Policiales

Marihuana en Entre Ríos y Corrientes

Condenan por narcotráfico a un funcionario de Cambiemos

El ex director de Arquitectura de la municipalidad de Paraná fue penado este jueves a 4 años de prisión por comercialización de estupefacientes. El funcionario respondía al intendente Sergio Varisco, quien irá a juicio por otro expediente que lo investiga como financiador de bandas narcos


La Justicia federal de Paraná condenó este jueves a 10 integrantes de una banda narco que operaba en la capital entrerriana y en Nogoyá, en el sur de la provincia, y tenía también conexiones en Corrientes. La red fue desbaratada en marzo de 2017, cuando incautaron 253 kilos de marihuana, y el juicio comenzó en febrero pasado. Entre los sentenciados se encuentra el ex director de Arquitectura Social de Paraná, Carlos Bernini: éste respondía políticamente al intendente de esa ciudad, Sergio Varisco, quien irá a juicio oral por otra causa, en la que aparece como presunto financista de organizacioens dedicadas al tráfico de drogas.

El tribunal federal integrado por las magistradas Noemí Berros y Lilia Carnero, y el juez Roberto López Arango aceptó en su veredicto de este jueves la acusación del fiscal federal José Ignacio Candioti Puyol y su colaborador Leandro Ardoy y rechazó los planteos de nulidad de las defensas. Además, los integrantes del tribunal hicieron lugar al decomiso de vehículos y dinero encontrados en poder de la desbaratada organización.

En el fallo fueron condenados como autores de comercialización de estupefacientes Sergio Molina, un vendedor ambulante de Corrientes, a 7  años y medio de prisión; y a 7 años el sindicalista de Obras Sanitarias Horacio Viggiano. El empleado de la Municipalidad de Paraná Héctor Viggiano resultó sentenciado a 6 años y medio, y el policía retirado (revistó en la fuerza entrerriana) Juan de la Cruz Moreno a 7 años de prisión. Los cuatro recibieron como agravante la ejecución organizada de delitos por tres o más personas. En tanto, el comerciante Hugo Ceola recibió una condena a 6 años, y el ex funcionario Bernini de 4 años, al igual que el peluquero y cosmetólogo Gastón Godoy.  El horticultor Diego Orcellet fue condenado a 4 años y medio, ya que se le sumó a la comercialización el cargo de tenencia de arma de fuego sin autorización. Como partícipes secundarias recibieron la pena de 3 años de prisión condicional Solange Romero y Abigail Romero. Y fueron absueltos Sergio Pross, otro funcionario del área de Arquitectura de la Municipalidad de Paraná, y Cristian Ceola.

La causa

La investigación comenzó en marzo de 2017 en la ciudad entrerriana de Nogoyá por parte de personal de la Delegación de Toxicología, ante la sospecha de que un vecino local, Diego Orcellet, se dedicaba a la comercialización de estupefacientes al menudeo. Ante esa situación, se dispusieron tareas de vigilancia y la intervención de líneas telefónicas, lo que les permitió determinar que el investigado, junto a su pareja, Solange Romero, se dedicaban a la venta de drogas. Siguiendo el curso de la investigación, se comprobó que Orcellet se abastecía a través de una persona radicada en Paraná, identificada como Hugo Ceola, ligado a su vez con la barra brava del club de Primera División Patronato, y con asiduos contactos con uno de sus líderes, preso por homicidio. Además se detectó que Ceola parecía tener su propia organización dedicada a la comercialización de drogas, integrada por Carlos Bernini, titular del Área Arquitectura de la Municipalidad de Paraná, y Sergio Pross, empleado municipal.

Al avanzar en la cadena de proveedores, se constató que Ceola adquiría los estupefacientes a través de Esteban y Héctor Viggiano. A su vez, ambos hermanos eran abastecidos por un hombre domiciliado en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, de nombre Sergio Molina, quien además contaba con la colaboración del ex policía Juan de la Cruz Moreno para el transporte de droga.

El operativo y las detenciones

A raíz de nuevas escuchas, se supo que el 7 de marzo de 2017 los hermanos Viggiano escoltarían un camión conducido por De la Cruz Moreno y cargado con marihuana comprada a Molina, por lo que se allanaron los domicilios de todos los investigados, junto con un procedimiento en el cruce de las rutas 1 y 27. Moreno logró eludir el control y se dio a la fuga a gran velocidad por más de quince kilómetros, hasta que fue detenido: se le incautó una credencial de la Policía de Entre Ríos, más de 19 mil pesos en efectivo y un teléfono celular, mientras que en el interior del camión se hallaron 263 envoltorios de cinta de embalar tipo ladrillo, con marihuana en su interior, con un peso total de 253 kilos. Horacio y Héctor Viggiano fueron detenidos en una estación de servicio de la localidad de San José de Feliciano, y se les encontró abundante dinero en efectivo en pesos y en dólares y varios teléfonos celulares.

Al allanar el domicilio de Molina, en Corrientes, se secuestró una suma superior a los 100 mil pesos y, si bien éste no se hallaba presente en el momento, fue detenido a los quince días. En la vivienda de Orcellet y Solange Romero, en tanto, se incautaron una balanza de precisión y un arma de fuego tipo revólver, calibre 32. En el domicilio de Abigail Romero se encontró un número celular que respondía al mismo abonado al que se le habían realizado escuchas.

En la vivienda de Hugo Ceola se hallaron seis teléfonos celulares y más de 115 mil pesos en efectivo, junto con una balanza electrónica de precisión.

El fiscal federal manifestó estar conforme con la resolución y remarcó que la investigación avanzó desde un grupo que comercializaba estupefacientes, luego determinó los distintos grados de proveedores y distribuidores, para finalmente desbaratar toda una cadena de comercialización que abarcaba no sólo Paraná –con la presunta implicación de su propio intendente, Sergio Varisco, de la alianza Cambiemos– sino que tenía conexiones en la provincia de Corrientes.

 

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios