Coronavirus, Política

Ola de contagios

Coronavirus: la Nación dejó en manos de las provincias la definición de las medidas restrictivas

El gobierno nacional fijó por decreto las nuevas pautas sanitarias que deberá observar cada provincia. Santa Fe entra en una nueva etapa a partir del lunes 11, fecha en que se restringirá la circulación en horarios nocturnos.


Ante la ola de nuevos contagios de coronavirus, el gobierno nacional que facultó a los gobernadores a adoptar medidas de restricción a la circulación de personas y a las actividades nocturnas en cada provincia, con el objetivo de bajar la cantidad de casos luego del fuerte incremento registrado en las últimas semanas.

Por decreto, la Nación les impuso a las provincias nuevas restricciones a la circulación, principalmente en horarios nocturnos. Santa Fe va a evaluar la situación de cada localidad antes de definir las características y los horarios de la nueva etapa del distanciamiento social. Las nuevas medidas –que se definirán durante el fin de semana– entrarán en vigencia el lunes 11.

Los indicadores que estableció la Nación para definir si es necesario o no limitar la circulación nocturna determinan que, si el número de contagios aumenta un 20% o más de una quincena a otra o si la cantidad de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días superior a 150 por cada 100 mil habitantes, las autoridades locales deberán tomar medidas restrictivas en sus territorios.

La provincia de Santa Fe no cumple el primero de esos indicadores (el número total de nuevos casos subió 2% en la última quincena), pero sí sobrepasa –y por mucho– el segundo indicador: los casos positivos acumulados en los últimos 14 días fueron 358 por cada 100 mil habitantes a nivel provincial y 357 cada 100 mil en Rosario.

La idea del gobernador Omar Perotti es restringir lo menos posible las actividades y permitir que sigan funcionando la mayor cantidad de sectores posibles, siguiendo los protocolos sanitarios. Por estas horas el gobierno provincial analiza la situación epidemiológica de cada región para definir las nuevas medidas, que según anticipó el propio Perotti el último jueves no van a ser las mismas para todas las localidades.

Este viernes el secretario de Turismo de la provincia, Alejandro Grandinetti, lo confirmó: “No va a haber una medida uniforme en toda la provincia, tendremos un panorama en el centro-norte, donde la situación está un poco más complicada, y ciudades que todavía están dentro de lo manejable, como por ejemplo Rosario. En esa lógica vamos a seguir trabajando”.

 

El decreto nacional

Por decreto, luego de una semana de negociaciones con tires y aflojes, el gobierno nacional facultó a los gobernadores a adoptar medidas de restricción para bajar los contagios de Covid. El anuncio estuvo a cargo del jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero; el ministro de Turismo, Matías Lammens; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

El decreto detalla cuáles los indicadores epidemiológicos que se deben tener en cuenta al momento de tomar medidas de restricción sobre la circulación. El jefe de Gabinete recalcó que quienes deben aplicar las medidas para mitigar la propagación del coronavirus son las autoridades provinciales y locales, quienes –según indicó– puedan “avanzar en medidas que restrinjan la circulación y las actividades nocturnas”.

“Hay zonas donde están creciendo los contagios. En Mar del Plata y Pinamar, en la provincia de Santa Fe y en Córdoba. Cada provincia puede ir adaptando sus medidas”, explicó Cafiero.

El decreto nacional define dos parámetros de riesgo que deberán tener en cuenta las autoridades provinciales:

  • Razón: cuando el cociente (resultado de dividir) entre el número de casos confirmados acumulados en los últimos 14 días y el número de casos confirmados acumulados en los 14 días previos, sea superior a 1,20 (es decir, que los casos aumenten un 20% de una quincena a la otra).
  • Incidencia: cuando el número de casos confirmados acumulados de los últimos 14 días por 100 mil habitantes, sea superior a 150.

“En función de estos indicadores, el gobierno nacional solicita a las autoridades locales que apliquen medidas para disminuir los contactos, priorizando la limitación de la circulación nocturna”, precisaron desde la Casa Rosada.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti remarcó que el país está atravesando un momento muy relevante en relación al aumento de los casos de coronavirus y destacó que acciones como la restricción de las actividades nocturnas “pueden impactar positivamente en ralentizar el aumento de casos. De esta manera, podemos captar a las personas con condiciones de riesgo para que reciban la vacuna y así minimizar el impacto en la mortalidad”.

 

La aplicación en la provincia

El gobierno de Omar Perotti confirmó este viernes, poco antes del anuncio realizado por Cafiero y Vizzotti, que la provincia va a adherir al decreto nacional. Las nuevas medidas entrarán en vigencia a partir de las 0 horas del lunes 11 de enero.

