Edición Impresa, Mundo

Confesó el detenido por el fallido atentado

Un norteamericano pakistaní se inculpó como autor. Hablan de plan terrorista.

Un paquistaní naturalizado estadounidense, Faisal Shahzad, confesó su “involucramiento” en un atentado fallido con coche bomba en Nueva York, y enfrentará cargos por terrorismo internacional y tentativa de uso de armas de destrucción masiva, informaron autoridades estadounidenses.

“En función de la información que tenemos resulta claro que esto fue un plan terrorista que pretendía asesinar estadounidenses en uno de los sitios más concurridos de nuestro país”, indicó ayer el fiscal general Eric Holder.

Desde que Sahzad, un paquistaní naturalizado estadounidense fue atrapado anteayer en un avión a punto de partir a Dubai, “brindó importante evidencia e inteligencia” a los investigadores, agregó el director asistente del FBI, John Pistol.

El detenido fue inculpado formalmente ayer de cargos por terrorismo internacional y tentativa de uso de armas de destrucción masiva.

Asimismo, “está acusado de haber recibido entrenamiento para manejar armas en Waziristán, en Pakistán”, antes de intentar “hacer explotar” el sábado el coche bomba, señaló la fiscalía.

Para la resolución del caso, Estados Unidos y Pakistán están trabajando codo a codo. “Estamos trabajando estrechamente con el gobierno de Pakistán en todo lo relacionado con la investigación en curso sobre el atentado de Times Square”, dijo el portavoz del departamento de Estado Philip Crowley.

En Islamabad, un responsable gubernamental paquistaní indicó que su país prometió colaborar con Estados Unidos y anunció que dos sospechosos ya habían sido detenidos.

Las autoridades habían lanzado una intensa búsqueda en conjunto con el FBI para dar con el principal sospechoso del ataque.

El coche bomba incendiario y potencialmente mortífero fue desactivado el pasado sábado en el centro de Nueva York, en Times Square.

El sospechoso había comprado la camioneta Nissan Pathfinder utilizada para cargar el artefacto explosivo en las últimas tres semanas. El hombre pagó la transacción en efectivo, sin dejar rastros ni papeles firmados y habría visitado recientemente su país de origen, según los investigadores.

El vehículo fue transformado en un coche bomba y contenía dispositivos pirotécnicos, tanques de propano, gasolina, fertilizante y dos relojes. Mientras, parecían poco claras las razones por las que falló el detonador luego de que la camioneta tomara fuego parcialmente, pero según expertos el dispositivo parece haber sido bastante improvisado y obra de alguien con poca experiencia.

Un material usado era similar al utilizado por Thimothy McVeigh en el atentado de la ciudad de Oklahoma en abril de 1995 que mató a 168 personas.

El jefe de policía de Nueva York Raymond Kelly indicó sin embargo que si la bomba hubiese explotado, se habría creado una “significativa bola de fuego” capaz de matar gente. El motor estaba prendido y las luces de emergencia encendidas cuando el vehículo humeante atrajo la atención de un vendedor callejero, un veterano de la guerra de Vietnam ahora convertido en héroe.

Comentarios