Coronavirus, Economía

Ante la pandemia económica

Nación flexibiliza la cuarentena y Perotti propone las excepciones para la provincia

“Hay que generar actividad sin dañar los cuidados de la Salud”, dijo el gobernador a la espera de la decisión final del presidente. Atención médica con turno previo, laboratorios, ópticas, entre los posibles rubros rehabilitados


“Desde el lunes se van a reanudar actividades en algunas provincias”, anunció este viernes el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, en una jornada donde recibió al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, quien le llevó los pedidos de apertura de cuarentena en su provincia. Casi en simultáneo, el gobernador Omar Perotti publicó en las redes sociales los posibles cambios en Santa Fe, donde enumeró una cantidad de actividades que podrían flexibilizar la cuarentena si es que el pedido de Santa Fe es aceptado por el presidente Alberto Fernández.

“Evaluamos la atención médica con turno previo, el funcionamiento de los laboratorios, las ópticas, necesidades puntuales de las empresas, seguros, servicios que tienen que verificar los siniestros”, dijo el gobernador. Y recordó que ya le planteó “al gobierno nacional que los comercios minoristas, de prendas, calzado, marroquinería, electrónica, entre otras, quieren reactivar sus actividades, sin atención al público y usando plataformas de comercio electrónico y una distribución de entrega puerta a puerta”.

Al mismo tiempo, añadió que “es importante movilizar otros sectores en la distribución de productos. Si tenemos taxis parados o con pocos viajes y no podemos utilizar los transportes escolares, busquemos una alternativa, con una tarifa que permita que el reparto puerta a puerta pueda desarrollarse, para que se genere una actividad. Soy optimista, pero tenemos que tener en la cabeza: hay que generar actividad, pero sin dañar los cuidados de salud”. Pero aclaró: “Cada actividad que comienza debe procurar el resguardo de la salud, de los trabajadores, proporcionándoles los elementos de higiene, los barbijos, controlándole la fiebre y exigiéndole que haga sus declaraciones juradas, antes de volver a ingresar al lugar de trabajo”.

Consultado sobre la posibilidad de incorporar progresivamente alguna otra actividad económica por fuera de la cuarentena, Perotti respondió: “Eso fue parte de todo lo que se ha recogido de los comités departamentales de emergencia, de las reuniones con los intendentes, con las entidades gremiales empresarias y con sectores que hicieron aportes valiosos. Tiene que haber un concepto claro en la provincia. Esto no significa flexibilizar los cuidados de la salud. Tenemos que ser muy firmes para mantener la rigidez en las medidas sanitarias y tener la capacidad de ser creativos entre todos para ver cómo generamos actividad económica sin movimiento de personas”.

Un proceso gradual

El gobierno nacional aclaró que la reactivación de las actividades económicas y productivas será gradual y comenzará en las provincias donde hay menor cantidad de casos de coronavirus. También advirtió que se dará marcha atrás si se aceleran los contagios producto de la flexibilización de la cuarentena. Luego de haber recibido distintos pedidos de los gobernadores, a favor de una cuarentena “administrada”, Cafiero aseguró que se habilitarán desde el lunes 20 algunos sectores de la producción en las provincias donde hay pocos casos confirmados de coronavirus. Es una respuesta al pedido de las cámaras empresarias que vienen reclamando casi desde el inicio de la pandemia medidas más flexibles por parte del gobierno, con el argumento del fuere impacto económico generado por el aislamiento obligatorio.

“A partir del lunes se van a ir reanudando actividades en conjunto con los protocolos que define el Ministerio de Salud. Se hará en provincias donde no hay circulación viral o no tuvieron casos de coronavirus o que tienen promedios de contagio mayores a 14 días”, explicó el jefe de Gabinete de la Nación en diálogo con la TV Pública. La apertura será en pocas localidades y estará acompañada por un mayor control de las autoridades y de las fuerzas de seguridad, para que se cumplan los protocolos sanitarios. En ese sentido, Cafiero anticipó que, ante la detección de un aumento de los casos, se dará marcha atrás con la medida.

