Edición Impresa, El Hincha

Rosario Central

Cordobazo con carácter

Los jugadores bancaron en la cancha a Eduardo Coudet y pasaron a la próxima instancia.


Con carácter. Un equipo con personalidad. Un conjunto que supo cómo tenía que hacer para sacarse una pesada mochila. Un grupo comprometido con el entrenador, que sabía de antemano que si la noche no le era favorable podía llegar a cambiar de técnico. Central pasó con mucha actitud a la próxima instancia donde enfrentará a Belgrano con el objetivo de llegar por segundo año consecutivo a la final de la Copa Argentina.

Fueron cinco minutos de furia donde le alcanzó para torcer la historia y que ese capítulo del primer tiempo sea el mensaje final de una noche de película. Con un Montoya incisivo y un Fernández determinante, a Coudet le salió más que bien el hecho de incluir a Germán Herrera y no a Teo. Y ¡cómo! El Chaqueño hizo el segundo gol.

Otra de las cosas positivas es que los centrales se mostraron seguros. Marco Torsiglieri, que venía en deuda, tuvo el mejor partido desde que se puso la camiseta de Central.

Tal vez faltó más de Lo Celso y un Ruben más determinante. Pero claro que enfrente estaba Boca con su pesada historia a cuestas…

Por supuesto que también hubo lugar para el sufrimiento. Es que el Xeneize se lo llevó por encima en gran parte del segundo tiempo y allí apareció Sosa, que atajó como nunca.

Central se metió en semis, pero esa será otra historia. Anoche festejó y Coudet debe estar orgulloso porque sus jugadores lo bancaron en la cancha.

Volvían a la madrugada

Luego del encuentro que determinó el pasaje a semifinales de la Copa Argentina la delegación auriazul se trasladó al aeropuerto de la capital cordobesa para emprender el viaje de regreso. El aterrizaje en la terminal aérea de Fisherton estaba previsto en un horario cercano al de las 2 de la mañana. Hoy el plantel no tendrá descanso, ya que los futbolistas entrenarán en el predio de Arroyo  donde comenzarán a preparar el partido ante Independiente.

Fiesta en el Kempes

Miles de hinchas canallas presenciaron el pase a semifinales del equipo de Eduardo Coudet. En una jornada vibrante los simpatizantes auriazules acompañaron como siempre y festejaron como una venganza lo logrado anoche en Córdoba por Central. Desde muy temprano los canallas fueron cambiando la escenografía de la capital mediterránea. Muchos llegaron en autos particulares y miles en micro.  La previa fue con total normalidad y apenas abrieron las puertas del Kempes los primeros trapos se colgaron en la popular norte. Minutos antes del comienzo ingresó el grueso de la hinchada. Así todos juntos se propusieron vivir una buena noche y vaya si lo terminó siendo…

Comentarios