Policiales

Parricidio

Córdoba: obedeció al diablo y mató a su padre

El agresor, de 29 años, se entregó a la Policía con la ropa ensangrentada. El parricidio ocurrió el sábado en la localidad de Bialet Massé


Un joven de 29 años fue detenido este domingo luego de confesar a la Policía que mató a su padre porque se lo ordenó “el diablo”, en la localidad cordobesa de Bialet Massé, informaron a Télam fuentes judiciales y de las Fuerzas de Seguridad.

El presunto parricida acudió ayer a la madrugada a la comisaría de dicha localidad ubicada a unos 36 kilómetros de Córdoba Capital para confesar que había asesinado a su padre, identificado como Francisco López, de 63 años, en su casa de calle Campillo al 200. La víctima pertenecía a los “Círculos de Suboficiales de Gendarmería en Córdoba”, dijo un vocero.

“El diablo me dijo que matara a los López”, declaró el joven a los policías, que de inmediato fueron a la vivienda y hallaron al hombre muerto, indicaron las fuentes a Télam.

Por su parte, el fiscal de Cosquín que quedó a cargo de la causa, indicó ayer a Cadena 3 que el sospechoso se presentó cerca de las 3.30 en la comisaría local “aduciendo que había matado a su padre” y que en ese momento tenía “manchas de sangre” e iba en su vehículo y “con su perro que estaba seriamente herido”.

El instructor judicial señaló que la víctima “aparentemente murió por una multiplicidad de heridas de arma blanca”, aunque aguardaba los resultados de la autopsia para confirmar la mecánica del crimen.

Consultado sobre los dichos del sospechoso en la comisaría, el fiscal respondió: “Él manifestaba que tenía visualizaciones del diablo que estaba comunicándose con telepatía.”

“Estamos evaluándolo psiquiátricamente”, sostuvo el instructor judicial y agregó que padre e hijo vivían solos pero que durante el sábado tuvieron visitas de otros familiares y amigos.

El sospechoso quedó detenido en la comisaría local pero se analizaba su posible traslado al Hospital Colonia Santa María de Punilla para ser sometido a distintos estudios médicos.

En tanto, Gabriel Cáceres, un vecino de la víctima, dijo a Cadena 3 que en el barrio estaban “todos conmocionados y muy tristes” por lo ocurrido.

“Ayer a la mañana (por anteayer) estuve con ellos (por los López) conversando, les hice unos arreglos en la casa y estaba todo bien”, recordó el vecino, quien describió al ahora acusado como “muy introvertido y metido en su mundo”.

Según Cáceres, padre e hijo “trabajaban juntos en el Sindicato de Gendarmería”.

En ese sentido, el fiscal Bertone precisó que la víctima pertenecía a “Círculos de Suboficiales de Gendarmería en Córdoba”.

Si te gustó esta nota, compartila