Coronavirus, Región

Segunda ola

Coronavirus: el departamento La Capital, en camino a la zona de “alerta” sanitaria

La curva de nuevos contagios viene subiendo en forma sostenida desde hace un mes. Según la ministra Martorano, las cifras de la ciudad de Santa Fe y alrededores justifican un cambio en la clasificación para que la zona sea declarada en “alerta”. El fin de semana se decidirían nuevas restricciones.


Así es por dentro el hospital de campaña del Ejército instalado frente al hospital Cullen, en la ciudad de Santa Fe,

El departamento La Capital, impulsado por el fuerte aumento de los contagios de coronavirus en la ciudad de Santa Fe, se encamina a ser declarado como zona de “alerta” sanitaria, del mismo modo que los departamentos Rosario y San Lorenzo. Las autoridades locales monitorean el avance de la pandemia y ya avisaron que durante el fin de semana podría haber novedades.

Si finalmente se declara a La Capital como zona de alerta, de acuerdo a los criterios definidos por el gobierno nacional, se suspenderán en forma temporal las clases presenciales y se restringirán aún más los horarios permitidos para la circulación y para las actividades comerciales, culturales, deportivas y recreativas.

Este martes, la ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, advirtió sobre la delicada situación que se observa en la ciudad capital: “Estamos con gran ocupación de camas, muy arriba del 80%, en un límite. Queremos evitar estar en alarma, pero en verdad ya se cumplen los parámetros. Si se ve que colocamos un hospital militar, que no colocamos en la primera ola, habla que estamos en alarma sanitaria”.

En la ciudad de Santa Fe la curva de contagios se disparó a principios de abril y desde entonces la tendencia no se puede revertir. En la segunda quincena del mes pasado hubo un promedio cercano a los 200 casos nuevos por día, solo comparable con el pico de octubre de 2020, durante la primera ola del coronavirus.

De acuerdo a la última calificación del gobierno nacional, la ciudad de Santa Fe y todo el departamento La Capital se encuentran en “alto riesgo” epidemiológico, es decir, en el paso previo a ser definida como zona de alerta. Las autoridades coinciden en que los últimos números justificarían ese cambio en la clasificación sanitaria.

El director de la Región Santa Fe de Salud, Rodolfo Roselli, confirmó este martes que están esperando que se cumpla un lapso de siete días para definir el cambio de categoría: “Se busca un período de siete días para evaluar la situación epidemiológica y sanitaria, no solamente es el registro de un día, sino por lo menos de los últimos siete”.

El gobierno quiere tener las escuelas cerradas “el menor tiempo posible”, aclaró Martorano

En declaraciones a LT10, el funcionario provincial admitió que “en la ciudad de Santa Fe estamos con números altos” y que eso se replica en el resto de las localidades del departamento La Capital.

“Es probable que, para el fin de semana, si se confirma o sigue en ascenso esta tendencia, se evaluará la posibilidad de implementar nuevas restricciones”, agregó Roselli. Si eso ocurre, en la ciudad de Santa Fe se suspenderían las clases presenciales –hay que ver por cuánto tiempo– y habría más restricciones para la actividad de los sectores comerciales y recreativos.

La ocupación de camas de terapia intensiva, en la ciudad capital, es lo que más preocupa: en el sector privado es de entre el 75 y el 80%, mientras que en los efectores públicos supera el 90%.

 

Más respiradores

El gobernador Omar Perotti confirmó que en las próximas horas llegarán a la provincia 29 nuevos respiradores para camas de terapia intensiva, enviados por el gobierno nacional. Cuatro de ellos serán destinados al hospital José María Cullen de la ciudad de Santa Fe, el principal centro de atención Covid, que se encuentra funcionando al tope de su capacidad.

El mandatario provincial dijo este martes que “no se consiguen todos los recursos humanos que se quisieran tener para seguir expandiendo” el sistema de salud, “por eso tenemos que optimizar los que ya contamos. El marco es expandir lo que podemos, aprovechar al máximo la capacidad de nuestro sistema de salud y coordinar las acciones con todas las áreas de la provincia”.

 

Evaluación con intendentes

El ministro de Gestión Pública de la provincia Marcos Corach, junto a sus pares de Salud Sonia Martorano y de Educación Adriana Cantero, evaluaron la situación sanitaria y la presencialidad escolar en las localidades de la provincia, junto a intendentes y presidentes comunales.

Corach destacó que “hay muchas coincidencias en el tema de la escolaridad, que es donde hemos puesto el ojo” y señaló que “generaremos un escrito con estos puntos de coincidencia con respecto a la presencialidad, para que pueda ser rubricado por cada uno, y acompañar al gobernador en su pedido al gobierno nacional, en su explicación de la situación”.

Perotti y Rossi recorrieron el hospital militar de campaña instalado en Santa Fe: tiene 30 camas

En este sentido, el ministro señaló que “las escuelas implican mayor circulación, pero en los grandes aglomerados hemos tomado los recaudos para generar que en el transporte público los chicos no se mezclen con quienes van a trabajar, por eso tenemos diferentes horarios de inicio de clases y de la actividad comercial. Hemos tomado estas decisiones para evitar los contagios, bajar la circulación y sostener la escolaridad”, resaltó.

Asimismo, Corach indicó que “nuestra decisión sigue siendo mantener el sistema productivo y afectarlo lo menos posible, en tanto podamos respetar los horarios de circulación y las restricciones que estamos disponiendo en el último decreto” y recordó que “el oxígeno, las camas, los recursos humanos son finitos y si no hacemos un esfuerzo entre todos va a ser más complejo salir”.

Comentarios