El Hincha, El Hincha Mundial, Rusia 2018

El Ciudadado Mundial

Creer o reventar

Ya son siete las derrotas consecutivas de México en octavos de un Mundial. El “Tri” sólo pasó dos veces esta instancia, en 1970 y 1986, aunque en ambos casos organizó la Copa.


No hay caso. La maldición del “Tri” continúa. Y en medio del dolor y la bronca de los hinchas mexicanos por quedar afuera una vez más en octavos de final, las miradas de los hinchas cayeron una vez más en Cruz Azul, a quien le atribuyen “contagio” de su propia maldición a la selección azteca.

Ya son siete las derrotas consecutivas de México en octavos de un Mundial. El “Tri” sólo pasó dos veces esta instancia, en 1970 y 1986, aunque en ambos casos organizó la Copa.

Y los hinchas culpan a Cruz Azul de esta racha adversa. Es que el club cementero arrastra una maldición de 17 años sin títulos, y en México aseguran que mientras “haya playeras azules en las tribunas no se podrá pasar a cuartos”.

Desde 1994 a la fecha, México no puede superar el cuarto partido. En Estados Unidos perdió con Bulgaria por penales, tras igualar 1-1, pero en la tanda falló ¡3 penales! En Francia 98 Alemania le ganó 2-1, a pesar de arrancar en ventaja con gol del Pájaro Hernández.

La racha empezó a preocupar a los aficionados mexicanos, y en Corea-Japón 2002 tuvo la gran chance de romperla frente a Estados Unidos, su archienemigo. Fue derrota 2-0 y la mala racha empezó a tomar el nombre de maldición.

En 2006 y 2010 Argentina fue el verdugo. En Alemania, la Albiceleste ganó con el golazo de Maxi Rodríguez, en un partido donde México había sido superior, y en Sudáfrica fue 3-1 para el equipo de Maradona, aunque para alimentar la leyenda, el primer gol de Tevez fue en off side y el segundo de Higuaín llegó por error de Osorio.

En Brasil 2014 estuvo a punto de romperse el maleficio. México ganaba 1-0 con gol de Gio Dos Santos, pero Holanda lo empató al minuto 88 y lo ganó en el descuento. Increíble.

Con el peso de la racha a cuestas, México arrancó su camino en Rusia con victoria sobre Alemania. Y no faltaron las fotos con hinchas germanos con camisetas de Cruz Azul, un intento de los mexicanos de revertir la maldición. Con Corea fueron por más. Y hasta el hijo de DT asiático se puso la casaca cementera. Parecía que era posible, pero Suecia le propinó un 3-0 doloroso y lo mandó a jugar con Brasil. Y otra vez quedó afuera en octavos.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.