Policiales

Saga del sur

Condenaron a Alexis Caminos y su primo Juanchi Almada por el crimen de Mariela Miranda

El heredero del clan de barrio Municipal fue penado a 20 años de prisión por el asesinato de la mujer –madre de sus rivales en barrio Tablada, los hermanos Funes– y por liderar una asociación ilícita. Este homicidio cometido en 2016 marcó a plomo y sangre el incremento de la violencia en zona sur


Alexis Caminos, líder de la banda que hegemoniza barrio Municipal desde hace dos décadas, y su primo Juan Manuel “Juanchi” Almada fueron condenados en un juicio abreviado por el homicidio de Mariela Miranda, cometido en marzo de 2016, y por conformar una asociación ilícita dedicada a ataques a balazos, amenazas, robos y usurpaciones en la zona sur. El crimen de Mariela, madre de los hermanos Funes que estaban enfrentados con el clan Caminos y su asociado Rubén “Tubi” Segovia, desató una saga de venganzas y recrudeció la violencia en zona sur que por casi tres años dejó como saldo medio centenar de víctimas fatales.

El proceso donde se abreviaron los procedimientos fue homologado este viernes por el tribunal –integrado por la jueza Silvia Castelli y sus pares José Luis Suárez y Nicolás Vico Gimena– que le dictó a Alexis, de 25 años e hijo del asesinado ex jefe de la barra brava de Newell’s Roberto “Pimpi” Caminos, una pena de 20 años de prisión por ser considerado líder de la asociación ilícita y 15 años para Juanchi, de 26. Ambos ya había sido sentenciados por otros asesinatos por lo que las penas se unificaron en 30 años para Alexis Caminos y 25 para Almada.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicaron que la investigación a cargo de las fiscales Marisol Fabbro y Viviana O’Connell reconstruyó que el asesinato de Mariela Miranda se cometió en el marco de un enfrentamiento previo entre las bandas de Alexis con dominio en barrio Municipal y los hermanos Alan y Lautaro “Lamparita” Funes, ex habitantes del Municipal y desde algunos años ya mudados al lindero Tablada.

Según la pesquisa, el 11 de marzo de 2016 alrededor de las 14 Alexis conducía la moto con su primo armado como acompañante, quien disparó en la ochava de avenida Uriburu y Ayacucho, donde estaba Mariela junto con sus hijos Alan, Ulises y Jonatan. La mujer recibió un impacto fatal por la espalda. Los tres hermanos fueron testigos directos del crimen de la madre y señalaron ante los pesquisas que el conductor de la moto era Alexis –detenido meses después, en octubre de ese año– y que el tirador había sido Juanchi –apresado en junio de 2016–.

Saga de venganza

Si bien los enfrentamientos entre las facciones venían desde hacía un tiempo para imponer el liderazgo del territorio, ya que los Caminos habían expulsado del barrio a los Funes, el asesinato de Mariela Miranda sumergió a ese sector de la zona sur en una espiral de venganza con bajas de un lado y de otro que también se cobró la vida de vecinos que quedaron en medio.

Para 2017, los hermanos Funes de Tablada y con laderos en el barrio República de la Sexta, como el también célebre Carlos Jesús “Pelo Duro” Fernández, formaron alianzas con René “Brujo” Ungaro, capo del Fonavi de Parque del Mercado y archienemigo de Alexis, ya que fue condenado como el autor del asesinato de Pimpi Caminos cometido en 2010. En tanto, el clan del Municipal se alió con Tubi Segovia, también de Tablada y con predicamento en el Fonavi de Lola e Hipócrates. Todos sectores de zona sur.

El 1º de mayo de 2016, un brutal ataque a balazos se cobró la vida de Eugenio “Popy” Solaro, de 26 años, y dejó herido a un chico de 18 años y un nene de 11 en Ayacucho al 4200. Por este hecho está acusado Alan Funes.

El primer día de 2018 el enfrentamiento entre ambos grupos recrudeció: Jorge “Gordo” Funes, el esposo de Miranda, fue baleado en su casa de la localidad de Alvear. Esa misma noche fueron asesinados, mientras celebraban Año Nuevo, el futbolista Luis Hernán Tourn (26) y su pareja Sofía Barreto (26), según los investigadores como vuelto por el tiroteo al Gordo Funes.

Sin embargo, las cuatro personas que dispararon desde un Chevrolet Corsa buscaban a un cuñado de Tourn, que había salido recientemente de la cárcel y estaba ligado con los Caminos.

Por el tiroteo contra el Gordo Funes y el doble crimen de Año Nuevo fue condenado Enrique Adrián “Cable” Solís, un tiratiros ligado con Tubi Segovia, ex jefe de la barra de Newell´s y quien estaba preso acusado por homicidios ejecutados por el clan Caminos.

Tubi, igual que el clan Camino aliado de la banda de Los Monos, terminó asesinado a traición el 24 de abril de 2018 en la cárcel de Coronda. Por su crimen fue condenado a 20 años de prisión Juanchi Almada, hasta ese día integrante de un grupo aliado. Este joven está considerado como la segunda línea debajo de Alexis y en este abreviado también reconoció su responsabilidad en dos tentativas de homicidio cometidas el 20 de mayo de 2016 a las 13.30: Juanchi iba como acompañante en una moto cuando disparó contra Ulises Funes y un amigo en la cuadra de Juan Manuel de Rosas al 4300. Ulises recibió un disparo en el muslo y Franco L. un impacto en el abdomen.

Siete meses después, el 7 de enero de 2017, Ulises Funes fue asesinado en Garay al 1400, hecho por el que luego también fue imputado Cable.

“A mi hermano no me lo devuelve nadie, pero ellos van a tener que hacer fila para velar la de muertos que voy a dejar”, escribió entonces Lamparita Funes, el mayor de los hermanos, desde la cárcel en la que estaba detenido como líder una asociación ilícita.

Alan Funes, que a principios de 2018 estaba prófugo de la Justicia, también prometió venganza por Facebook: “Juro por mi hija que los mato a todos. Uno por uno los voy a matar a estos giles hijos de puta sin sangre”.

En diciembre de 2017, Alan ya había baleado y dejado cuadripléjico al hijo de Marcela “Tuerta” Díaz, hermana de Tubi, y el 14 de enero del año siguiente asesinó a la mujer mientras ella iba de acompañante en un moto conducida por su pareja, quien resultó herido pero salvó la vida al simular estar muerto, según la investigación judicial.

Por este homicidio, el ataque al hijo de Díaz e integrar una asociación ilícita junto con René Ungaro, Alan fue condenado a 35 años de prisión.

El 5 de febrero de 2018 fue acribillado Jonatan “Bam Bam” Funes (28), cuando salía de visitar en la cárcel de Piñero a sus hermanos Lautaro y Alan. Un auto interceptó el suyo a pocos kilómetros del penal y, tras lograr que se detuviera, un hombre bajó y lo fusiló delante de la joven que lo acompañaba.

Por el crimen fueron condenados en abril pasado a prisión perpetua Cable Solís y Emiliano “Jija” Avejera, ex jefe de la barra brava de Newell’s que llegó a ese lugar impulsado por Tubi Segovia.

Amenazas y usurpaciones

El acuerdo entre la Fiscalía y las defensas –representadas por las abogadas Romina Bedetti y María del Carmen Varela por Alexis y el defensor público Francisco Broglia por Juanchi– también incluye la conformación de una asociación ilícita dedicada a robos, amenazas, abuso de armas y usurpaciones en los barrios Tablada y Municipal.

Los primos fueron penados por tres hechos cometidos entre febrero de 2015 y junio de 2016, cuando tres familiares fueron obligadas dejar sus viviendas, dos de ellas ubicadas en Lamadrid al 100 bis y otra en Abanderado Grandoli al 4800. El accionar de la banda era primero amenazar, después disparar contra los frentes y golpear a los moradores para luego irrumpir en las propiedades, desvalijarlas y usarlas como aguantaderos, según la acusación de la Fiscalía.

El proceso abreviado fue homologado este viernes por la tarde e incluyó un gran despliegue de seguridad con cortes de calles en la manzana del Centro de Justicia Penal, de Virasoro, Mitre, Rueda y Sarmiento, ya de por sí blindado por el juicio contra Los Monos por las balaceras de 2018 contra blancos judiciales.

Comentarios