Si bien no transcendieron mayores detalles sobre la forma en que la provincia adherirá a las nuevas disposiciones nacionales, desde la Casa Gris indicaron que se adecuarán las medidas nacionales de acuerdo a la situación sanitaria de cada región. “No van a quedar englobados todos en una misma medida”, aclaró el gobernador Omar Perotti.

Perotti había señalado el último jueves, durante una recorrida de obras por el departamento Castellanos, que “el único freno a la velocidad de contagio es quitar circulación”. Y explicó que el gobierno provincial va a adecuar la implementación de las medidas observado la situación de cada región: “Se le planteó al presidente tratar de tener alguna acción conjunta, reservando para cada una de las provincias la posibilidad de adecuarse de acuerdo a su particularidad”.

“Cada uno en su provincia tiene regiones con muchos casos, que han tenido casos crecientes y algunas que no. Entonces, que no queden englobados todos en una misma medida. Nuestra idea no es restringir actividades, creo que todos en cada una de las actividades de las que sean, de los rubros que sean, han aplicado protocolos, saben cómo cuidar y demás, con lo que queremos con esto es garantizar, como lo hicimos desde el primer día, que las actividades esenciales, que todos los proveedores, que todo el esquema industrial pueda estar trabajando plenamente. Y eso lo vamos a sostener”, sostuvo Perotti.

 

Controles en la costa

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe, su par de Ambiente y Cambio Climático, representantes de fuerzas federales y la Municipalidad de Rosario acordaron profundizar los hasta ahora débiles controles sobre las actividades náuticas y la navegación en las riberas del río Paraná.

“Estuvimos reunidos con diferentes integrantes, en especial con las fuerzas federales, por el control de lo que es río Paraná y la zona del Delta, ya que hay una fuerte preocupación por la circulación de gran cantidad de jóvenes, sobre todo los fines de semana, lo que genera una importante concentración de personas en estos lugares y en el cauce del río”, expresó la titular de la cartera ambiental, Erika Gonnet.

La coordinadora de la Subsecretaría de Prevención y Control Urbano provincial, Priscila Villalobos, explicó que se discutió “la cooperación y coordinación entre la provincia el municipio y la Nación para reforzar los controles en todo lo que tiene que ver con las actividades náuticas, apuntar a los cruces a las islas, los protocolos sanitarios y de seguridad tanto en las lanchas públicas como en aquellas que salen desde las guarderías y embarcaderos privados”.

La funcionaria aclaró que la misma estrategia se acordó con los restantes municipios o comunas a la vera del Paraná en la que estén instaladas guarderías náuticas.

El foco está en asegurar el respeto de las normativas náuticas vigentes en general, y en particular las vinculadas con la emergencia sanitaria por el covid-19.

Gonnet agregó que el despliegue se extenderá al resto de los municipios a la vera del Paraná, como la capital Santa Fe, Granadero Baigorria, Arroyo Seco, General Lagos y Fighiera, entre otros.

La ministra resaltó que Rosario posee “el segundo parque náutico del país con lo que esto implica, y la seguridad que uno tiene que tener es igual que cuando se está conduciendo un auto, no se puede beber, se deben respetar los espacios para cuidar a otros y así evitar incidentes a lo largo de cada fin de semana”. En ese contexto, añadió, se incrementará el control. “Pero también apelamos a la ciudadanía para que todos podamos disfrutar del verano con seguridad, especialmente en este esquema de pandemia”,admitió la incapacidad estatal para garantizar las medidas de seguridad sanitaria.

Del encuentro de coordinación participaron el subsecretario de Prevención y Control Urbano, Alberto Mongia, el coordinador de Intervención Federal, Sebastián Faga, la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Carolina Labayru, y representantes de la Policía Santa Fe, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía Federal y Policía de Seguridad Aeroportuaria.

 

Temporada de verano

El ministro de Turismo de la Nación, Marías Lammens, aseveró que la temporada de verano sigue, pero extremando los cuidados ante el incremento de casos y las restricciones que cada distrito impondrá según su situación sanitaria para frenar el crecimiento.

“Es un momento bisagra, un punto de inflexión; de esto va a depender lo que venga para más adelante”, subrayó Lammens en la conferencia de prensa, en la que destacó: “Necesitamos que el turismo siga pero, para poder continuar con la temporada, los cuidados tienen que ser cada vez más estrictos”.

“Tenemos la voluntad de poder completar la temporada de verano hasta marzo. Justamente, estamos tomando estas medidas para no tener que suspender la temporada, que sería un golpe durísimo para la industria”, dijo el titular de la cartera de Turismo.

Comentarios