la Fiscalía fue el autor de los disparos fatales en un hecho de robo, por lo que solicitó 20 años de prisión. Como el imputado tiene una condena previa por delitos contra la propiedad solicitó su unificación en 23 años y 10 meses.

Eran las 6.30 del 16 de julio de 2016. José Antonio Aranda caminaba por calle Paraguay al 4900 cuando fue abordado para robarle. El hombre era discapacitado y se ganaba la vida como ciruja. La víctima recibió varios disparos, uno de ellos en la cabeza. Agonizó ocho días antes de fallecer. Por el hecho fueron detenidos Luis Alberto A., sindicado como el autor del disparo fatal, y Mauricio Ezequiel B., señalado en un primer momento por una participación en el hecho. Fue detenido tras el robo de una billetera tres meses después.

Así, Mauricio Ezequiel B. fue imputado por robar, con otro muchacho, una billetera y el celular a un joven. El hecho se produjo en Esteban de Luca y Paraguay, cerca de las 3.30 del 1º de septiembre pasado. La víctima sostuvo que los autores del atraco fueron “Mauri y Franco”. A lo que agregó que el primero le pegó con un arma en la cabeza y le pidió sus pertenencias. Cuando llegó la Policía, tocó el timbre de la casa del sospechoso, ubicada frente al lugar del robo. Cuando salió, fue detenido y desde entonces se encuentra con prisión preventiva.

Por el robo, ayer tuvo lugar una audiencia oral, donde las partes solicitaron la homologación de un acuerdo abreviado. El fiscal Miguel Moreno con la defensora particular Patricia Guzmán expusieron ante la jueza Hebe Marcogliese un convenio donde Mauricio Ezequiel B. aceptó el hecho y una condena a tres años de prisión efectiva. Como el joven se encuentra detenidos desde hace ocho meses, la defensora adelantó que pedirá el cese de prisión.

A ello, el fiscal Moreno sostuvo que la investigación penal sobre el crimen de Aranda no arrojó evidencia incriminante como para mantener vinculado con el caso a  Mauricio B. y solicitó la libertad. El planteo llevó a profundizar la discusión sobre la situación de encierro del imputado y la jueza dispuso el cese de prisión. Tras la firmeza de la resolución, comprometió a la defensora y su cliente a solicitar la libertad condicional en 48 horas y ordenó la inmediata libertad del ahora condenado. A la vez dispuso reglas de conducta que el muchacho deberá cumplir como fijar domicilio, no consumir estupefacientes o abusar de bebidas alcohólicas y someterse a la Dirección Provincial de Control y Asistencia Pos Penitenciaria.

En cuanto a Luis Alberto A., el fiscal presentó acusación bajo la figura de homicidio en ocasión de robo y solicitó una pena de 20 años de prisión. Como el sospechoso contaba con una condena previa por robo a 3 años y 10 meses, el fiscal requirió la unificación por 23 años y 10 meses.

Comentarios