Política, Región

intendente capitalino oficializó cambio de lealtades

Corral alambró una parte de la UCR para Cambiemos

En total, ocho frentes provinciales y más de 40 acuerdos distritales se anotaron anteanoche ante la Secretaría Electoral.


Vencido el plazo para la inscripción de alianzas para las elecciones locales, ocho frentes provinciales y más de 40 alianzas distritales se anotaron ante la Secretaría Electoral para competir en las primarias del 13 agosto que definirán las listas para las generales del 22 de octubre. La principal novedad es que la UCR, finalmente, irá por afuera del Frente Progresista en las principales ciudades, incluidas Rosario y Santa Fe.

La UCR santafesina llega a las elecciones dividida en varios espacios: por un lado, el Grupo Universidad (con base en Santa Fe) integrará las listas de Cambiemos tanto para diputados nacionales como para concejales en la capital provincial. En Rosario, habrá lista radical “pura”. Los otros grupos (MAR y NEO) se quedan en el Frente Progresista, junto al socialismo, para la elección de diputados nacionales y, en cuanto a los cargos locales, los radicales siguen en el Frente Progresista en 344 de las 362 localidades de la provincia.

Aunque habrá candidatos radicales dentro de las listas del Frente Progresista incluso donde la UCR tendrá propuesta propia (Rosario y Santa Fe), orgánicamente el partido no será parte de la alianza. El presidente de la UCR provincial, Julián Galdeano, confirmó en declaraciones a El Litoral que su partido no integrará el Frente Progresista en 18 distritos, entre ellos Rosario, Santa Fe, San Javier, Las Parejas, Las Rosas, Santo Tomé y Vera.

El PJ va unido

El Frente Progresista quedó inscripto para los comicios de concejales y autoridades comunales con los siguientes partidos: socialismo, GEN, PDP, SI, Movimiento Libres del Sur. Por primera vez, la UCR usará su sello por afuera de la coalición de la que participa, en elecciones locales, desde el año 2005.

El PJ, tal como lo resolvió su Congreso Provincial el 24 de mayo, anotó una sola alianza: el Frente Justicialista, integrado por el peronismo y sus aliados.

Los otros frentes provinciales que se inscribieron fueron el Frente Renovador Santafesino integrado por MID, Democracia Cristiana y Tercera Posición. Como nuevo frente también se inscribió UNA, nombre con el cual compitió el massismo en la provincia en 2015, pero esta vez conformado por el Partido Conservador Popular y Unión por la Libertad.

Además se anotó el Frente Izquierda y de los Trabajadores, integrado por Izquierda, Partido Obrero e Izquierda por una Opción Socialista. También, el Frente Social y Popular que aglutina a Partido Socialista Auténtico, Nueva Izquierda y Partido del Trabajo y el Pueblo.

La gran duda que aún persiste es respecto del nombre que usará Cambiemos en la provincia: el PRO, el partido FE y la UCD –aliados con UCR de José Corral– inscribieron su alianza como Cambiemos, pero el nombre ya había sido anotado antes por el partido País para la elección local y también para la de diputados nacionales. Por ese motivo, hay una impugnación del macrismo santafesino –encabezado por el PRO– para que País no pueda usar esa denominación. El tema lo deberán resolver esta semana las autoridades electorales.

Adelante radicales

Era la gran incógnita de cara al cierre de frentes políticos y el domingo a la medianoche quedó despejada: los radicales irán dentro del Frente Progresista en casi todos los distritos de la provincia, excepto ocho localidades.

La Convención Provincial de la UCR había ratificado, en marzo, su pertenencia al Frente Progresista. Pero en esa instancia, los tres grupos internos (NEO, MAR y Universidad) acordaron que podría haber excepciones y que eso se analizaría por localidad.

Es casi un hecho que la UCR compartirá su lista en de concejales en Santa Fe con el PRO y enfrentará al socialismo (y a sus aliados del Frente Progresista) recién en las generales de octubre.

En Rosario aún no hay definiciones

En lo que respecta a las alianzas para las elecciones a concejales de Rosario, aún no está definido si habrá un sector del radicalismo que hará una alianza con el PRO para conformar la versión local de Cambiemos.

Mientras la concejala María Eugenia Schmuck confirmó a El Ciudadano que continuará dentro del Frente Progresista, el edil Martín Rosúa se mostró partidario de ir con una lista propia, o sea solos como UCR, algo que definió el comité departamental del radicalismo, aunque reconociendo cómo válida la decisión de los dirigentes que quieran continuar en el Frente Progresista.

En tanto, se encuentran muy avanzadas las conversaciones para que la presidenta del Concejo, la radical Daniela León, sea la candidata de la alianza entre el GEN y el Frente Renovador. Fuentes del GEN confiaron a este diairo que en los próximos días se oficializaría la conformación de la lista de este nuevo frente que replica la alianza de Margarita Stolbizer y Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires.

Mientras que el sector que encabeza Eugenio Malaponte aún no había definido en que lugar iba a competir, aunque adelantó que “seguramente no será dentro del Frente Progresista”.

Por su parte, el concejal del PRO Carlos Cardozo señaló a El Ciudadano que “aún no hay definiciones ni conversaciones” con radicales rosarinos para conformar Cambiemos.

“Lo que se logró a nivel provincial es un paso importante, pero acá no hubo avances. La cosa puede cambiar de acá al viernes y quizás podamos conformar Cambiemos en Rosario”, expresó el edil.

Corral explicó, Lifschitz lo cruzó

“Que se rompa pero que no se doble”, retomó una ancestral frase Leandro Alem en su testamento y en referencia a la Unión Cívica Radical. En territorio santafesino, tal vez con otro sentido, parece que le hacen caso: un sector radical anunció que para las elecciones legislativas de octubre próximo, “en las listas de concejales de la capital provincial y de otras ciudades, la UCR integrará la coalición Cambiemos”. El vocero de la escisión –nada sorpresiva– fue precisamente el intendente de Santa Fe, José Corral. Este doble carril de la UCR, sobre el cual en Rosario no hay definiciones, ameritó una réplica del Frente Progresista, socio de la alianza de una década que algunos boina blanca empiezan a poner en entredicho.

“El radicalismo decidió en 2015 poner todo su esfuerzo para cambiar el rumbo del país y dejar atrás la corrupción más brutal y el estancamiento”, subrayó Corral. Sobre su espacio, sostuvo que confían “en el rumbo que están llevando adelante Cambiemos y el presidente Mauricio Macri y con el que el partido está comprometido”. El partido al que alude el intendente, claro, es una parte del radicalismo.

“En la ciudad de Santa Fe también venimos llevando adelante un proyecto de cambio que ahora tiene una enorme oportunidad por el nuevo vínculo con el gobierno nacional después de muchos años de discriminación”, destacó el jefe comunal en un comunicado. Y desde el ámbito nacional, salieron a festejar: el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, interpretó que así se está “fortaleciendo Cambiemos” y que “empieza a gestarse el cambio para 2019”. De hecho, el PRO apunta a hacer pie en Santa Fe y para eso cedió –no sin ruido interno radical– la cabeza de lista para diputados nacionales a la UCR al designar al ex rector y actual funcionario nacional Albord Cantard en ese podio.

En la conferencia de prensa que dio el gobernador Miguel Lifschitz este mismo lunes tras su regreso a la actividad, también se aludió a los cimbronazos en el centenario partido, tironeado entre lealtades anteriores y nuevas. “Ya se venía preanunciando desde hace bastante tiempo. Evidentemente, más allá de la coordinación que hemos logrado durante este año y medio con el gobierno municipal (de Santa Fe), estaba claro que había mirada distintas sobre el escenario político y sobre la realidad nacional, y que esas miradas políticas más temprano que tarde nos iban a llevar a tener posicionamientos políticos distintos”, apuntó el jefe de la Casa Gris.

“Nosotros aspirábamos a seguir conteniendo a todos los sectores dentro del Frente Progresista, pero evidentemente hay algunos que ya no se sienten cómodos aquí. Creo que es legítimo que cada uno elija el posicionamiento que considere más adecuado. Nosotros reafirmamos nuestra pertenencia al Frente, de la misma manera que lo ha hecho mayoritariamente la UCR en todo el territorio de la provincia y el resto de los partidos de la misma forma”, agregó el gobernador sin cargar de dramatismo la coyuntura. Y remató: “La decisión de salir del Frente Progresista no la provocamos nosotros, en absoluto. Hicimos el máximo esfuerzo para tratar de que pudiéramos confluir en la ciudad de Santa Fe”.

Comentarios