Coronavirus, Mundo

Infodemia y daños en red

Covid-19: Twitter actualizó política de contenidos ante proliferación de textos falsos y engañosos

Eliminación de mensajes y etiquetas o aclaraciones de advertencia que ofrecerán contexto adicional e información sobre posteos que contradigan las recomendaciones sanitarias de organizaciones o especialistas. Hay dudas sobre la capacidad de los algoritmos para interpretar las sutilezas del lenguaje


La plataforma Twitter actualizó sus políticas para “limitar la propagación de contenido potencialmente nocivo y engañoso” sobre la pandemia del nuevo coronavirus, que incluye inverificables terapias tanto como peligrosas impugnaciones a las medidas de prevención de contagios en las redes sociales, sin fuentes confiables de respaldo.

“A partir de hoy, estamos implementando nuevas etiquetas y mensajes de advertencia que ofrecerán contexto adicional e información sobre algunos Tweets que contengan información engañosa o polémica relacionada con el COVID-19”, avisa el servicio de microbloggingcon sede en San Francisco, California, en su blog.

Las nuevas prevenciones incluyen la eliminación de posteos y el uso de etiquetas y avisos específicos para ofrecer aclaraciones adicionales “en situaciones donde los riesgos de daño asociados con un tuit sean menos severos, pero que las personas todavía puedan confundirse o ser engañadas ante el contenido”.

Como todas las regulaciones en redes sociales y plataformas, las decisiones se apoyan en algoritmos que rastrean palabras, direcciones y otros parámetros mediante la utilización de inteligencia artificial. Especialistas como Martín Becerra alertan que estos mecanismos “automáticos” y de gran escala, sin embargo, no alcanzan la sutileza del lenguaje humano: no son capaces, por el momento, se interpretar contenidos irónicos o paródicos.

Etiquetas y avisos

Las etiquetas que pondrá en juego Twitter tendrán un enlace a una página curada por la compañía, o a una fuente confiablecon información adicional sobre las afirmaciones hechas en el posteo bajo observación.

Dependiendo de la propensión al daño y del tipo de información engañosa, los avisos también podrán aplicarse a un tuit antes de que sea leído. Podrán, por ejemplo, avisar que el contenido difiere de la orientación de los expertos en salud pública.

La compañía estadounidense señaló que las acciones que dispuso se clasifican en tres amplias categorías:

Información engañosa: declaraciones o afirmaciones que han sido confirmadas como falsas o engañosas por expertos en la materia, como lo son las autoridades de salud pública.

Afirmaciones polémicas: declaraciones o afirmaciones en las que la precisión, veracidad o credibilidad de la aseveración es realmente cuestionada o desconocida.

Afirmaciones no verificadas: información (que podría ser cierta o falsa) que aún no está confirmada al momento que se comparte.

El método

En base a algoritmos, dice la empresa, sus equipos mejoran los sistemas internos para monitorear de forma proactiva el contenido relacionado con el covid-19. Lo hacen, agrega, apoyándose en su “socios de confianza” para identificar el contenido propenso a producir daño.

 

Comentarios