Para llevar adelante la cuarentena administrada, el gobierno nacional diagramó un “mapa inteligente” a través del cual se observan cuáles son las zonas donde no hay circulación viral, o que no tuvieron casos, o que tienen promedios de contagio bajos. “Hay realidades distintas y las estamos atendiendo. Hay zonas que están muy abarrotadas, como el conurbano (bonaerense), que tienen una complejidad distinta a zonas más alejadas, incluso dentro de la provincia de Buenos Aires”, explicó el jefe de Gabinete.

En este sentido, Cafiero insistió en que es necesario “tener una mirada inteligente sobre sectores y actividades que se pueden ir reanudando” y dejó en claro que esta posibilidad existe gracias al aislamiento total dispuesto por el gobierno a partir del 20 de marzo. “Al comienzo, la pandemia se duplicaba cada tres días, hoy lo hace cada 14 días”, comparó.
Entre otras actividades que analiza flexibilizar el gobierno central se encuentran la zafra, la industria del tabaco y de la yerba mate, la obra pública, la construcción privada, la actividad de los profesionales independientes, el servicio de delivery y el pequeño comercio o comercio de cercanía en localidades poco pobladas y con pocos o ningún caso confirmado de coronavirus. Además, desde el lunes 20 se ampliará la actividad bancaria y se reabrirán los locales de pago no bancarios, como Rapipago.

Si bien no se anunciaron cuáles serán las zonas donde se permitirá la reactivación productiva, es un hecho que Rosario –del mismo modo que Buenos Aires, el conurbano, Resistencia, Ushuaia, el Gran Córdoba y el Gran Tucumán– quedarán fuera de ese listado ya que son las regiones donde se concentran la mayor cantidad de contagios. Todas las propuestas elevadas por los intendentes a los gobernadores y por estos a las autoridades nacionales están sujetas a la aprobación del Ministro de Salud que conduce Ginés González García, que será quien tenga la última palabra.

Lo dejó en claro el jefe de Gabinete: “Lo primero que tenemos que cuidar nosotros es la salud; al virus lo hemos vencido poco a poco con el cumplimiento de la cuarentena, con los protocolos de distanciamiento social que se mantendrán un tiempo más y que se tienen que convertir en parte de una conducta habitual de todos los argentinos”.

El pedido de Kicillof

El gobernador de Buenos Ai-res, Axel Kicillof, se reunió este viernes con el jefe de Gabinete y le presentó una propuesta de “cuarentena administrada” para su provincia. Esa idea fue madurando luego de una serie de encuentros entre el mandatario bonaerense y un grupo de intendentes del oficialismo y la oposición de los distritos del conurbano y del interior provincial y cuenta con el aval de los expertos sanitaristas que asesoran a Kicillof.

Desde el gobierno bonaerense precisaron que, en aquellos municipios donde aún no se registraron contagios, se podrían habilitar algunas actividades y precisaron que en los distritos donde los casos de coronavirus son pocos se podría abrir la cuarentena de modo parcial, pero con la salvedad que cada apertura puntual deberá tener protocolos sanitarios y de funcionamiento muy controlados.

Los voceros señalaron que la eventual habilitación de nuevas actividades se llevará a cabo “con un control permanente y bajo estrictos protocolos” y detallaron que “podrá ser revertida en función de la evolución de la situación epidemiológica”. Contrariamente, en las ciudades del Gran Buenos Aires, que concentran la mayor densidad poblacional del país, se mantendrá la cuarentena e, incluso, se endurecerán los controles para evitar contagios.

Piden créditos

La Mesa de Entidades Productivas de Santa Fe solicitó a las autoridades provinciales que aceleren “la ayuda financiera para el sector productivo” y también reclamaron “un mayor compromiso del sector financiero para la implementación de las medidas que se toman desde el gobierno nacional o provincial, en particular la rápida y ágil puesta en marcha de las nuevas líneas de créditos anunciadas”.

El pedido refiere a las dificultades que están teniendo las pequeñas y medianas empresas de la provincia para acceder a los créditos a tasas del 24%, anunciados por el gobierno nacional y por la administración de Perotti.

El comunicado firmado por representantes de la Asociación Dirigentes de Empresa, la Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de la Construcción, la Cámara de Comercio Exterior, el Centro Comercial, la Sociedad Rural y la Unión Industrial aclara que “este pedido surge ante la delicada situación que está atravesando el sector productivo y la necesidad de sostener el funcionamiento de las empresas y mantener los puestos de trabajo de las mismas”.

Comentarios