País, Últimas

Conmemoran el Día de Recordación del Holocausto

Miembros y autoridades de la comunidad judía, representantes artísticos y la sociedad en general recuerdan lo ocurrido en la Segunda Guerra Mundial.

Miembros y autoridades de la comunidad judía, representantes artísticos y la comunidad en general conmemoran en el Teatro Astral el Día de Recordación del Holocausto.

En ese sentido, el presidente de la AMIA, Guillermo Borger, expresó que como hijo de sobrevivientes del Holocausto vive “un día particularmente sensible” ante el recuerdo de lo ocurrido en la Segunda Guerra Mundial. El dirigente comunitario destacó que la Argentina “está bien posicionada” en el proceso de concientización de la Shoá, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias.

Por su parte, Aldo Donzis, presidente de la DAIA sostuvo: “El Día de Recordación del Holocausto es un momento único para recordar y rendir homenaje a las víctimas del régimen nazi. Desde chicos, nuestros maestros nos enseñan que los pueblos que no aprenden de su historia están condenados a repetir los errores del pasado”.

“Ese valor debe ser multiplicado y transmitido a nuestros hijos. Esta fecha también representa una oportunidad para reflexionar sobre el daño irreparable que puede significar callar y esconderse frente al odio y la destrucción”, agregó en un comunicado difundido por la agencia Télam.
 
“Hace 65 años, con el fin de la Segunda Guerra, se pudo contemplar en toda su magnitud y crueldad el intento de destrucción del Pueblo Judío. Todo quedó a la vista: los hornos crematorios, las vías del tren, la rampa de selección y los 6 millones de judíos asesinados. El mundo había llegado tarde pero a partir de ese momento nadie pudo evitar ver y conocer la destrucción que el odio puede provocar cuando se lo deja avanzar”, continúa el texto.
 
“Iom Hashoa, Día de Recordación del Holocausto constituye además un acto de conmemoración al heroísmo (Iom HaShoa Vehaguevura). El levantamiento del Gueto de Varsovia representa un ejemplo de la lucha de un pueblo por la supervivencia, exhibiendo aún en las peores condiciones la defensa de su comunidad y el derecho a la vida misma”.

“Pero la lucha por la memoria es un imperativo categórico que nos convoca día a día. Nos sorprendemos aún hoy al encontrarnos con voces que niegan el Holocausto y se resisten a enfrentar las evidencias. Hemos aprendido trágicamente el precio del silencio y no podemos desatender esa experiencia. No nos convoca la realización de una ceremonia per se sino desde su condición de acto de memoria y enseñanza sobre lo ocurrido. Recordar para no repetir, es ese el verdadero homenaje de nuestro pueblo para honrar la vida”, concluye.

Comentarios