Política

Incumplimiento ley de Bosques

Contigiani apuntó al gobierno nacional por la deforestación indiscriminada

El diputado nacional presentó un proyecto para que el gobierno sea más riguroso en el cumplimiento de la ley de Bosques. Advirtió que las superficies deforestadas alcanzaron en 2018 dos veces el tamaño de Capital Federal y pidió controles más rigurosos


El diputado nacional Luis Contigiani exigió explicaciones al gobierno nacional sobre el incumplimiento en la ley de Bosques y denunció que en 2018 la deforestación ilegal alcanzó el equivalente a dos veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires. Además, el legislador pidió que se analice la relación entre ese fenómeno y las inundaciones.

A través de una solicitud formal al Ejecutivo nacional, pidió saber qué mecanismos de control se realizaron para velar por el cumplimiento de la ley de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental de los Bosques Nativos. Contigiani requirió a la Nación respuestas sobre las sanciones que se hayan aplicado para desalentar la deforestación en zonas protegidas y qué acciones tienen previstas para las provincias que incumplieron la ley.

Por otro lado, el legislador nacional alertó sobre la falta de controles y sobre la relación hay entre la deforestación y las inundaciones en el noroeste y litoral del país.

 

Dos veces la ciudad de Buenos Aires

Contigiani agregó imágenes satelitales al informe en el que se contatan que entre enero y diciembre de 2018 el total de superficie deforestada fue de 112.765  hectáreas. De esa cantidad, alrededor del 40%, que equivale a casi 41 mil hectáreas o dos veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires, se produjo en bosques protegidos por la ley 26.331, más conocida como ley de Bosques.

Según información oficial, desde 2007 hasta fines de 2017 se deforestaron 2,6 millones de hectáreas, de las cuales más de 840 mil eran protegidas. Solamente en 2018, en la provincia de Santiago del Estero, el 68% de lo que se deforestó eran bosques protegidos. Y las principales causas de la pérdida de bosques son el avance de la frontera agropecuaria, ganadería intensiva y los incendios.

Por último, Contigiani consideró que los gobiernos provinciales “no quieren o no pueden cumplir la normativa nacional”. Agregó que “resulta evidente que las multas, que al día de hoy se labran, no son suficientes para desalentar la deforestación en zonas protegidas”. Y que, “en la inmensa mayoría de los casos, no se reforestaron los bosques desmontados ilegalmente”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios