País

Condenaron a productor tomatero que fumigó con agrotóxicos y provocó la muerte de un niño

Es por la muerte de Nicolás Arévalo, un niño de 4 años que murió intoxicado con residuos de endosulfán en abril de 2011. Su primita sufrió lesiones gravísimas. El productor había sido absuelto en un primer juicio en 2016. Ahora, en un nuevo debate un tribunal le impuso 3 años


Foto gentileza Facebook Todos los 25 hasta que se vaya Monsanto @todoslos25

Cuatro años después de una primera sentencia absolutoria, el productor hortícola Ricardo Prietto fue condenado este lunes a tres años de prisión condicional por el homicidio culposo de Nicolás Arévalo, un niño de 4 años que hoy tendría 13 si no hubiera muerto intoxicado con el endosulfán que Prietto utilizaba en sus cultivos de tomate. El agrotóxico también provocó lesiones graves en Celeste Estévez, de 7 años, una prima de Arévalo con la que estaba jugando en la calle que separaba el establecimiento de la vivienda del niño, en la localidad correntina de Lavalle. Allí se intoxicaron con los residuos del agroquímico, concentrados en charcos, y con los gases emanados de las fumigaciones.

Tras la autopsia se pudo certificar que el endosulfán fue el causante principal de la falla hepática y el edema pulmonar por los que murió el niño, el 4 de abril de 2011. Celeste debió permanecer tres meses en terapia intensiva en el Hospital Garrahan. El Tribunal Oral Penal de Goya, Corrientes, conformado por Jorge Carbone, Joaquín Sebastián Romero y Darío Ortiz, condenó a Prietto bajo la carátula de homicidio culposo y lesiones culposas en concurso ideal.

En 2016, los jueces Ángel Duarte; Romelio Díaz Colodrero y José Luis Acosta, absolvieron a Prietto, si bien decía lo contrario la autopsia, que confirmaba la presencia de endosulfán en sangre y órganos de Nicolás, las muestras de orina, la sintomatología clínica y el estudio del suelo de la quinta. El juicio logró reanudarse, a 4 años de la primera sentencia y a 9 años de la muerte de Nicolás, por decisión del Supremo Tribunal de Corrientes que hizo lugar a la apelación de la Fiscalía y el abogado de la familia, Julián Segovia, publicó Agencia Tierra Viva.

Entre los testigos estuvieron el hermano de Nicolás y el padre de Celeste, quienes trabajaron para Prietto y ya confirmaron ante el tribunal las inexistentes condiciones de seguridad para la aplicación de los agrotóxicos. También habrá declaraciones de los vecinos, como ocurrió en 2016, que denunciaron cómo el productor intentó esconder las pruebas.

Cabe recordar que desde 2013 el uso de endosulfán está prohibido en Argentina. Esto no quita que su uso continúa, como pruebas diversos estudios hechos sobre los alimentos.

Hermindo González, abogado de la familia Arévalo dijo: “Este es el primer fallo en la provincia de Corrientes que condena a un productor tomatero por uso de agrotóxicos”

El letrado expresó que “se ha hecho justicia, el que mata tiene que pagar; hoy hay una sentencia, la primera sentencia en Corrientes que condena a un productor tomatero por la implementación de agrotóxicos que se llevaron la vida de un niño y causaron lesiones graves de una niña. Esto genera un antecedente”.

La sentencia en suspenso, sin embargo, estuvo lejos de reparar semejante pérdida: “Es una sensación agridulce porque la verdad que yo había pedido la pena máxima del delito –cinco años– porque la Justicia de alguna manera reconoce un hecho grave, pero a la (el condenado) se va libertad, nunca va a estar ni mediodía detenido”.

“Sabemos que hay otros casos y son los sectores más vulnerables los que sufren las consecuencias que provocan los agrotóxicos”, dijo el abogado.

El letrado resaltó la importancia de los 9 años de lucha por parte de la familia del niño y aseguró que la sentencia significa un importante precedente. “Esta lucha no fue en vano. Esta lucha tiene una sentencia condenatoria a un productor de la zona de Lavalle por la implementación de químicos que matan y dañan la salud de nuestra población”, contó.

Por su parte Josefina Arévalo, tía de Nicolás y Celeste, manifestó que no están “felices” pero advirtió que “la verdad salió a la luz”. Y agregó: “El culpable de la muerte de Nicolás hoy tiene una sentencia. Salió la verdad a la luz por primera vez pero mi angelito hoy puede descansar en paz porque la tía cumplió con su palabra”.

Comentarios