Coronavirus, Economía

Pandemia económica

Coronavirus: las demandas de las entidades productivas al ministro Costamagna

La Mesa de Entidades Productivas le pidió al ministro de la Producción atender la crisis del turismo, verificar la entrega de créditos por parte del Nuevo Banco de Santa Fe, reabrir los comercios y moderar la carga impositiva, entre otros reclamos.


Habilitar las tareas administrativas, atender la crisis del sector del turismo, verificar la entrega de créditos blandos por parte del Nuevo Banco de Santa Fe, reabrir los comercios y moderar la carga impositiva fueron algunos de los reclamos planteados por la Mesa de Entidades Productivas de Santa Fe al ministro de la Producción de la provincia, Daniel Costamagna, en un encuentro virtual que mantuvieron por videoconferencia.

Con el objetivo de mitigar el impacto de la crisis desatada por el coronavirus, las entidades nucleadas en la mesa –Bolsa de Comercio, Unión Industrial, Sociedad Rural, Centro Comercial, Asociación de Empresas, Cámara de Comercio Exterior y Cámara de la Construcción– le enviaron a Costamagna una serie de propuestas para mejorar la situación de cada sector de la economía santafesina.

La Bolsa de Comercio de Santa Fe pidió que se autorice el funcionamiento de las inmobiliarias de la ciudad para realizar tareas administrativas a puertas cerradas. Con relación al sector del turismo, propusieron crear un comité de crisis. También solicitaron la reactivación de la Terminal de Contenedores, dado que se había realizado un proceso de adjudicación, que quedó en stand by por el recambio de autoridades.

La Unión Industrial propuso la creación de un mecanismo de control para verificar que el agente financiero de la provincia (el Nuevo Banco de Santa Fe) implemente en forma correcta las líneas promocionales para el sector, la aprobación de funcionamiento de industrias basadas en el cumplimiento del protocolo de seguridad y no por ramas de actividad. También pidieron que la EPE no cobre, mientras dure la cuarentena, el factor de potencia a los industriales.

La Sociedad Rural manifestó dificultades de circulación en los pueblos y ciudades del interior, como así también la preocupación que hay entre los productores por problemas de inseguridad que se registran regularmente. Manifestaron que el sector está acostumbrado a estas situaciones de fuertes crisis, ya que soportan frecuentemente los embates del clima como sequías o excesos hídricos, pero al no contar con grandes estructuras fijas, en especial de personal, tienen mayor poder de recuperación. Para finalizar plantearon que esperan que la solución al problema financiero que tiene el gobierno no provenga de un incremento de retenciones a los productores, que ya estaban en problemas antes de la pandemia, y llegado el caso solicitaron apoyo al gobierno provincial.

El Centro Comercial sugirió realizar el reclamo ante el gobierno nacional para que se excluya al Gran Santa Fe del listado de territorios que no están habilitados para la actividad, para su posible apertura a partir del lunes 11 de mayo.

La Asociación Dirigentes de Empresas solicitó que la excepcionalidad de la modalidad de cursado que dispone el Ministerio de Educación, para utilizar medios digitales, se disponga como normalidad y no sólo por el período de la actual cuarentena. En el mismo sentido se pidió que se posibilite a directivos y empleados de las instituciones educativas para concurrir a las sedes de sus establecimientos, trabajando a puertas cerradas, o que puedan realizar trámites bancarios o de otra índole necesarios para su desenvolvimiento.

Desde la Cámara de Comercio Exterior manifestaron que el sector se va normalizando de la mano de las industrias que pueden trabajar, junto con el acompañamiento de los organismos gubernamentales. También los exportadores solicitaron que la EPE no cobre la tarifa por la potencia contratada, sino por la utilizada, al menos hasta que se termine la cuarentena. Además se planteó la preocupación por el quiebre de la cadena de pagos y el incremento de cheques rechazados.

La Cámara Argentina de la Construcción planteó la delicada situación del sector, ya que no está habilitada la obra privada y no se están realizando licitaciones de obras públicas, a lo que se debe sumar el hecho que la provincia adeuda certificados de obra desde el mes de julio de 2019 a la fecha. Los constructores manifestaron la necesidad de que se habilite la obra privada y se reactive la obra pública. Destacaron que junto a la Uocra y el Ministerio de Trabajo de la provincia elaboraron el protocolo de higiene y seguridad para la industria de la construcción.

Comentarios