Edición Impresa, El Hincha

El Hincha en Zagreb

Copa Davis: Argentina quedó contra las cuerdas

Croacia se puso 2-1 por la victoria de Cilic y Dodig sobre Del Potro y Mayer por 7-6, 7-6 y 6-3.


No pudo. Y dejó escapar un punto que puede terminar siendo vital para saber quién se quedará con la serie final de la Copa Davis. La dupla argentina integrada por Juan Martín Del Potro y Leonardo Mayer cayó ayer ante la croata conformada por Marin Cilic e Iván Dodig. Fue 7-6 (7-2), 7-6 (7-4) y 6-3, en casi tres horas de juego en un colmado Arena Zagreb.

Con el triunfo, los locales se pusieron 2 a 1 arriba. Así, redujeron al mínimo el margen de error para los albicelestes, que ahora tendrán que ganar los dos puntos de singles que se disputarán hoy si quieren quedarse con la Ensaladera de Plata por primera vez en la historia de la competencia.

Los croatas fueron superiores. Y una de las diferencias que mostraron por sobre los argentinos fue la capacidad de ser más precisos en los tramos vitales del juego. En especial, en los dos primeros tie-breaks. Sin dudas, los locales cumplieron. Cilic estuvo a la altura de la exigencia. Y Dodig mostró su credencial: 13 del mundo en la especialidad.

Además, de los cuatro protagonistas del dobles, tal vez haya sido Del Potro el que menos produjo. Y el concepto está ligado directamente al potencial del tenista de Tandil. Exigirle al mejor en una final, en un punto que puede resultar determinante en la serie, de eso se trata. Ayer, en Zagreb, se extrañó la derecha demoledora de Delpo, y también sus saques ganadores.

La jerarquía de La Torre apareció a cuentagotas. Y con eso no alcanzó para torcer la tendencia previa, que marcaba a los croatas como favoritos para quedarse con el punto en disputa durante la segunda jornada de juego.

Se escapó sin quiebres

En el primer set, cada uno pudo mantener su servicio, casi sin sufrir sobresaltos, hasta el 6-6. Apenas hubo una chance de quiebre que los albicelestes no pudieron aprovechar. Por lo tanto, la definición pasó a tie-break. Allí, los croatas se mostraron más firmes. Una volea de Dodig y una derecha de Cilic generaron dos mini quiebres sobre el saque de Mayer.

Los locales se adelantaron 3-0, y el parcial se complicó. Luego, con dos buenos servicios de Cilic, Croacia se quedó con el set inicial por 7 a 2.

Otra vez en tie-break

Para el comienzo del segundo, la dupla argentina sintió el golpe anímico de haber cedido en el final del set anterior. Primero fue Delpo el que levantó un quiebre y zafó su servicio. Pero un par de games después, le tocó a Mayer, y esta vez los croatas aprovecharon. Así se pusieron 2-1, y pasaron a dominar el parcial.

Pero Argentina recuperó el break. Fue sobre el servicio de Cilic para emparejar el set en cuatro. Y si bien tuvo su momento favorable desde lo emocional, Delpo y el Yacaré no pudieron aprovecharlo. Y el set se definió, otra vez, en tie break. En el segundo desempate, abundaron los errores, con doble falta del Yacaré incluida. Y, en un momento delicado, los croatas volvieron a fallar menos que los argentinos. Un buen saque de Dodig, y una floja devolución de Mayer, le permitió a Cilic meter una volea ganadora y cerrar el segundo capítulo por 7-4.

Con un break les alcanzó

Con los dos sets de ventaja, los croatas salieron a jugar el tercero con mucha menos presión que los argentinos. En el sexto game, con Mayer al servicio, los locales lograron un nuevo quiebre para colocarse 4-2. Desde allí y hasta el cierre, todos mantuvieron su saque. Y con el de Cilic, los locales se quedaron con un punto que puede resultar clave en la definición de la serie.

El dobles no se contagió (Por Andrés Abiad / Periodista Especializado)

El dobles en la Copa Davis es un espectáculo raro, tal vez justo en un deporte tan solitario. Se requiere talento, pero también debe ser contagio entre compañeros y eso es lo que no le sucedió a la pareja argentina en Croacia. Mayer debía acompañar a la figura de Argentina que es Del Potro, el primer violín.

Pero en la jornada de ayer las partituras de Delpo parecían mojadas y el violín desafinado. Uno le pide más al que más puede dar y ese sin dudas era Delpo. Que nunca estuvo….

Ojalá se dé una vuelta este domingo por el Arena Zagreb, aunque sea un rato para sacarse la bronca que debe tener él y devolverle la ilusión a los miles de argentinos.

Comentarios