Ciudad

Padres preocupados por testimonios

Continúa la búsqueda de Carlos Orellano mientras familiares exigen su aparición

Familiares y amigos de Carlos Daniel Orellano se concentran de 9 a 19 frente al boliche Ming River House, en el complejo La Fluvial, donde el joven de 23 años fue a bailar con amigos la noche de este domingo. Nunca regresó a su casa. Mujer policía dijo que vio a un muchacho caer al río


Familiares y amigos de Carlos Daniel Orellano se manifiestan este miércoles, desde la mañana y hasta las 19, frente al boliche Ming River House, en el complejo La Fluvial, donde el joven de 23 años fue a bailar con amigos en la noche de este domingo y, de acuerdo a lo relatado por su primo a El Ciudadano, fue allí donde estuvo al menos hasta las 4.30, hora de la última foto dentro del local posteada por sus allegados. Nunca regresó a su casa. En paralelo a la denuncia por búsqueda de paradero hecha por la familia en la seccional 20a, Prefectura rastrilla el río Paraná con buzos tácticos como correlato de la presentación de una policía que hace adicionales en la disco y dijo “haber visto a un muchacho en un sector vedado del muelle” que supuso, de acuerdo a lo que declaró en la comisaría 2ª, “cayó al agua”. Las dos circunstancias tienen como lugar común el predio del boliche y los horarios, aunque se investiga si en ambos casos se trata de la misma persona.

Dos búsquedas

La Justicia ordenó la búsqueda en el río en base a la denuncia de la agente policial, que está a cargo de buzos tácticos de prefectura, pero los amigos de Carlos organizaron una paralela, en su caso con pescadores. El padre del joven es un trabajador del río, y todos ellos conocen el curso de agua, incluso el muchacho desaparecido desde la madrugada del lunes.

Los pescadores, conocedores de cada rincón del Paraná y de cómo derivan los objetos que caen al río, realizan la búsqueda solidariamente, pero la familia solicita colaboraciones para pagarles el combustible. Para eso pusieron a disposición un número de teléfono, a nombre de Marcos: 152 151 498.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hipótesis del padre

“La teoría que yo tengo, lo que yo pienso por lo que me contó gente, no quiero hablar mucho, es que tres patovicas me lo tiraron al agua, ahí, en el muelle 3”, dijo este miércoles con la voz entrecortada Edgardo, el padre de Carlos Daniel Orellano, que estuvo frente al boliche en la convocatoria de familiares para exigir la aparición del muchacho.

Al ser consultado sobre si su hijo participó de algún altercado dentro del boliche, el padre aseguró que no en base a lo que habló con los amigos de Carlos. “Hasta las 3.30 o más, subió fotos bailando. En un momento se abrió de los amigos, se fue a dar una vuelta por el boliche, porque dicen que se acostumbra a hacer así, y en algún momento se metió en el Vip sin la pulsera”, expuso .

Edgardo refirió lo que, explicó, le contaron algunos testigos: “Lo sacaron y lo hicieron caer de cara al piso con la mano atrás, se cayó desde unos 60 centímetros del altura y pegó con la cara, aparentemente se lastimó. Se enojó, le pegaron, lo lastimaron, siguió enojado y entonces le siguieron pegando entre tres, y en vez de sacarlo para la calle lo sacaron para este embudo, porque acá no tiene escapatoria y cuando llega acá (por el muelle 3), lo acorralaron contra la baranda, y no está claro si se patinó, lo empujaron o le pegaron, y cayó al río”, especuló el hombre.

La familia de Carlos, a través de sus representantes legales, intentará que la investigación pase al fuero federal como desaparición forzada de persona. “Dicen que hasta el momento no cabe pero si está acá, lo empujan al río y el dueño (del local) me dijo que una vez que salió de ahí él ya no tiene responsabilidad porque está afuera del boliche, pero lo sacó el personal de él y después de que lo tiraron al agua abrieron una puerta lateral y se metieron al boliche. Entonces, era personal de ahí. A las 5.30 de la mañana. Espero que las cámaras funcionen, porque, qué casualidad, justamente las del boliche no funcionan”, agregó Edgardo.

La fiscal de Homicidios Culposos Valeria Piazza Iglesias investiga el caso y ya ordenó el peritaje de “cámaras públicas y privadas”. En la zona, además, hay un domo –cámaras con visión de 360 grados– de la central 911.

 

“Un pibe al que lo quieren todos”

Pablo refirió que su primo trabaja hace unos años en la fábrica de electrodomésticos Liliana: “Es un pibe muy laburante, desde chico trabajó, primero con los padres, como albañil y después atendiendo un negocio que tenían. Cuando terminó la escuela secundaria, ahí no más se puso a trabajar”

El primo de Carlos dijo también que “es un pibe que tiene muchos amigos, no se puede creer la cantidad”, y que es muy carismático.

El día después de que Carlos no volvió

El primo de Carlos contó este martes a El Ciudadano que alrededor de las 5 del lunes, una agente de Policía que hace adicionales en la disco hizo una denuncia sobre un chico que, supuso, cayó al agua en la zona porque estaba sobre la baranda que da al Paraná y dejó de verlo. Lo mismo confirmó Fiscalía. “Quien hizo la denuncia dio datos que coinciden con las descripciones de mi primo, pero no está corroborado que se trate de la misma persona. Por eso pedimos que actúen rápido, porque cada hora que pasa es crucial”, reclamó Pablo.

El padre del joven desaparecido expresó sus dudas sobre el punto. Se remitió a amigos de su hijo para replicar versiones según las cuales personal de seguridad del boliche retiró a Carlos del local. También calificó como extraña la denuncia de la agente, por la descripción que hizo de la posible víctima, que coincide con la de su hijo, y que estaba en un sitio de acceso vedado según el testimonio de la propia mujer policía.

Con la denuncia de la familia, se activó el protocolo de búsqueda de paradero. “Paralelamente –agregaron desde el MPA–, se dió aviso a la Unidad de Homicidios Culposos en la madrugada del lunes por la denuncia de una empleada policial que dijo ver a un joven, que no está identificado, de entre 20 y 25 años, que se encontraba en la baranda del extremo del muelle 3 de la Estación Fluvial y que en un momento no lo vio más, presumiendo que se pudo haber caído al río, por lo que informó al personal del 911”.

Por las dos denuncias, personal policial y de Prefectura Naval intervienen en las búsquedas de Orellano y del muchacho que, según la denuncia de la mujer policía, cayó al río. Hasta el momento se realizaron rastrillajes con resultado negativo´, que incluyen buzos tácticos.  No hay certezas de que se trate de la misma persona en los dos casos.

Familiares y amigos frente a Ming River House

Familiares y amigos de Carlos Daniel Orellano convocaron este miércoles a una concentración frente al boliche del complejo La Fluvial, entre las 9 y las 19 para exigir la aparición del joven. T

 

Joven de 23 años fue a bailar y no volvió: versiones dispares sobre lo que pasó

La familia de Carlos Orellano y su abogado apuntan a patovicas y policías

 

Comentarios