Policiales

Coronda

Condenan a un custodio de la familia Camino

Tiene 27 años y quedó detenido a fines de abril, armado y dentro de un auto en inmediaciones de la cárcel. Para la Fiscalía le brindaba seguridad a los allegados de Alexis, uno de los hijos del Pimpi. EL muchacho firmó en un juicio abreviado una pena a siete años de prisión.


El joven condenado custodiaba una visita a la cárcel de Coronda.

Un muchacho de 27 años fue condenado por portación de arma de fuego a siete años de prisión efectiva en un juicio abreviado que homologó el juez santafesino Héctor Candioti tras computarle una causa anterior. La pena recayó sobre Fernando Emanuel Acosta, detenido el pasado 29 de abril cuando conducía un auto cerca de la cárcel de Coronda. Para los investigadores, el joven “custodiaba” a familiares de Alexis Camino que habían ido a visitar al hijo del Pimpi alojado en esa unidad penitenciaria.

La causa la investigó el fiscal Marcel Nessier quien alcanzó un acuerdo con el muchacho declarado reincidente por una condena anterior. El delito que le valió siete años tras las rejas fue el de “portación ilegítima de arma de fuego de guerra”,  agravada por registrar una condena anterior por un delito doloso cometido con arma de fuego. El monto de la pena impuesta a Acosta resultó de la unificación con una condena anterior a seis años dictada en junio de 2016 en Rosario.

La detención tuvo lugar el domingo 29 de abril en inmediaciones de la cárcel de Coronda. “El condenado estaba manejando un automóvil acompañado por otro hombre. Al llegar un móvil policial que estaba realizando tareas de prevención, se dio a la fuga a pesar de que el personal policial le hizo señas de luces y tocó la sirena para que detuviera la marcha”, relató el fiscal Nessier.

“La policía comenzó a perseguir a Acosta hasta llegar a una calle sin salida. Allí comenzó a retroceder en el vehículo, bajó la ventanilla y descartó el arma de fuego que tenía en su poder”, indicó el funcionario del MPA.

Acosta registraba antecedentes penales condenatorios por delitos cometidos con armas de fuego en el sur provincial, según informó la Fiscalía de Santa Fe. “El 27 de junio de 2016 se le impuso una pena a seis años de prisión por la coautoría del delito de tentativa de robo, y por la autoría de los delitos de tentativa de robo calificado (por el uso de arma de fuego) y portación ilegítima de arma de fuego”, detalló Nessier.

El fiscal advirtió que en octubre del año pasado, Acosta recuperó su libertad debido a que la condena que se le impuso en primera instancia, fue revisada por la Cámara de Apelaciones de Rosario. En relación a la nueva condena, el fiscal concluyó que “por el hecho cometido en abril de este año se lo condenó a cuatro años de prisión de efectivo cumplimiento”.

Todos con custodios

Hace dos años que los enfrentamientos entre los clanes del sur rosarino recrudecieron dejando al menos unos cincuenta muertos y decenas de heridos. A principios de febrero pasado, Jonatan Funes fue asesinado a tiros cuando salía de visitar del penal de Piñero a sus hermanos Alan y Lautaro, conocido como Lamparita. En base a estos datos no es extraño que los jefes de cada una de las facciones tomen sus recaudos y gasten recursos en protección extra, lo que también lleva al riesgo de que los custodios queden detenidos por tenencia de armas. Ese fue el caso de tres muchachos que fueron apresados el domingo 11 de febrero pasado cuando acompañaban en un Peugeot 405 a los familiares de Alexis Caminos. Los policías los encontraron en inmediaciones de la cárcel de Coronda y secuestraron una pistola calibre 9 milímetros. En un caso idéntico cayó Acosta el último domingo de abril al volante de un Peugeot 307 color champagne donde también viajaba Miguel Ángel P., de 22 años. Le secuestraron una pistola calibre 3.80 y varias municiones.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios