Edición Impresa, Política

Coro de retruques a Cristina por cifras de coparticipación

Binner, Bonfatti y Barletta relativizaron los dichos de la presidenta sobre aumento de fondos nacionales.

“Sólo una parte de la verdad”, fue la frase elegida desde el gobierno provincial para calificar los dichos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner del día anterior, en Sunchales,  donde había enrostrado a las autoridades santafesinas el incremento de los fondos coparticipables (de 1.700 a 10 mil millones, entre 2003 y 2010), como una suerte de respuesta frente a las sucesivas denuncias de discriminación que parten de la administración del Frente Progresista. Al contraataque del gobierno provincial, encarnado en declaraciones del propio gobernador, Hermes Binner, y de su ministro de Gobierno y candidato sucederlo en el cargo, Antonio Bonfatti, quienes hicieron hincapié en la baja porcentual de la coparticipación del 34 al 26 por ciento, se sumó ayer el intendente santafesino y candidato a gobernador de la UCR, Mario Barletta, quien reclamó autonomía para definir en qué se gastan los fondos que gira la Nación.

En declaraciones periodísticas vertidas en la mañana de ayer, Binner dijo que el incremento de los montos transferidos a Santa Fe por la Nación “tiene que ver con que la recaudación nacional en el año 2003 fue de 72 mil millones, y en el año 2010 fue de 409 mil millones de pesos”, aunque reconoció que “los números de la provincia son esos que dijo la presidenta, pero falta dar a conocer los otros números, los del ingreso a nivel nacional”. Sobre ese punto, el ministro Bonfatti afirmó que “la presidenta dice solamente una parte, porque aumentó 5,33 veces la coparticipación de la provincia y aumentó 5,67 la recaudación de la Nación. Y esto tiene que ver con el incremento de la actividad económica y fundamentalmente de la inflación”, destacó Bonfatti.

Otra de las objeciones planteadas por Binner y Bonfatti fue la baja en el porcentaje de recursos que la Nación coparticipa con las provincias: “La coparticipación de todas las provincias argentinas es por ley el 34 por ciento, y desde 2001 todas las provincias estamos recibiendo el 26, o sea ocho puntos menos de lo que nos corresponde”, dijo Bonfatti.

Otro que salió a refutar a la presidenta fue el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, quien dijo: “La diferencia (de asignación de fondos) surge de que el gobierno nacional realiza sus cuentas considerando lo que invierte en la provincia en otro tipo de obras, pero en un país federal se debería cumplir con la ley y nos deberían mandar la plata, y ser los santafesinos quienes decidamos en qué invertir esos fondos”.

El precandidato a gobernador por la UCR se quejó porque “ellos (el gobierno nacional) son los que licitan y adjudican (las obras), sin tener en cuenta las prioridades de nuestra provincia en el marco de nuestro plan estratégico”.

“Déjennos a nosotros decidir adónde tienen que ir los fondos. A nosotros, gobierno de la ciudad, a nosotros provincia de Santa Fe”, pidió Barletta, y agregó: “Desde que soy intendente de Santa Fe no hemos recibido un solo Aporte del Tesoro Nacional (ATN). Nunca nos han convocado para entregarnos un ATN. No sé si es un cheque, si es un depósito bancario, o si es un decreto presidencial”, ironizó.

Más reclamos

Por otra parte, el gobernador se refirió a los aportes comprometidos por la Nación con destino a la Caja Previsional de la provincia, fondos que no se perciben desde 2006, con un monto acumulado al año 2010 de más de 841 millones de pesos.

También recordó el reclamo para que el gobierno nacional suspenda la detracción del 15 por ciento que aplica sobre la masa de recursos coparticipables para financiar la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés).

“Es insostenible, ilegal e ilegítimo que se le siga detrayendo a la provincia de Santa Fe un 15 por ciento de la coparticipación federal, por un compromiso que venció en diciembre de 2005. Creo que realmente es una situación absolutamente injusta y nosotros tuvimos que recurrir a la Corte Suprema porque es el único espacio donde un Estado subnacional puede reclamar al Estado nacional”, se quejó.

Instalado el debate, el gobierno aprovechó para recordar que “de 2003 a 2010  el gobierno de la provincia aumentó la transferencia de fondos de origen nacional a municipios y comunas en un 869,42 por ciento”. En un parte de prensa se informó que “la coparticipación pasó de 114 millones de pesos en 2003 a 1.111 millones de pesos en 2010”. En la referencia se destaca que el gobierno justicialista de 2003 coparticipó el 10 por ciento de los recursos, mientras que la administración socialista en 2010 alcanzó “el 13,4 por ciento que marca la ley”.

Comentarios