Asociativismo

Cooperativas agrícolas en pie de lucha

Congreso Nacional por la Tierra anunció una “Gran Marcha Federal”

El encuentro contó con la presencia de más de 1.500 productores de las 24 provincias y más de 25 organizaciones de la agricultura familiar, campesina e indígena y de la pesca artesanal


Agencia de Noticias Solidarias (Ansol)

El Congreso Nacional por la Tierra, la Producción y Nuestra Casa Común realizó el este domingo su cierre con una serie de reclamos por políticas públicas en apoyo a las cooperativas agrícolas y se anunció “una Gran Marcha Federal hacia la ciudad de Buenos Aires”, a realizarse próximamente.

Algunos de los pedidos fueron por “la puesta en vigencia con presupuesto de la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar, el cumplimiento y reglamentación de la Ley de Emergencia Territorial Indígena, y también por más “políticas de comercialización y financiamiento a cooperativas así como asistencia a la emergencia económica y productiva, profundizada por la sequía”.

El Congreso contó con la presencia de más de 1.500 productores de 24 provincias y más de 25 organizaciones de la agricultura familiar, campesina e indígena y de la pesca artesanal quienes acordaron la realización de “mil ferias populares en todo el país en el marco del Día de las Luchas Campesinas (17 de abril) y manifestaciones el Día de los Pueblos Originarios (19 de abril), como previa a confluir más adelante en una Gran Marcha Federal hacia la Ciudad de Buenos Aires”, explicaron en un comunicado.

Es preciso señalar que el Congreso Nacional por la Tierra, la Producción y Nuestra Casa Común comenzó el pasado 10 de marzo con un Gran Feriazo Federal frente al Congreso Nacional, en la Ciudad de buenos Aires donde se instalaron mas de 100 puestos con productos de 24 provincias.

Mas tarde se trasladó al Centro Recreativo Nacional (Cerena) de Ezeiza, para “debatir un nuevo modelo para el campo, basado en los conceptos de soberanía alimentaria”.

Desde la organización del encuentro señalaron que los debates del Congreso se centraron en tres ejes: “Tierra y Territorio”, “Producción, Comercialización y Agregado de Valor” y “Cuidado de Nuestra Casa Común”, incluyendo aspectos relacionados con el cuidado del ambiente, el modelo productivo con perspectiva de género, y la posesión y distribución de la tierra como medio de vida.

Como sea, en el acto de cierre, Miriam Bruno, del Frente Agrario Octubres, señaló: “Vamos a seguir exigiendo los recursos necesarios que debe tener la Ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena, que nos da el sostenimiento para seguir pensando políticas públicas para el territorio”.

Deolinda Carrizo, referenta del Mocase, Movimiento Nacional Campesino Indígena (MNCI)-Vía Campesina de Santiago del Estero destacó que es “importante construir entre las organizaciones agrarias del país y de la pesca artesanal, una plataforma de acuerdos de unidad para que se puedan incorporar en los distintos planteamientos, ya sean escala municipal, provincial y nacional, donde creemos que es importante el debate de la tenencia de la tierra, la función social de la tierra, el acceso a los alimentos, las formas y cuidado que se hace en la naturaleza”.

Por su parte, Gloria Mamaní, de Jujuy, también integrante del MNCI afirmó que es necesaria “la reglamentación de la Ley de Reparación Histórica Nº27118 de agricultura familiar campesina indígena, pero no solamente para que esté reglamentada sino que tenga recursos porque sabemos que eso nos va a llevar al día de mañana a todo lo que se está pidiendo; herramientas, tractores y todo lo que tenga que ver con la mejora de la producción agroecológica”.

En tanto, Albina Vides, de la Federación Nacional Campesina (FNC), expresó: “Nos tenemos que hacer oír y que a esas exigencias se le den soluciones”.

Asimismo, Nidia Pintos, del Frente Agrario Evita puntualizó: “Nosotros, los de abajo, los indígenas, los campesinos, la producción rural, somos quienes ponemos en la mesa todos los días el alimento para nuestro país, mientras otros están tomando la tierra y exportan la producción a otras naciones”.

“Este es el comienzo de una lucha muy importante: en este congreso se expresó la unidad y salió la realización de una Gran Marcha Federal. Queremos trabajar para que nuestros hijos y nietos no tengan que sufrir lo que estamos sufriendo”, remarcó Wilson Machuca, de la Federación Rural para la Producción y el Arraigo.

Finalmente, Isabel Palomo, de la organización 25 de Mayo aseguró: “Tiene que escribirse una historia desde los campesinos: donde no escuchan, hay que ponerse firmes hasta que las cosas salgan”.

En el mismo sentido, Daniel Marcos de La Dignidad Rural sostuvo: “Nuestros hermanos y hermanas vuelven a hacer el reclamo por la tierra como prioritario; asumimos el compromiso de construir la organización que haga posible esos objetivos”.

Comentarios

10