Coronavirus, Política

Cámara de Diputados

Coronavirus: Lifschitz convocó a una sesión especial para este martes

Se tratarán dos proyectos que tienen media sanción del Senado: la Ley de Necesidad Pública y la autorización para que la provincia tome deuda por 15 mil millones de pesos para atender la emergencia por el coronavirus, que incluye fondos especiales para municipios y comunas.


El presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Miguel Lifschitz, convocó a una sesión extraordinaria para este martes a las 15 con el objetivo de darle tratamiento a dos mensajes del Poder Ejecutivo que tienen media sanción del Senado: la Ley de Necesidad Pública y la autorización para que la provincia tome deuda por un monto máximo de 15 mil millones de pesos para destinar esos recursos a la pelea contra la pandemia del coronavirus.

Las dos iniciativas fueron votadas el último jueves por los senadores. En el caso del proyecto de Necesidad Pública, por el cual se declara hasta fin de año la emergencia social, alimentaria, sanitaria, de las contrataciones públicas, financiera y de seguridad, fue aprobado con el voto de los senadores del PJ y la abstención de sus colegas del Frente Progresista. En cambio, el proyecto de endeudamiento obtuvo media sanción unánime.

En medio de la crisis sanitaria y económica por los efectos de la pandemia, la Cámara de Diputados volverá a sesionar con el objetivo de votar las leyes que pide el gobernador Omar Perotti. La autorización para que la provincia pueda tomar deuda por 15 mil millones de pesos (que incluye una partida de 3000 millones para municipios y comunas) saldrá como ley sin mayores debates; en cambio, el proyecto de Necesidad Pública (ante llamado de emergencia) está atravesado por un fuerte un tironeo político entre oficialismo y oposición.

Será la cuarta vez que se vota ese proyecto: el Senado le dio media sanción al texto original el pasado 5 de marzo (una semana antes de que la OMS declare la pandemia del coronavirus); el miércoles 25 la Cámara de Diputados aprobó una versión alternativa presentada por los legisladores del Frente Progresista, que limita las herramientas que pide Perotti y reduce el financiamiento de 39 mil millones de pesos a 37 mil millones; un día más tarde, el Senado insistió con el proyecto original y lo devolvió a la Cámara baja.

Este martes, los diputados tienen dos posibilidades: votar el texto que recibieron del Senado y sancionar en forma definitiva la Ley de Necesidad Pública o insistir con la versión del Frente Progresista, que tiene número suficiente para hacerlo, como ocurrió el último miércoles. Si ocurre eso, el proyecto vuelve en quinta revisión al Senado, donde el bloque mayoritario del PJ requiere de una mayoría especial de dos tercios para aprobar la versión original que se votó por primera vez el 5 de marzo. Para lograr esa mayoría especial, el oficialismo requiere de al menos dos votos de los senadores radicales, algo que no es imposible porque en los últimos días demostraron una postura política muy diferente a la de sus colegas de la Cámara baja.

Antes de que Lifschitz convoque formalmente a la sesión de este martes, los presidentes de todos los bloques de la Cámara de Diputados (a excepción del Frente Progresista) le dirigieron una nota al ex gobernador para solicitarle que acelere los tiempos del debate. El PJ, que tiene solo siete diputados sobre un total de 50, logró de esa manera el apoyo de los otros sectores minoritarios (Cambiemos, Somos Vida, Frente Social y Popular e Igualdad) para meterle presión a Lifschitz. En la sesión de este martes se verá si el Frente Progresista mantiene la misma postura de la semana pasada o si aceptan aprobar la ley tal como pide Perotti.

Las dilaciones en la aprobación de las emergencias generaron en las últimas semanas un fuerte cortocircuito entre oficialismo y oposición, que se acentuó después de la media sanción con cambios, el último miércoles, solo con los votos del Frente Progresista. A partir de allí, el PJ redobló sus críticas y puso el foco en la figura de Lifschitz.

El Consejo Ejecutivo del PJ provincial emitió el pasado viernes un fuerte comunicado en el que responsabilizaron al ex gobernador por las demoras en la sanción de la ley y le pidieron que convoque de manera “urgente” a una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados para darle sanción definitiva al proyecto “como su responsabilidad debería indicarle”.

“Las especulaciones políticas ponen en riesgo la vida de todos los santafesinos y santafesinas. Es por eso que le manifestamos esa necesidad. No le estamos pidiendo herramientas para un gobierno, le estamos demandando instrumentos para todos los ciudadanos y ciudadanas de Santa Fe, a través del gobierno que la gente votó. Y usted tiene la responsabilidad prioritaria, como diputado, presidente de la cámara y ex gobernador, de acompañar”, señala el documento elaborado por la conducción del PJ provincial y dirigido a Lifschitz.

“Santa Fe es una de las provincias con más casos de coronavirus. No podemos permitir impávidos que se prioricen intereses mezquinos, de un espacio político, en detrimento del bien común”, agrega el comunicado en una imputación que alcanza a toda la bancada del Frente Progresista en la Cámara de Diputados.

También la vicegobernadora Alejandra Rodenas se dirigió en forma directa al ex gobernador Lifschitz con un mensaje que finaliza con una apelación: “Te reitero, Miguel, en esta batalla contra el coronavirus no hay grietas ni espacios para la especulación”.

Rodenas sostuvo en un video grabado y publicado en sus redes que “la pandemia del coronavirus ha generado una situación particular de emergencia en la que las instituciones sociales, políticas y económicas debemos aunar nuestros esfuerzos para encontrar una solución. La sociedad espera de sus dirigentes gestos de grandeza y de responsabilidad”.

Comentarios