Coronavirus, Mundo

Exitosa primera fase

Coronavirus: la Universidad de Oxford recluta a unos 10.000 voluntarios para probar una vacuna

Los investigadores evaluaron la respuesta inmune a la vacuna en más de mil personas de diferentes edades, para determinar si existe una variación en la respuesta del sistema inmune en personas mayores o niños. Ahora buscan ampliar el estudio


Dentro de la frenética carrera por conseguir la vacuna contra el coronavirus con más de 70 centros mundiales en la disputa, la Universidad de Oxford, lanzó una convocatoria para reclutar a más de 10.000 voluntarios para probar una vacuna contra el coronavirus, luego de haber finalizado una primera fase.

“La fase I de prueba en voluntarios adultos sanos comenzó en abril. Se han completado más de 1.000 vacunas y el seguimiento está actualmente en curso. El próximo estudio inscribirá hasta 10.260 adultos y niños e involucrará a varias instituciones asociadas en todo el país”, informó la prestigiosa institución.

La universidad dijo que el trabajo de vacunación está progresando rápidamente y que para la fase II se ampliará el rango de edad de las personas en las que se evalúa la vacuna e incluirá un pequeño número de adultos de 56 a 69 años y otro grupo más reducido aún de mayores de 70 años y niños con edades de 5 a 12 años.

Los investigadores evaluarán la respuesta inmune a la vacuna en personas de diferentes edades, para determinar si existe una variación en la respuesta del sistema inmune en personas mayores o niños.

Mientras que la fase III del estudio implicará evaluar cómo funciona la vacuna en un gran número de personas mayores de 18 años.

“Este grupo evaluará qué tan bien funciona la vacuna para evitar que las personas se infecten y no se enfermen con el virus”, señalaron desde el centro de estudios.

La Universidad detalló que los participantes adultos en los grupos de Fase II y Fase III serán asignados al azar para recibir una o dos dosis de la vacuna denominada ChAdOx1 nCoV-19 o una vacuna autorizada (MenACWY) que se utilizará como control para la comparación.

“ChAdOx1 nCoV-19 está hecha de un virus (ChAdOx1), que es una versión debilitada de un virus de la gripe común (adenovirus) que causa infecciones en los chimpancés, que se ha modificado genéticamente para que sea imposible que se replique en humanos.

“Los estudios clínicos están progresando muy bien y ahora estamos iniciando estudios para evaluar qué tan bien la vacuna induce respuestas inmunes en adultos mayores y para evaluar si puede proporcionar protección en el población más amplia”, dijo Andrew Pollard, jefe del Grupo de Vacunas de Oxford.

Por su parte, Sarah Gilbert, profesora de vacunología en el Instituto Jenner, agregó que el equipo de prueba de la vacuna ha estado trabajando arduamente para evaluar la seguridad e inmunogenicidad de ChAdOx1 nCoV-19 y prepararse para evaluar la eficacia de la vacuna.

“Ya hemos tenido mucho interés de personas mayores de 55 años que no eran elegibles para participar en el estudio de fase I y ahora podremos incluir grupos de mayor edad para continuar con la evaluación de la vacuna. También incluiremos más sitios de estudio, en diferentes partes del país”, agregó.

Comentarios