Edición Impresa, Policiales

Tribunales

Confirman penas por delitos vinculados a la barra de NOB

Redujeron levemente las sentencias contra Cachorra y Teletubi. La condena a un policía por cohecho quedó igual.


La Cámara de Apelaciones confirmó parcialmente un fallo del juez Gustavo Salvador que en 2015 condenó a seis hombres, uno policía, por delitos cometido entre

2010 y 2012. No todos los hechos están relacionados entre sí pero tienen en común la pertenencia de sus protagonistas en las disputas por la interna de la barra de Newell’s, encrudecida en esa época por la reciente muerte de su ex líder Roberto Pimpi Caminos, asesinado en marzo de 2010.

Figuran dos ataques a balazos con heridos, amenazas calificadas con niños de por medio y cohecho entre uniformados y familiares de detenidos. Tres de los acusados apelaron el fallo y esta semana, los jueces de cámara Alfredo Ivaldi Artacho, Guillermo Llaudet y Georgina Depetris confirmaron las condenas con algunas reducciones en las penas y en una calificación penal.

Cachorra

La condena a nueve años de prisión a Jonatan Cachorra Creciente, de 30 años, quedó en ocho años y ocho meses por tentativa de robo, amenazas calificadas, lesiones graves y portación de arma.

Entre las víctimas de esos hechos figura Rosa Caminos, una de las hermanas del Pimpi, que lo denunció por amenazarla a ella y a sus hijos de 9 y 13 años el 27 de abril de 2010 cuando los llevaba a la escuela. Según declaró iba en el auto con los menores cuando se le puso a la par un Peugeot 206 en Grandoli y Gutiérrez y los persiguió durante varias cuadras hasta la puerta del colegio. Entre los testigos figura una maestra y una psicóloga, según el fallo.

Otras de las víctimas fue Matías Pera que lo acusó de ser el autor de los cinco balazos que recibió el 21 de noviembre de ese año en Isola y Pasaje Santafesino, en zona sur. Dijo que antes de dispararle pronunció: “Esto te lo manda el Panadero por traidor”. La traición a la que hizo referencia fue conocida como “la entangada” (ver recuadro).

El 28 de mayo de 2012 fue baleado Sebastián C., y aseguró que uno de los tiradores había sido Cachorra, a quien la cámara le confirmó la participación en esos delitos con una pena única de ocho años y ocho meses de prisión. Teletubi

El último ataque que se le achacó a Cachorra en 2012 recayó también sobre Ariel Teletubi Acosta, de 23 años. La víctima declaró que se encontraba en Ayacucho y Centeno cuando vio pasar a los dos muchachos en moto persiguiendo a los tiros a los ocupantes de un auto, y que los plomos lo hirieron en el antebrazo y la pelvis.

Y que luego volvieron y lo atacaron de forma directa, disparándole en el otro brazo y en una pierna.

Más tarde reconoció que la bronca con él era por juntarse “con unos pibes que tuvieron problema en el boliche de calle Presidente Roca entre Córdoba y Santa Fe”. Por ese ataque el juez Salvador había condenado a cinco años de prisión a Teletubi. Los camaristas confirmaron la autoría del acusado pero le bajaron la pena a cuatro años y cuatro meses de prisión.

Rusito

En el mismo fallo, los jueces los jueces confirmaron la condena a dos años de prisión condicional e inhabilitación especial para desempeñar la función pública al policía Vlatko Rusito Stipetik, de 49 años, por cohecho pasivo, que tuvo lugar el 26 de mayo y el 1ª de junio de 2010. Así calificaron los privilegios en la Alcaidía de Policías

a los hermanos Lelio y René U., por entonces detenidos por el crimen de Pimpi Caminos (sólo resultó condenado René). Un allanamiento al penal policial determinó que gozaban de beneficios.

“LA ENTANGADA”

El ex barra de Newell’s que “entangó” al Panadero Ochoa en 2010 fue beneficiado con una pena condicional, en vez de una domiciliaria.

La semana pasada, la jueza María Isabel Más Varela decidió que Matías Pera, condenado a tres años por golpear y asaltar al Panadero en la famosa “entangada” que tuvo como propósito destronarlo de la conducción de la barra, cumpla los 3 años de cárcel en forma condicional.

Pero no podrá salir del país y deberá pasar todas las semanas por los tribunales. El hecho ocurrió el 4 de septiembre de 2010 en el Coloso durante un partido entre Newell’s e Independiente. Ex laderos de Ochoa lo atacaron a golpes para quedarse con el mando de la popular.

No lo lograron. Pero lo humillaron. La secuencia quedó registrada por las cámaras del club donde se ve que lo toman del cuello y lo atacan haciéndolo rodar por las escaleras. Luego se lo ve bajar de la tribuna vestido sólo con un slip.

Comentarios