Coronavirus, Política

Pandemia política

Contagio de Estado: el presidente Alberto Fernández tuvo fiebre y dio positivo en test de antígenos

El propio jefe del Estado informó su situación en un hilo de tuits, y aclaró que se sentía "físicamente bien". Confirmó que ya estaba aislado y que se había comunicado con quienes estuvo en contacto en las últimas 48 horas. Ahora esperará el test PCR para confirmar o no el contagio


“Quería contarles que al terminar el día de hoy, luego de presentar un registro de fiebre de 37,3 y un leve dolor de cabeza, me realice un test de antígeno cuyo resultado fue positivo”, reveló el presidente Alberto Fernández en un hilo de tuits que escribió él mismo en los primeros minutos de este sábado.

El jefe del Estado explicó que ya estaba en aislamiento, que se había comunicado con las personas con las que mantuvo contacto en las últimas 48 horas. “Si bien estamos a la espera de la confirmación a través del test PCR, ya me encuentro aislado, cumpliendo el protocolo vigente y siguiendo las indicaciones de mi médico personal”, escribió el mandatario.

El positivo, como paradoja del alcance de la contagiosidad del sars-cov-2, se dio en la misma jornada en la que el presidente cumplió 62 años. “Para información de todos y todas me encuentro físicamente bien y, aunque hubiera querido terminar el día de mi cumpleaños sin esta noticia, también me encuentro bien de ánimo. Agradezco desde el alma las muchas muestras de afecto que hoy me han brindado recordando mi nacimiento”.

“Debemos estar muy atentos. Les pido a todos y todas que se preserven siguiendo las recomendaciones vigentes. Es evidente que la pandemia no pasó y debemos seguir cuidándonos”, concluyó sus mensajes Alberto Fernández.


El jefe de Estado había recibido el pasado 21 de enero la primera dosis de la vacuna Sputnik V.

Una fuente oficial recordó este sábado que la eficacia de las vacunas demostró ser elevada, al punto de que previene la infección por coronavirus en porcentajes que oscilan entre el 70 y el 90%, según la procedencia de la vacuna.

Pero la mayor protección que brindan las vacunas, y el objetivo principal de la campaña de inmunización contra la Covid-19, es evitar las complicaciones graves, la hospitalización y la mortalidad, añadió la fuente. Ante el contagio, completó, las vacunas permiten un tránsito por la enfermedad de leve a moderado.

Ahora deberá confirmarse el presunto positivo sin lugar a dudas y, si así ocurre, el Poder Ejecutivo definir la etapa de aislamiento y descanso del mandatario, y si lo reemplaza la vicepresidenta Cristina Fernández en el ejercicio de sus funciones mientras permanece convaleciente.

El caso está definido por el artículo 88 de la Constitución Nacional, que su primera parte expresa: “En caso de enfermedad, ausencia de la Capital, muerte, renuncia o destitución del presidente, el Poder Ejecutivo será ejercido por el vicepresidente de la Nación”.

Además, y antes de Alberto Fernández, varios líderes políticos de sus países se contagiaron de covid-19, y algunos atravesaron cuadros complicados, como el primer ministro británico Boris Johnson, que lo contrajo en marzo del año pasado. Le siguieron entre otros, Mijail Mishustin, primer ministro de Rusia; Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia; Andrzej Duda, presidente de Polonia; Marcelo de Sousa, presidente de Portugal; Emmanuel Macron, de Francia, y Armen Sarkissian, presidente de Armenia. En la región sufrieron contagios los presidentes Juan Hernández, de Honduras; Alejandro Giammattei, de Guatemala, y Andrés López Obrador, de México. Aunque en su país se pone en duda, también dijo haberse contagiado el mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro. Y el año pasado, mientras ocupó el gobierno de Bolivia, también informó que dio positivo la golpista Jeanine Áñez, quien ahora está en prisión.

Comentarios