Ciudad

violencia institucional

Crecen las víctimas y crece el reclamo

Unas 1.500 personas marcharon ayer para decir “Basta de gatillo fácil”.


Una veintena de rostros tristes encabezó la movilización. En hilera, cada uno sostenía con una mano un cartel con el nombre de su familiar y con la otra la gran bandera: “Basta de gatillo fácil. El Estado es responsable”. Atrás, decenas de agrupaciones sociales, estudiantiles y políticas acompañaban el reclamo y coreaban los nombres de los muertos entre cánticos que hacían rima con “Policía asesina”. Así se llevó a cabo ayer la primera marcha nacional de la Multisectorial contra la Violencia Institucional, donde además de hacer mención a las víctimas rosarinas se pidió la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Poco después de las cinco, unas 1.500 personas que se habían congregado en la puerta de los Tribunales provinciales comenzaron a marchar detrás de quienes encabezaron la movilización: madres, hijos, esposas y hermanos de personas asesinadas por balas policiales, en su enorme mayoría pibes jóvenes de barrios populares.

A cada paso, los nombres de Jonatan Herrera, Franco Casco, Gerardo Escobar, Michel Campero, Alexis Berti, Alejandro Ponce, María de los Ángeles Paris, Diego Fernández, Emanuel Medina y David Campos, entre otros, se pronunciaban al grito de “¡presente!”. Al pasar por los Tribunales Federales, los manifestantes detuvieron la marcha y pidieron la aparición con vida de Santiago Maldonado, desaparecido en Chubut durante una represión de Gendarmería Nacional a la comunidad Mapuche. Luego, siguieron rumbo a plaza San Martín, frente a la sede de Gobernación.

Entre los manifestantes estaba el ex defensor provincial Gabriel Ganón, que durante su gestión llevó adelante una fuerte política contra la violencia institucional. “Es indispensable que haya una mirada diferente sobre este fenómeno que cada día se cobra más cantidad de víctimas a lo largo y ancho del país. Estas víctimas tienen otros responsables además de los que jalan el gatillo, que es la cobertura política y judicial en cada hecho”, dijo Ganón tras sentenciar que “la única forma de revertirla es la movilización popular”. El diputado provincial Carlos Del Frade, del Frente Social y Popular, dijo que “la violencia institucional contra los pibes pobres es enorme y cada vez se ve con mayor nitidez el control social”. Agregó: “Esta fenomenal cantidad de casos en Rosario y la provincia donde la brutalidad policial tiene impunidad es porque tenemos jueces cobardes que generalmente siguen lo que les dice la Policía”. Cuestionó declaraciones del ministro Maximiliano Pullaro sobre reprender por igual los excesos policiales a los de la sociedad civil: “Es una especie de teoría de los dos demonios renovada”. El fiscal federal Adolfo Villate concurrió a la marcha. El funcionario recordó que a diario investigan la violencia institucional que sucedió hace 40 años (por las víctimas de lesa humanidad de la última dictadura cívico militar) y dijo que de alguna forma “esas prácticas tiene una proyección en el presente. Creemos que deben desterrarse definitivamente”.

Si te gustó esta nota, compartila