Ciudad, Edición Impresa

Para arriba

Confirman en Rosario fuerte suba de las principales firmas alimenticias

Supermercadistas y almaceneros señalaron que Arcor, Terrabusi y La Serenísima ajustaron en junio hasta un 16% sus precios.


Representantes de los supermercadistas y almaceneros de Rosario confirmaron en las últimas horas un dato que inquieta y sigue empujando el costo de vida; las principales empresas alimentarias y productoras de artículos de consumo masivo volvieron a aumentar sus precios. En la semana trascendió a nivel nacional que el ajuste llegó hasta un 14 por ciento este mes. Sin embargo, un sector de los comerciantes locales destacó que el incremento se eleva en algunos casos hasta el 16% y que   las firmas que más “sacudieron” el mercado fueron Arcor, Terrabusi y La Serenísima.

La suba fue anunciada en el transcurso de la semana por el vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), Fernando Aguirre, quien dijo que “no hay ninguna justificación” para que las industrias proveedoras hayan aplicado un ajuste.

“En algunos sectores los incrementos llegan hasta el 14 por ciento, como en el caso de las bebidas gaseosas de las principales marcas”, sostuvo Aguirre en declaraciones a radio porteña El Mundo.

Entre las empresas que incrementaron los precios de sus alimentos y productos de higiene personal están Arcor, Procter, Peñaflor, Molinos Río de la Plata, Danone, Coca Cola, Quilmes y Pepsi.

Según sostuvo el vocero de los supermercados independientes, el grueso de los ajustes se dio el fin de semana pasado y –señaló Aguirre- ya fue comunicado a las autoridades del gobierno nacional, “pero no hubo ninguna respuesta”.

Lo locales

El diálogo con El Ciudadano, Juan Milito, del Centro de Unión Almaceneros de Rosario, precisó que el incremento más alto llegó por el lado de Arcor, que en lo que va de junio entregó golosinas con subas de hasta 16%, y 14% en galletitas. Por su parte, Terrabusi ajustó masitas y alfajores un 6%.

Al mismo tiempo, la francesa Danone –según Milito- subió los yogures de la línea La Serenísima entre un 4 y un 8%, mientras que las cervezas los hicieron en promedio en un 10%. Eso incluye prácticamente a todas las marcas; Quilmes, Brama, Stella Artois, Patagonia, Heineken, Imperial, Santa Fe y Schneider.

A la par, las gaseosas línea Pepsi ajustaron un 6%, y Coca Cola, Seven Up y Paso de los Toros los hicieron con una media del 10%.

Milito dijo que a los almacenes de barrio no les queda más opción que trasladar todo al mostrador.

“El pequeño comerciante no tiene otro remedio, porque si no te comen los costos fijos. Los alquileres, la luz e impuestos te aprietan y si achicás el margen de ganancia te fundís. Distinto es el caso de las grandes cadenas. Para ellos, en la estructura que tienen, estos servicios y el sueldo de sus empleados son un costo mucho menor. Por eso también tienen capacidad para formar precios”, explicó el dirigente.

El titular de la entidad que agrupa a los pequeños comercios locales señaló que la venta en los barrios cayó un 30 por ciento en lo que va del año. Y en el centro un 20%.

Por su parte, desde la Cámara de Supermercados de Rosario (que, entre otras, agrupa a las firmas Micropack, Cadena Dar, La Reina, Único y Arco Iris) estimaron que los aumentos con que llegaron las listas fue del 8 por ciento promedio y se dieron entre el 10 y 15 de junio.

“Estos proveedores nos ajustan siempre primero a los negocios regionales y después recién a las grandes cadenas nacionales. Somos los primeros en padecer la situación”, explico Sergio López, el secretario de Casar.

“Nosotros muchas veces tratamos de absorber y trasladar lo menos posible el ajuste. O implementar promociones para no perder unidades de venta. Pero es muy difícil. Y cuando lo trasladás a la góndola todo se siente. En este mes tuvimos una pequeña caída del 5 por ciento en la comercialización”, agregó el referente de los supermercadistas locales.

Tras eso, mencionó que “los productos más golpeados son los lácteos, que han tenido varios aumentos en el último tiempo. Lo hacen porque son empresas que están bastante cartelizadas”,

López mencionó igual que  más sacude al sector el incremento en el valor de la energía eléctrica.

“Nos está preocupando mucho ese tema. La luz está muy alta y lo peor es que no sabemos lo que va a venir cada mes. Esto también se traslada a precios”, dijo.

Porqué se dan las subas

Aguirre indicó que los aumentos habrían sido decididos por las empresas para “cubrirse de los aumentos de salarios” que deben comenzar a pagar, además del nuevo incremento en los servicios como la electricidad y el agua.

“El tema es que cuando viene una lista de precios con incrementos nadie justifica por qué se dan”, aclaró el vocero de CAS, e indicó que el comerciante independiente “está muy preocupado” porque hoy existe una “competencia feroz” dada por las grandes cadenas, los mayoristas y los supermercados asiáticos.

“Aspiramos a que el consumo se recomponga en el segundo semestre de este año porque llevamos trece meses de caída y estamos muy complicados con ventas muy bajas”, expresó Aguirre.

“Nada justifica estos aumentos del 10 o 14 por ciento de un momento para otro; el fuego se va apagando pero una pequeña brisa lo reaviva. Esto debería dejar de suceder”, dijo el vocero de los supermercadistas.

Inflación

El valor de la canasta de alimentos que releva Consumidores Libres se encareció en la primera quincena de junio 0,86 por ciento y acumuló en lo que va del año una suba de 8,56 por ciento, informó esta entidad de defensa del consumidor porteña. Según el sondeo, de los 38 productos relevados, 20 de ellos aumentaron de precio en los primeros quince días de este mes, 9 bajaron y 9 permanecieron sin cambio.

Comentarios