Coronavirus, Política

Sesionó la Legislatura

Coronavirus: Perotti sin ley de Necesidad por votación dividida en Diputados

El Frente Progresista votó su propio proyecto de Ley de Necesidad Pública y el tema vuelve al Senado. Hay diferencias por el alcance de las emergencias que pide el gobierno. El sector de Javkin toma distancia del socialismo y el PJ acusa “mezquindad política” en medio de la pandemia.


Pablo Farías fue el vocero del bloque socialista durante la sesión.

La Cámara de Diputados de la provincia, solo con los votos del Frente Progresista, dio media sanción este miércoles a un proyecto de ley de Necesidad Pública alternativo al que envió a principios de febrero el gobierno de Omar Perotti y que tenía media sanción del Senado desde el 5 de marzo. Por lo tanto, el tema volvió en revisión a la Cámara alta, que tiene previsto sesionar este jueves para insistir con el texto original.

En medio de la crisis sanitaria y económica por la pandemia del coronavirus, los diputados sesionaron a puertas cerradas y bajo medidas estrictas de seguridad. Después de discutir durante toda la jornada sobre el alcance del proyecto, pasadas las 18 comenzó la sesión y allí quedó en evidencia la falta de acuerdo político entre el oficialismo y la oposición, que tiene mayoría propia en la Cámara baja.

El martes el gobernador Perotti se había reunido con senadores y diputados de todos los bloques para ponerlos al tanto de las medidas que viene tomando la provincia para contener la pandemia y les pidió aval para el proyecto de ley de Necesidad Pública, por el cual se declaran, hasta fin de año, la emergencia social, alimentaria, sanitaria, de las contrataciones públicas, financiera y de seguridad.

Hubo negociaciones hasta el inicio mismo de la sesión, sin embargo el PJ –que solo tiene siete diputados sobre un total de 50– y el Frente Progresista no consiguieron acordar un proyecto de consenso y al momento de la votación se pusieron sobre la mesa tres dictámenes: el que tenía media sanción del Senado, promovido por el PJ; el texto alternativo propuesto por el Frente Progresista, y un tercer proyecto presentado por el diputado Rubén Giustiniani, del bloque Igualdad.

La media sanción con cambios fue dividida: se aprobó el dictamen del Frente Progresista con 21 votos favorables, hubo ocho abstenciones (el PJ, Cambiemos, los bloques religiosos y el diputado Ariel Bermúdez) y tres votos en contra, de los bloques de centro-izquierda Igualdad (Giustiniani) y Frente Ciudad Futura, que lidera Carlos del Frade.

De esta manera, la nueva media sanción fue devuelta al Senado, que tiene previsto sesionar este jueves para insistir con el proyecto original enviado por Perotti, que incluye, como punto saliente, la autorización legislativa para que la provincia pueda tomar deuda por un monto máximo de 39 mil millones de pesos para atender las distintas emergencias, que ahora son más graves que nunca como consecuencia del coronavirus.

 

Javkin se despega

Antes de la votación, el diputado Ariel Bermúdez del partido Creo (que integra el bloque del Frente Progresista) pidió abstenerse, disconforme con la postura de sus compañeros de bancada. Bermúdez responde políticamente al intendente Pablo Javkin y representó su posición en el recinto.

“Esto perjudica mucho a los municipios, sobre todo a Rosario, y creemos que ante la pandemia que estamos viviendo era necesario llegar a un acuerdo y votar la ley”, argumentó Bermúdez en el recinto.

Antes del estallido de la crisis sanitaria, Javkin ya había tomado distancia de los espacios principales del Frente Progresista (el socialismo y la UCR) y había apoyado públicamente el pedido de Perotti para que se apruebe la ley de Necesidad. Luego, cuando se declaró la pandemia, reafirmó su postura y lanzó algunas críticas al interior del propio Frente que llevaron al presidente de la Cámara baja, Miguel Lifschitz, a revisar su posición en contra de las declaraciones de emergencia.

 

Las explicaciones del socialismo

Antes del coronavirus, una de las diferencias centrales entre el PJ y el Frente Progresista respecto a la ley de Necesidad era por el monto del endeudamiento. El gobierno pedía autorización para tomar 39 mil millones de pesos; el Frente estaba dispuesto a aprobar un máximo de 22 mil millones.

Pero la pandemia y su impacto inmediato sobre la economía cambiaron las cosas y el Frente revisó esa posición. “Decidimos aceptar los montos que requiere el Poder Ejecutivo”, explicó durante la sesión el jefe del bloque Socialista, Pablo Farías. “Coincidimos en el monto”, confirmó. Finalmente se votó un endeudamiento de 31 mil millones de pesos para enfrentar los desajustes económicos y otros 6 mil millones para atender la pandemia del coronavirus.

Las diferencias persistentes –ya no por el monto de la deuda– son por el pedido del gobierno para pagar sumas en negro al personal estatal y por la asistencia financiera a municipios y comunas, que el Frente Progresista pretende que sea mayor a lo que prevé el gobierno.

“No podemos avalar que el gobierno otorgue sumas en negro a sus trabajadores como nos piden. Ese fue uno de los límites”, indicó Farías durante el debate. Según el legislador socialista, eso podría generar problemas en la Caja de Jubilaciones (por falta de aportes) y al propio Estado provincial, por las posibles demandas judiciales que se podrían abrir a futuro.

 

“Mezquindad”

El jefe del bloque del PJ, Leandro Busatto, dijo que es “inédito que la Cámara de Diputados funcione como un tabique político para que el gobierno provincial no pueda gobernar”. Y agregó: “Cuando fuimos mayoría y oposición (entre 2011 y 2015), le dimos al Frente las herramientas que necesitaba para gobernar”.

Busattó también atacó al Frente Progresista por mostrar “mezquindad en medio de una pandemia” y remató: “Algunos bloques de la Legislatura creen que sus intereses políticos están por encima de la gente. Hoy el Ejecutivo no cuenta con las herramientas que cualquier oposición racional hubiera otorgado, más aún en medio de esta pandemia de coronavirus”.

Comentarios