Edición Impresa, Policiales

Carbón Blanco

Confirman procesamiento

El abogado Salvatore, que ya está condenado a 21 años por traficar cocaína a Europa, enfrentará un juicio por lavado.


Con base en lo requerido por el fiscal general Federico Carniel, la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia confirmó ayer los procesamientos de Carlos Alberto Salvatore, Silvia Susana Valles Paradiso, Santiago Valles Ferrer, Ricardo Gassan Saba y Carla Yanina Salvatore, acusados de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Asimismo, revocó el procesamiento de Mariano Jesús Castelucci y dictó su falta de mérito. La resolución también modifica los montos de los embargos dispuestos.

De este modo, la Justicia convalidó la investigación efectuada por el titular de la Fiscalía Federal de Presidente Roque Sáenz Peña, Carlos Sansserri, y el entonces responsable de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, respecto a la organización criminal que montó Salvatore junto a sus allegados, consistente en la creación de cerca de 40 empresas, a las que constituían con capitales muy bajos y luego les invertían más dinero proveniente del tráfico de cocaína desde la localidad chaqueña de Quitilipi a Portugal y España, oculta en cargamentos de carbón vegetal. Por este hecho, Salvatore fue condenado, en septiembre de 2015 a la pena de 21 años de prisión.

En su resolución de ayer, los jueces José Luis Alberto Aguilar, María Delfina Denogens y Ana Victoria Order confirmaron la resolución oportunamente dictada por la jueza federal chaqueña Zunilda Niremperger, que había procesado al empresario de 57 años y sus familiares por montar una estructura de empresas para disimular los bienes obtenidos de su actividad delictiva para ocultar su origen ilegal. Sin embargo, los camaristas modificaron los montos de los embargos dispuestos.

De acuerdo con lo publicado en la página fiscales.gob.ar, los jueces convalidaron la investigación efectuada por el titular de la Fiscalía Federal de Presidente Roque Sáenz Peña, Carlos Sansserri, y la Procelac. En esa resolución, los magistrados confirmaron el procesamiento con prisión preventiva de Salvatore, por poner en circulación en el mercado bienes provenientes de un ilícito penal (artículo 303, incisos 1° y 2° del Código Penal) al tiempo que dejaron sin efecto la imputación por el delito de asociación ilícita y embargaron sus bienes por la suma de 400 millones de pesos.

Respecto de la esposa de Salvatore, Silvia Susana Valles Paradiso, los jueces confirmaron su procesamiento por el delito de encubrimiento agravado y le trabaron embargo por 150 millones de pesos. Igual suerte corrió su padre, Santiago Valles Ferrer, a quien también se le confirmó el procesamiento por idéntico delito que su hija y se lo embargó por 50 millones de pesos.

También, fueron confirmados los procesamientos por encubrimiento de Ricardo Gassan Saba y Carla Yanina Salvatore, a quienes se les impusieron embargos de 100 millones y 2 millones de pesos respectivamente.

Por último, los jueces del tribunal de alzada hicieron lugar al recurso interpuesto por la defensa de Mario Jesús Castelucci, revocaron el procesamiento y dictaron la falta de mérito.

Carbón blanco

En septiembre de 2015, el Tribunal Oral Federal de Resistencia dictó cinco condenas en la causa conocida como Carbón blanco, por el envío de una tonelada de cocaína a Europa en 2012.

La pena mayor, a 21 años de prisión, recayó sobre el abogado Carlos Salvatore sindicado líder de la banda. También le dictaron 19 años al empresario futbolístico Patricio Gorosito, de 64 años, 17 al comerciante Héctor Roberto, de 61, y al intermediario Héctor Pérez Parga, de 60; en tanto, Rubén Félix Esquivel, de 56 años y capataz de la planta de Carbón Vegetal de la localidad chaqueña de Quitilipi, desde donde salió la carga en la que se ocultó la droga, fue condenado a 12 años de cárcel.

El tribunal presidido por el juez Eduardo Ariel Belforte e integrado por Ramón González y Aldo Alurralde los halló coautores de los delitos de “asociación ilícita y contrabando de estupefacientes agravado por la cantidad inequívocamente destinada a comercialización y la pluralidad de partícipes, en concurso real”.

Los hechos que se juzgaron fueron tres envíos entre noviembre de 2011 y marzo de 2012 de un total de 1057 kilos de cocaína de una pureza del 80 por ciento a Portugal en contenedores de carbón vegetal empacado en Quitilipi, por lo cual la instrucción del caso estuvo a cargo de la jueza federal de Presidencia de Roque Sáenz Peña, Zunilda Nieremperger.

Antes de que empezara el debate, Salvatore dijo que iba a mandar matar a la magistrada, según surgió de una escucha telefónica realizada en una causa conexa a esta, que es el lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Comentarios