Mundo

Caso Khashoggi

Crimen en consulado saudita: usaron un doble para despistar

Las cámaras de seguridad cercanas al consulado de Arabia Saudita en Estambul permiten observar como uno de los agentes enviados por Riad sale vestido con las ropas del periodista y con una barba postiza. El príncipe heredero Mohammed bin Salman aparece cada vez más comprometido con el asesinato


El hombre que se disfrazó fue identificado como un funcionario saudita.

Las cámaras de seguridad instaladas en las cercanías del consulado de Arabia Saudita en Estambul revelaron una crucial prueba para los investigadores turcos del asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Uno de los quince sospechosos –en su mayoría integrantes del servicio secreto saudita– de la desaparición el pasado 2 de octubre, de acuerdo a lo que se puede observar en el video difundido este lunes por la cadena CNN, se retiró ese mismo día un par de horas después del ingreso de Khashoggi, disfrazado con la ropa, los anteojos del periodista, e incluso con una barba postiza para despistar y con cierto parecido físico. El “doble” se ve acompañado por otra persona que sale con una bolsa de plástico en la mano.

El hombre que se disfrazó fue identificado como un funcionario saudita llamado Mustafá al Madani de 57 años y es integrante del servicio secreto de Riad.

Arabia Saudita reconoció la muerte “por error” del periodista tras una discusión entre él y algunos enviados por Riad. La monarquía saudita mantuvo silencio durante dos semanas. Finalmente ante la presión mundial reconoció que el periodista había fallecido en el interior del consulado, situación que pone a la monarquía en primer lugar de sospecha por el crimen. En ningún momento indicaron dónde se hallaba el cuerpo. No sólo para el gobierno turco sino para el mundo entero reclaman esclarecer bajo qué circunstancias falleció el periodista disidente.

Las autoridades de Ankara continúan con su investigación y están ahora contando con la cooperación y los testimonios de varios trabajadores del consulado. Incluso desde hace unos días están realizando una búsqueda del cuerpo en un bosque cercano a Estambul, donde supuestamente los asesinos “descartaron” el cuerpo.

Por su lado, el ministro de Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, en una entrevista del pasado domingo en la cadena Fox News admitió que había sido un “asesinato”, y que se agravó por el intento de “ocultarlo”. Además el funcionario buscó “despegar” de toda responsabilidad al príncipe heredero Mohammed bin Salman, al señalar que “fue una operación dirigida al margen de las autoridades”.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan indicó que no ahorrará detalles de la investigación cuando esta concluya. Turquía tiene presuntamente un audio en el que se oye como torturan y descuartizan vivo al periodista Khashoggi, que también dispondrían medios turcos y estadounidenses.

Apuntan al príncipe

La prensa turca publicó este lunes nuevas informaciones implicando directamente al príncipe heredero saudita Mohammed ben Salmán (MBS) en el “asesinato” en Estambul del periodista Jamal Khashoggi.

Según el diario turco Yeni Safak, el hombre considerado jefe del comando saudita de los agentes enviados a Estambul para matar al periodista, estuvo directamente en contacto con la oficina del príncipe heredero, tras el “asesinato”.

El hombre citado es Maher Abdulaziz Mutreb, miembro de la guardia pretoriana de “MBS”, y que puede ser observado, en las imágenes de vigilancia, al llegar al consulado saudita, y luego a la residencia del cónsul, el 2 de octubre, día de la desaparición de Khashoggi .

En el diario Hurriyet, un editorialista afín al poder turco, Abdulkadir Selvi, afirma que Khashoggi fue inmediatamente llevado a la oficina del cónsul donde fue “estrangulado” por los agentes de la monarquía . “Todo duró entre 7 y 8 minutos”, asegura el cronista.

El cuerpo fue luego “cortado en 15 pedazos” por un médico forense integrante del comando, agrega Selvi, según el cual el cuerpo desmembrado fue sacado del consulado, y que ahora se halla en un lugar todavía desconocido de Estambul.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios