Edición Impresa, Política, Últimas

Crece la polémica por La Cámpora en escuelas

El ministro Bullrich defendió la intención de alentar denuncias a actividades políticas en aulas.


La polémica por las visitas de la agrupación La Cámpora a escuelas porteñas generó ayer un nuevo cruce entre el ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, su par de la Nación, Alberto Sileoni, y el legislador del Frente para la Victoria Juan Cabandié.

Bullrich sostuvo que “facho es tratar de adoctrinar en las escuelas”, en respuesta a los dichos de Cabandié, quien dijo que la línea telefónica que habilitó la cartera educativa para denunciar “intromisiones políticas” de La Cámpora en los establecimientos educativos es un “0800-facho”.

Bullrich defendió la medida impulsada por su ministerio al señalar que “Cabandié tendría que entender que lo que está haciendo su agrupación es ilegal”.

Por su parte, Sileoni cuestionó la medida que aplicó su par porteño por considerar que “se invita a la delación de ciudadanos por otros ciudadanos” y ese “no es un modo de resolver las cosas”. “Me parece que se está magnificando un hecho, no se trata de un adoctrinamiento, no creemos en el pensamiento único, sino en la pluralidad de voces y en la participación política abierta”, indicó. Sileoni sostuvo que “el pensamiento único le ha hecho mucho daño al país” y que “las escuelas deben ser escenario de una pluralidad de voces, abiertas a la participación política”, porque “es lo que ocurre en el mundo”. Sileoni subrayó que la diferencia de su gestión con la de Bullrich es que “alienta la participación de los jóvenes, que tiene que tener autorización de las autoridades de la escuela”.

La polémica por la concurrencia de La Cámpora a las escuelas se coló el último jueves en la sesión de la Legislatura porteña, donde Cabandié calificó la medida adoptada por el macrismo como el “0800-facho” y criticó la gestión en materia educativa.

“Ojalá el ministro Esteban Bullrich hubiera abierto la línea para denunciar los problemas edilicios que hay en las escuelas, en cambio denuncia una intromisión de un programa institucional que es un juego con la figura del Eternauta”, dijo Cabandié.

Comentarios